Cholula

Yo no soy cholula. O sí.

En Argentina, se llama cholula o cholulo a alguien que sabe la vida de los famosos, lee sobre ellos pero sobre todo es aquel que los sigue, les pide autógrafos, colecciona cosas y generalmente se es cholulo de todo quien sea famoso, no de uno solo en particular.

Si es por leer informes y portales sobre famosos y/o celebrities, sí lo soy. Y me he tomado la costumbre de leer varios todos los días. Me ayuda a estar conectada con mi país, de alguna manera, (además de leer el diario) y también porque me gusta, qué joder!

Cuando yo iba al colegio, el sólo mencionar el nombre de un actor o actriz o un programa de tele era para pasar vergüenza: no era cool. No hablábamos de la farándula.

A mi humilde entender, el que cambió todo eso fue Mario Pergolini con un programa de radio que tenía hace mil años en el que hablaba siempre del capítulo anterior de Clave de Sol. A partir de ahí, tímidamente, la juventú (y todos en general) empezó a hablar más abiertamente sobre famosos y personajes de la tele.

Pero si se trata de ser cholula por seguir a alguien o pedir foto o autógrafo… Me puse a rememorar a qué personaje famoso he visto alguna vez. Muchos pero ni me los acuerdo y sin embargo, si veo a alguien famoso, soy de mirar para otro lado, no acercarme, no hablarle, me incomoda muchísimo, jamás le pedí un autógrafo a nadie ni nunca me saqué una foto con alguien famoso.

Para ejemplo, hace muchos años estaba en Ezeiza, haciendo tiempo para tomar un vuelo y la veo a Maitena. A mí me encanta ella! Pero, bueno, miré para otro lado…

Al rato voy al baño y cuando entro, ella estaba parada a la entrada como esperando a alguien. Yo seguí de largo y cuando salgo, veo que sigue allí y junté coraje para piropearla un poco, y me salió un tímido murmullo “Genia…” y seguí de largo. Estoy segura que ni me escuchó!

Otra vez estaba en el estacionamiento del shopping Abasto y mientras hacía cola para sacar el ticket del estacionamiento o pagar (no sé, no me acuerdo ni manejo, estaba con otra persona) escucho una voz de hombre muy muy agradable atrás mío. Eran dos hombres pero uno tenía una hermosa voz. Cuando me doy vuelta, el que hablaba era Gabriel Carámbula con su papá, Berugoooooooo!!! Berugo, mi animador favorito de la infancia, él, el más gracioso, lo tenía ahí, atrás mío y yo, cuando lo vi, desvié mi mirada y miré a otro lado como si hubiese visto al demonio!

Mi encuentro favorito con un famoso fue en un edificio de la Avenida Coronel Díaz. Yo iba allí a un curso de interpretariado y un día, al entrar al ascensor, veo un hombre que está por entrar pero al verme, muy ceremonioso me deja entrar primero.

Se cierra la puerta y era Pancho Ibáñez. Oh… los dos ahí, no me quedaba otra que hablar porque muy amablemente me preguntó qué piso y cuando le dije no sé cómo siguió la conversación que le conté que estaba haciendo un curso de interpretariado de inglés y él me dijo “Ah, los idiomas, yo realmente, admiro a la gente que habla bien un idioma…” y yo, me salió la valentía de adentro y le dije “Pero Pancho!” la confianzuda, me dicen. “No diga éso, yo sé que usted habla muchos idiomas y bien, lo ví hablar hasta en japonés en la tele!” Con lo cual él se rió y yo luego me despedí porque había llegado a mi piso…

Ok, mis cholulajes no serán muy glamorosos, pero son unas pequeñas historias que quería compartir…

Y ustedes… qué tan cholulas o cholulos son? Han pedido un autógrafo o foto alguna vez?

(El dibujito es del personaje Cholula, de una revista antigua argentina)