Torta Asesina De Chocolate


Si sufrís del hígado, si comiste mucho… no me hago cargo de las consecuencias!

Esta torta es de-li-cio-sa! Es de chocolate semi amargo, la consistencia perfecta, el equilibrio de sabores… no sé, es una súper torta! Y asesina! Con un porción bien chiquita quedás súper satisfecha y sólo si sos kamikaze te recomiendo otra porción!

Bueh, no es que sea tóxica, la torta es riquísima y no se siente pesada cuando la comés pero tiene mucho chocolate por eso hay que tener cuidado… A decir verdad, a mí no me cayó mal y eso que no tengo el estómago de amianto!

La torta consiste en una base de masa de chocolate, una crema de chocolate tipo mousse pero no tan suave y un glaseado firme de chocolate llamado mirror glaze, que es como decir un glaseado espejo porque realmente tiene tanto brillo, que si te fijás en las fotos, verás cómo refleja lo de alrededor.

Base de chocolate

Ingredientes

150g de harina
25g de cacao en polvo
60g de manteca
70g de azúcar impalpable
45g de huevos (1 chico)

Procedimiento

– Mezclar todos los ingredientes secos.

– Agregar la manteca cortada en pedacitos y unir todo con la mano.

– Agregar el huevo y amasar (pero no tanto) hasta que se incorporen todos los ingredientes por completo.

Relleno de chocolate

Ingredientes

270ml de crema
170g chocolate semi amargo
30ml de yemas
100ml de claras
30g de manteca
5ml de whisky
5ml de escencia de vainilla

Procedimiento

– Cortar el chocolate en pedacitos, dejarlo en un bowl y agregarle encima la crema hervida.

– Mezclar muy despacito y con amor. Agregarle el whisky y la escencia de vainilla.

– Cuando todo se derritió, agregar las yemas y las claras, mientras se va batiendo. Yo usé para esto mi súper amada Kenwood.

– Con más amor y cuidado que antes, agregar de a poquito, pedacitos de manteca e ir mezclándola de a poquito para no incorporar aire.

Nota: es MUY importante que la manteca esté a temperatura ambiente porque si está muy fría, la mezcla de chocolate se puede cortar.

Glaseado de chocolate

Ingredientes

140ml de agua
180g de azúcar
60g de cacao en polvo
120ml de crema
15g de gelatina sin sabor.

Procedimiento

– En una olla profunda, poner el agua, el azúcar y el cacao en polvo y hervir todo hasta que llegue a los 115 grados.

Hirviendo a 115 grados.

– Cuando se llegue a esa temperatura, agregar la crema pero con mucho cuidado para que no se hagan burbujas de aire.

– Por último, agregar la gelatina hidratada. En mi caso, como usé gelatina como se consigue acá, se tiene que hidratar primero. Si usan la gelatina en polvo, sugiero hidratarla con un poquito de crema.

– Sacar del fuego y bajarlo a 30 grados y usar antes de que empiece a espesarse.

Armado

– La masa se pone en un molde de 20 cm de diámetro. Si el molde es bajito, si quieren pueden hacer una tarta.

– Poner en el horno a 180 grados por unos 15 a 20 minutos.

– Cuando la masa se enfríe, incorporar el relleno.

– Cocinar a 160 grados por 25 minutos o hasta que ustedes vean que ya está cocinada.

– Enfriar, desmoldar, y glasear.

Para que el glaseado quede parejito, volcar desde el centro y emparejar a los costados con una espatula pequeña. Sobra un montón. Pueden usar el resto para otra torta.

Se animan?