Residencia Del Embajador Argentino En Londres

A veces sucede que en tu vida no pasa nada o pasa todo junto, no?

Bueno, este último mes, como escribí en el otro post, han caído invitaciones de todos lados!

Tuve la dicha de ser invitada a la residencia del embajador argentino en Londres dos veces, un miércoles para un cocktail y el jueves siguiente para una cena un tanto informal, estilo buffet.

Al cocktail fui con amigos y a la cena con los mismos amigos más Ale.

En el Reino Unido no hay embajador argentino y en la residencia no vive nadie. Pero es muy usada para exhibiciones, charlas, etc. Es una hermosa residencia en una hermosa parte de Londres.

La casa fue diseñada por Thomas Cubbit en 1851. Está en una esquina de una gran edificio que está dividido en diferentes mansiones.

Es difícil encontrarla! Porque se encuentra dentro de Grosvenor Crescent y la dirección es totalmente distinta!

Ven?

Enfrente, hay una estatua de San Martín:

General Don José de San Martín (1778 – 1750). Founder of the Argentine Independence. He also gave freedom to Chile and Peru.

Adentro hay escaleras de mármol, grandiosas; yo las bajé y subí varias veces, me sentí la Chiqui Legrand. Tengo fascinación con esas clases de escaleras. Me recuerdan a las películas de Hollywood y a las divas, con peinados platinados y prolijitos.

Esta escalera está en el primer piso, el día del cocktail.

Acá otra escalera, el día de la cena.

Como siempre, la cámara estaba en mi cartera y después de dejar en un livingcito el tapado y la cartera, subí las bellas escaleras (con miedo a resbalarme!) con cámara en mano. Al principio no me animaba a sacar pero después escuché por ahí que esta residencia había sido visitada durante el evento llamado Open House (son unos días al año en que muchas residencias abren sus puertas al público) y pregunté: “Esos días se pudo sacar fotos?” “Claro!” me dijeron. Ah, bueno!

Y empecé a sacar!

Planta baja. El arbolito de navidad, en el hall. Un busto de San Martín, al final del pasillo.

Otro sector de la planta baja. El baño está al costado del descanso de la escalera.

Primer piso.

Por supuesto que no se pudo recorrer todo, sólo vi unos livingcitos, el hall, un salón de baile que es una belleza! Qué ganas de bailar el vals que me dio!

La entrada al salón de baile. Hacia la izquierda hay un piano.

Esto es lo más cercano a ser abanderada que estuve en mi vida!

Como habrán notado, hay arañas (de las que iluminan) en todas las habitaciones, muchos cuadros, tapices, jarrones, estatuas y esculturas.

Honestamente, yo no sé nada de arquitectura ni pintura ni estilos por eso no puedo describir todo desde esa óptica, sólo mostrar las imágenes y que las disfruten ustedes como yo disfruté estar allí!

Biutiful! Como bien dicen acá: