Siempre Es Difícil Volver De / A Casa

So fake cool image should be over
‘Cause I long for a feeling of home.
Real life, depicted in song
.
A loving memory
.
After long, home is a place

where I yearn to belong.

(Home – Simply Red)

Tengo dos “casas” u “hogares” donde está mi corazón: En Inglaterra y en Argentina. Y cada vez es más difícil despegarme de uno y de otro. Y los dos me llaman a la vez. Y me siento tironeada por los afectos y por donde yo soy yo, mi ser, mi identidad.

Es difícil explicar con palabras esta dualidad, este ser yo en dos lugares tan distintos y al mismo tiempo sentir que no pertenezco a ninguno de los dos.

Estuve en Argentina desde el 14 de abril hasta el 5 de mayo y, como siempre, no digo cuándo voy y cuándo estoy, sepan entender.

Por supuesto que me perdí la boda real: me ofendí, no nos invitaron, prefirieron a los Beckham que a nosotros, así que me fui a Buenos Aires a mirarlo por TV. 😀

Y bueno, yo qué sabía cuándo se iban a casar! Compramos el ticket de avión mucho antes de que lo anunciaran! Irónico, verdad, yo vivo en Londres y semejante fiesta la vi desde Argentina. Me levanté a las 5 de la mañana, claro que sí…

Aunque a casa vino Gerardo y cuando volví me encontré con algunos regalitos y otros más que me compré yo en el aeropuerto a la ida:

Cajas de galletitas, de té, campanita y banderitas que me dejó Gerar.

Revistas que me estoy comprando.

Diarios que me dejó Gerar.

Un espejito, regalo de mi amigo también. Cómo me mima!

Mientras tanto, en Argentina, tuve la dicha de disfrutar todos días de un sol de otoño cálido y de un cielo azul sin nubes, a pleno, aunque salí a explorar poco: dediqué mucho tiempo a mi mamá. Así que estuve cuidándola, mimándola mucho, abrazándola y divirtiéndome con sus comentarios. Estuve en familia, con amigos, con bloggers…

Sí! Me volví a encontrar con Gonzalo, con Richard y conocimos a Julieta, de Primo Humberto!!!!! Qué bien la pasamos esa tarde, tomando una merienda en Santa Fe y Coronel Díaz, charlamos hasta por los codos!

Lindos!

Hablé por teléfono con Elsa y Betty y no llegamos a encontrarnos. No tuve mucho tiempo libre entre tanto trámite y colas que tuve que hacer, algo que siempre hago cada vez que voy. La burocracia te consume mucho tiempo y el único momento libre que tenía era a la noche. Y una noche aproveché y fui al teatro y ya contaré esa experiencia…

También me puse al día con la comida que extrañaba y ahora de vuelta, no me quiero pesar… Comí carne todos los días! Dieta básica: carne y ensalada, helado, masas secas, masas finas y sandwiches de miga. Y mucho mate.

Qué asadito, el de mis primos! Y helado! Y masas! Así se agasaja al expatriado!

Conocí una nueva sobrina nieta, hija de mi ahijado mayor, Leandro. Que no se ofenda nadie pero la nena es MI cara cuando yo tenía su edad … pero con mejor carácter!

Y tiene los pelos para cualquier lado, como yo!

Me encontré dos veces con mis queridas compañeras del colegio secundario, qué lindo fue verlas y encontrarme con algunas que no veía desde que terminamos el cole. Shock! Están todas unas diosas!

Hola a todas!

Chusmeamos hasta que nos cansamos (o sea, nunca!) y gracias a que algunas tienen hijos adolescentes, aprendí algo del léxico que usan los chicos ahora: parece ser que “comer” un chico o una chica no tiene el significado que los grandes creemos que tiene; simplemente significa besar o “apretar” como decíamos nosotras. Lo mismo que preguntarse “Le das?”: esto significa si te gusta alguien.

Pero para resumir, algunas perlitas de este viaje, cosas que fui notando y anotando:

– Cuántos bolúo / bolúa escuché?

– Cuántas malas palabras que dicen los niños! Y no se ponen colorados! Quiere decir que no saben lo que dicen…

– Se ve que este año se usan las botas media caña de cuero color marrón tostado… Todas las chicas están usando eso!

– Me olvidaba de dar besos cuando me presentaban a alguien o cuando decía chau!

– Me causa pena las largas horas y colas de espera que todo el mundo soporta: jubilados, mujeres con chicos aúpa… En algunos lugares, las sillas brillan por su ausencia. Pero dentro de todo, parece que el trato de quienes hacen trámites es aceptable. Por lo menos no gritan ni faltan el respeto. Los empleados, esto es. La gente, obvio, se enoja y protesta! Yo hice dos horas y media de cola en el Registro Civil un día martes para retirar unas partidas que me prometieron estarían para el lunes y cuando llego al mostrador… pues no estaban hechas. Pero no protesté. Estaba muy cansada y me fui, derrotada.

– Qué poco control del automotor hay en la provincia. Hay autos que son un peligro rodante, tanto para el que maneja como para el transeúnte.

– Cuidado al cruzar! Me tenía que recordar a cada rato que el cruce peatonal no significa que el peatón tenga prioridad y que los autos sí!

– Urgentes clases de la importancia de respetar el semáforo en rojo para todos, tanto para los colectiveros como para los peatones!