Postales Suecas

Primera impresión: Qué hermosa gente!

A mi alrededor vi en todos muy finas facciones y en la inmensa mayoría, unas delicadas narices respingadas!

Los mozos y los que trabajan en los negocios son en su mayoría chicos jóvenes y todo el mundo habla perfecto inglés.

Nos llamó la atención la amabilidad en todos lados, muchas veces se nos acercaban si nos veían con mapas o leyendo una guía, a ver si necesitábamos ir a algún lugar.

Segunda impesión: Qué caro es TODOOOOO!

Cualquier cosa es cara en Estocolmo, muy caro, más-caro-que-Londres caro, y ya es mucho decir!

En qué gasta uno cuando viaja? Comida, traslados y alojamiento. En nuestro caso por lo menos, porque muy raramente hacemos shopping y en Estocolmo están las mismas marcas que en todos lados.

Para ejemplo de precios: En un 7 Eleven, una medialuna (riquísima, eh, por ser medialuna de cadena de kiosco) sale un equivalente a £1.50, el doble de lo que sale una medialuna acá en un supermercado. No sé cuánto saldrán en una panadería, que hay varias y muy mononas.

A un precio más barato que en un restaurant (y con esto no quiero decir que de por sí sea económico) el 7 Eleven es una muy buena alternativa y la calidad es muy buena. Conseguís todo tipo de bebidas y golosinas y muchos muffins, tortas, tartas, ensaladas, etc.

Yo me comí un calzone gigante en un ataque de hambre!

También por todos lados, sobre todo en las estaciones de subte, encontrás estos negocios donde comprar lo mismo que en el 7 Eleven pero creo que la calidad de la comida no es tan buena pero no significa que sea mala.

Una factura y un café a £2.50! Y lo ponen como oferta!

Lo más gracioso fue ver en un supermercado unas tostadas suecas que compra Ale acá. En Estocolmo estaban alrededor de £3 y acá le cuestan £1.25!!!!

Yo creo que deben ser los altos impuestos que se cobran allí!

Una tarjeta para viajar por tres días por toda la ciudad en todo medio de transporte público cuesta £20.

La tarjeta para viajar.

Son caros hasta los hostels!

Cartel promocionando precios de cuartos. 10 kronor = £1 ó €1.09

Era verano pero no se notó. Y no sé si más adelante hará un poco más de calor. Pero sí hace frío y es costumbre en los restaurants que aunque la gente coma afuera, pueden hacerlo abrigaditos.

Los restaurants te proveen de mantas suaves y calentitas.

Si vas a comer a un restaurant, te traen sin que lo pidas, agua (supongo que de la canilla) en una monona jarra.

Me pareció sensato y honesto.

Oh, creo que por un tiempo largo no comeré ni camarones ni salmón!

Si sos impresionable, cuidado si pedís camarones porque te los traen enteros! Preguntá primero.

Acá pelando y comiendo los camarones que no quiso Ale.

Pueden creerlo? No hay un SOLO Starbucks en Estocolmo. Hay muchos Wayne’s Coffee y entré y además de pedirme un té (después me enteré que sirven Lavazza descafeinado!) pregunté si ellos eran la versión sueca de Starbucks. “No! Nosotros somos mejores! Hay un solo Starbucks en Estocolmo y está en el aeropuerto,” me dijeron.

La onda y el diseño muy parecido a Starbucks. Pero las tortas y muffins se notaban eran de mejor calidad.

Los baños públicos son unisex. Se tiene que pagar para acceder, aceptan euros o kronor.

No se desodorizan solos como los baños públicos de Londres. Una, como mujer, debe aguantar.

Y si estás muy apurado y no tenés plata, pasá por acá:

Si sos hombre y te animás!

Y unas perlitas:

Por muchos lados encontrás estas lindas cabinas telefónicas con puertitas. O ventanitas.

Esta casa de souvenirs tiene colgado un caballito rojo, símbolo de Estocolmo, el caballo de Dalecarlia.

Uno de los tantos barcos que son hostels sobre el mar.

Lockers en la estación de trenes! Y sacás el PIN por esa pantalla!

Si no tenés monedas, podés comprar una coca por SMS.

Tomé vino! Pero era un vino sin alcohol. Un Chardonnay con gusto a Cepita de manzana! Salud!

Asadito sueco.

Que vivan los novios!

Variedades de kaka.