Amamos Tanto A Tom


Mi hermana y yo crecimos con los pósters de su cara pegados por todos los rincones de nuestra habitación. Todavía están allí aunque un tanto amarillentos y Tom me sigue mirando con su sonrisa veinteañera cada vez que regreso a Argentina.

Nos parecía el chico más lindo y como no había internet ni tanta información en esa época, no sabíamos mucho sobre sus próximas películas por estrenar o cuál era su color favorito.
Era la época en que ninguna locutora o presentadora pronunciaba bien su nombre y para hacerse las que sabían algo de inglés decían “Tom Kráis”. Un espanto, sí.
Cuando nos compramos la video reproductora (ni siquiera era video-grabadora!) la primera película que alquilamos fue Volver al Futuro porque a mi hermana también le gustaba Michael J. Fox. Ok, esa vez ganó ella pero la segunda peli que alquilamos fue Cocktail.
Fue un sábado a la tarde y Mari y yo, calladitas, vimos la película de cabo a rabo. Cuando terminó, nos miramos y le pregunté bajito, como quien propone una travesura: “La vemos otra vez?” y Mari asintió con una sonrisa de oreja a oreja. Rebobinamos y la vimos dos, tres, cuatro veces hasta que nuestros ojos estallaban de Tom Cruise.
Sin dudas, con Top Gun terminó de conquistarnos y eso que ahí ya se notaba que no era tan alto… Ay pero qué atractivo! Y esos Ray Ban y esa campera de cuero y esa moto y esa sonrisa… No existía nadie tan lindo!
No era, acaso, parámetro de belleza para un potencial novio? “Tiene la nariz como Tom Cruise”, “Tiene la campera igual como a la de Top Gun”, “Tiene los mismos Ray Ban”, “Tiene la misma sonrisa”, etc.
Yo no sé si será el hecho de que una crece al mismo tiempo que el galán de turno crece (o envejece) también, que se lo sigue viendo igual de atractivo… (Ahora entiendo cómo a mi mamá le sigue gustando Leonardo Favio! “Ese viejo!?!?!” decíamos con mi hermana y poníamos cara de ajjjjjjjjjjco.)
Tom sigue siendo lindo a pesar de esas arruguitas y a pesar de que esté un poco chapita. A mis ojos siempre será el chico lindo de Cocktail, el potro de Top Gun y por más que se deje el pelo largo como en Nacido el 4 de Julio o haga bodrios como Días de Trueno, Tom Cruise va a seguir siendo Tom Cruise, por más sofás que salte en el programa de Oprah.

“I love that woman!”