Winchester

Pity y yo desde el mirador de Westgate.

El fin de semana pasado, visitamos con Pity la hermosa ciudad de Winchester.

Winchester se encuentra en el condado de Hampshire, a 1 hora 45 minutos en tren desde Londres y vale la pena el viaje. Bueno, para nosotras estuvo buenísimo porque no paramos de hablar!

Al llegar a la estación, caminamos guiadas con un mapa mientras pasábamos por parques y plazas con hermosos colores de otoño.

Plazas y parques.

Enseguida llegamos al centro de la ciudad, donde lo primero que ves es la estatua del rey anglosajón (Anglo-Saxon) Alfred The Great, quien lo fue desde el año 871 al 899 y defendió a la ciudad de los vikingos.

King Alfred The Great.

Caminar por Winchester me hizo acordar a Canterbury. Tiene aires medievales y también como Canterbury, esta ciudad también tiene ruinas romanas.

Es pequeña, se recorre con facilidad y es para ir a pasear un día caminando tranquilos.

Ahí nomás de la estatua ya se empiezan a divisar esos edificios tan preciosos que se descubren en cada ciudad o pueblo de este país. A lo mejor, muchos se parecen con otros pero no dejan de tener su encanto.

Winchester Guildhall.

Winchester City Council.

The Welcome Gospel Hall.

No podía faltar una catedral. La Catedral de Winchester es la más larga de Europa y originalmente fue construida en 1079 y aquí se encuentra la tumba de Jane Austen.

Vista de un costado. Es tan grande que no es fácil sacarle fotos!

Vista de adentro. Lo dorado es una placa que marca la tumba de Jane Austen.

Para fanáticos de esta escritora, les cuento que también está la casa donde vivió sus últimos días y donde falleció.

La última casa de Jane Austen.

Descubrimos el Westgate Museum.

The Westgate.

En rigor, es una entrada a la ciudad, de la época de la Edad Media y actualmente tiene un pequeño museo y unas escaleritas que te llevan a una parte alta desde donde tenés esta vista:


Al costado nomás del Westgate, hacia la izquierda, sale el camino que te lleva a Winchester Castle, un castillo fundado en 1067, del cual sólo queda el Great Hall que se construyó entre 1222 y 1235.

Una emoción realmente, sabíamos que veríamos la famosa mesa redonda del rey Arturo, que nunca existió, pero bueno, la mesa es la original construida en el siglo XIII y repintada como se ve ahora, en la época de Henry VIII.

Por entrar al Great Hall.

Cuando nos estábamos acercando, salió un hombre al cual le escuchamos decir: “La mesa, en realidad, está colgada de una pared…”

Ay, la cara de Pity cuando lo escuchó!!!

Qué desilusión!!!

Nos imaginábamos que íbamos a ver la mesa como tal, sobre sus patas sobre el suelo…

Pero igual estuvo bueno entrar.

Imágenes de La Mesa Redonda.

El hall es gigante y al costado de dicha mesa se encuentra una estatua de la Reina Victoria.


También había hermosos vitraux y un gran portón de acero inoxidable que fue construido como un regalo de la gente de Hampshire en conmemoración del casamiento de Charles con Diana en 1981.

Y en las paredes están escritos los nombres de los miembros del Parlamento de Hampshire desde 1283 hasta 1868.

Por suerte nos tocó un día de otoño con sol pero cuando fue cayendo el sol, el frío se empezó a sentir. Así que dejamos Winchester después de haber comido unas sabrosas hamburguesas de verdad, en un pub irlandés.

Algunas cosas que vimos por allí, mientras paseábamos:

The Mill. Un molino de agua restaurado.

Preciosa esta casa de estilo Tudor, al costado de The Pilgrims School.

Dean Garnier Garden, un jardín dentro del predio de la catedral, para que disfruten todos.

Tumbas y ruinas.