Estocolmo Día 2


Cuánta lluvia! Qué fríooooooo!!!

Qué día tan distinto al de ayer! Pero no nos achicamos y luego de desayunar, partimos para nuestro paseo.

Justamente por el estado del clima, decidimos, en lo posible, pasear bajo techo.

Pity nos había recomendado visitar un galeón, el Vasa y cuando llegamos, además de la lluvia incontrolable, había una cola interminable de niños y padres. Así que decidimos no estar más tiempo bajo el agua y como con la tarjeta de viaje que compramos se podía tomar el ferry sin costo adicional, decidimos abordarlo.

Antes habíamos pasado por el bello Nordiska Museet.

El ferry.

Vista desde el ferry.

Llegamos a la estación Slussen y miramos alrededor: La verdad, le pusimos garra y voluntad, a esa altura ya el viento, el frío y la lluvia se había hecho insoportable!

Vimos un ascensor público del cual sabíamos que te llevaba a un restaurant muy monono pero ya no funcionaba.

El ascensor.

Nos metimos adentro de la estación donde había algunos negocios que ya estaban empezando a cerrar (los domingos, muchos negocios abren tipo 10 de la mañana cierran muy temprano, tipo 4 de la tarde pero eran como la 1 de la tarde!)

Qué hicimos entonces? Visitar algunas estaciones de subte! Hay muchas estaciones de subte que están súper decoradas y muchas tienen esculturas y son súper originales.

Si vas a la T-Centralen hay una oficina de información muy buena donde te dan una guía de las estaciones a visitar. La guía se edita en sueco o en inglés y cuando pedí una, sólo había en sueco… Pero como esta misma guía está también en internet y ya la habíamos leído, nos dio lo mismo, la pedimos igual y en base a ella hicimos el recorrido.

Les muestro las que visitamos.

T- Centralen:

Que nos pareció wow y todavía no habíamos visto las demás!

La estación Kungsträdgarden:

Vikingo por un lado…

…Romano por el otro…

La parte de arriba. Ahí se puede ver el ascensor.

Y acá se lo puede ver cómo baja y a Ale utilizándolo.


0:26

Seguimos con la estación Solna Centrum:

Bien roja!

Estación Skanstull:

Sencillita comparada con las demás!

Para esta altura no teníamos mucho hambre: Ale no tanto porque había comido algunas castañas de cajú y unas golosinas y yo había comido unas papas fritas pero teníamos curiosidad de visitar un lugar que nos parecía muy gourmet pero que en realidad estaba bien para los locales porque tenía productos de todo el mundo pero para nosotros no tenía novedad ni atractivo así que seguimos caminando por ese barrio, por la zona de Södermalm.

Vidriera del negocio.

El barrio.

Hicimos un poquito más de paseo, seguía lloviendo pero queríamos tener esa vista típica que se tiene de Estocolmo y partimos para un punto panorámico.

En el camino vimos algunas cosas interesantes. Por ejemplo, en la foto de abajo, se ve a lo lejos lo que fue el primer cartel de neón de Suecia:

Tiene forma de pasta dental y de cepillo de diente. El producto no existe más. Varias galerías de arte.

Una iglesia del siglo XVII: Maria Magdalena Kyrka.

Cuando llegamos al punto panorámico, no estaba ni el loro. Solamente nosotros y el destino dispuso que apareciera una pareja de chicos a quienes le pedimos que nos sacaran una foto y resultó que el chico era argentino!

Vista panorámica.

Llegamos al hotel agotados, me tomé un té con leche mientras leía cosas en internet y Ale también en una de las computadoras que hay aquí para los huéspedes hasta que se hizo la hora de cenar y pensamos que lo mejor era comer aquí en el bistró del hotel.

De vuelta en nuestro cuarto, con lo último que me queda de fuerzas, estoy aquí tipeando. Ya mismo publico y me voy a dormir!

Gracias por los comentarios! Nos volvemos a encontrar mañana en este mismo lugar!

Lo siguiente no es un chivo (o sea, promoción encubierta):

Qué aguante las Timberland! Todo el día mojadas y mis pies secos y calentitos todo el tiempo!