The Magical Mystery Tour

Roll up (and that’s an invitation), roll up for the mystery tour.
Roll up (to make a reservation), roll up for the mystery tour.
The magical mystery tour is waiting to take you away,
Waiting to take you away.
(Magical Mystery Tour- The Beatles)


Esto es placentero! Esto es emocionante para todo quien sea fan de The Beatles! Y si no te interesan mucho, con este tour pueden llegar a gustarte un poco más porque recorrer Liverpool llenando tus ojos de casas y rincones que tienen que ver con los Fab Four y encima escuchar su música mientras paseás y ves con tus propios ojos lo que dicen las canciones… indescriptibles sensaciones!

Recuerdo que la primera vez que hice este tour, en 1999, había escrito en mi diario, “el guía era muy sarcástico pero divertido” cuando relataba el tour. Esta vez, el guía era Paul, no el grandote de antes (o se achicó o se abuenó) pero no era para nada sarcástico y sí muy profesional en lo suyo.

Además de mostrarnos todo lo Beatle que hay en Liverpool, también te hacía un racconto de la historia de esta ciudad, que no es sólo famosa por John, Paul, George y Ringo.

Tengo la piel de gallina de sólo recordar todo y saber que voy a describirlooooo! Vértigo! (Me encantan, adoro The Beatles! – Se nota?)

Las casas y todo lo que les mostraré están bastante alejados de lo que sería el centro comercial de Liverpool por lo que el micro tardó un par de canciones hasta llegar donde teníamos que llegar y desde allí, ver todo.

Paramos pocas veces así que yo que ustedes, me contrato un taxi que por 50 pounds te recorre lo mismo y parás las veces y donde quieras. En un taxi caben 5 personas así que conviene perfectamente.

Nuestra primer parada:

“Penny Lane is in my ears and in my eyes…”

Paramos para sacarnos la foto con el nombre de la calle y luego, cuando nos subimos al micro, comenzamos a ver lugares mencionados en la canción.

“…the shelter in the middle of the roundabout…”

“On the corner there’s a banker with a motorcar…”

“… there is a barber showing photographs…”

Más adelante, pasamos por el hall donde se conocieron Paul y John. Es el edificio de atrás. (Por eso, ven, es mejor ir en taxi!)

Por suerte el micro tenía los vidrios limpios!

La casa de John Lennon! Ahora se la puede visitar por dentro, donde todo ha sido recreado. Está abierta al público por 9 meses al año y por supuesto, estaba cerradaaaaaaaaaaaaaa!

Así que le sacamos fotos de la fachada.

“Mendips” es el nombre de la casa.

Pasamos por otras casas Beatle, dos de Ringo, y la siguiente, la de George Harrison.

Con un ocupante muy curioso…

Me pareció ver un lindo gatito…

Qué alegría ver que el micro tomaba la ruta y empezamos a escuchar la canción que menciona este lugar:

Strawberry Fields forever!

En realidad, el nombre es Strawberry Field, sin s.

Seguimos luego para la casa de Paul McCartney, que también se puede visitar y que también estaba cerrada.

Prolijita y linda como el antiguo dueño.

La vuelta fue a pura música Beatle, se escuchaba muy bien, realmente y por supuesto me puse a cantar.

Nos dejaron cerca de The Cavern y entramos, nos sacamos fotos.

Y se ve la recreación del escenario original.

Afuera, en la calle, hay una estatua de John Lennon, en una pose que copia una foto de él en el mismo lugar, afuera de The Cavern Pub, enfrente de The Cavern Club.

John Lennon cabezón.

También pasamos por el hotel A Hard’s Day Night y seguimos caminando hasta el Albert Dock donde está una especie de museo Beatle, The Beatles Story, visita obligada para todo fan.

Muy interesante!

Volveré, eh, no me conformo con este poquito! ;D