Doble Sentido

– En casa no puedo decir “duro”, “grande”, “largo”, “pepino”, “salchicha”, “colocar”…

– Si algo se desconectó, no puedo preguntar “Me la enchufás?”…

– No puedo decir nada que dé para la rima “agarrámela con la mano”…

No puedo decir nada de eso sin que Ale me mire de costado y sonría bajito  “je je je” o acote algo con otra connotación.

Por qué?!?!!

Hombres! O debería decir “argentinos!”?

Son / Somos todos así!?!

(El de la foto es Jorge Corona, humorista argentino, no apto para almas sensibles o que se ofenden con las malas palabras… Simultáneamente!)

La Pizza De Los Viernes

Gabriel demostrando las bondades del aceite de oliva Tesco.

Hay mucha gente que no come verduras, otras no comen carne pero todos te comen pizza. Adaptando los ingredientes de lo que se pone sobre la masa, es una apuesta segura para que todos coman!

He notado que mucha gente que amasa su propia pizza, mide y mezcla ingredientes a ojo: Creo que nunca vas a encontrar dos recetas de masa de pizza iguales! Algunos le ponen leche y habrá otros que les gusta ponerle hierbas.

Al principio yo me guiaba por una receta básica que saqué de un libro de Gordon Ramsay pero notaba que  a veces no se cocinaba bien adentro, otras veces salían menos pizzas que la vez anterior…

Así que yo también caí en la tentación de, cada viernes, agregarle un poquito de ésto, pesar un poquito más de lo otro… Y ahora ya me puedo dar por satisfecha!

Lo único para destacar es que uso levadura en polvo porque no se consigue la levadura de cerveza fresca tan fácilmente.

La receta básica que fui adaptando con la práctica es la siguiente:

Ingredientes:

600g de harina
2 cucharadas de aceite de oliva
250g agua tibia
14g de levadura en polvo (el doble si es fresca)
Sal a gusto

Preparación:

– Se mezclan los ingredientes secos, se le agrega el aceite, se sigue mezclando y se agrega el agua de a poco.

– Amasar hasta que el bollo sea lisito.

– Colocar en un bowl y tapar con un repasador.

– Para que leve bien la masa, yo la coloco por unos 40-50 minutos en el horno a 50 grados.

– Cuando haya levado, cortar bollitos y amasarlos bien y estirarlos con palote.

– Colocar en moldes.

Descubrí que para asegurarme de que la masa se cocine pareja, debo pincelar cada molde con un poquito de aceite. Luego amaso bien finita la pizza (me gusta así) y la dejo descansar un poquito.

Después le pongo la salsa y la meto al horno. Cuando veo que ya está casi dorada, la saco, le pongo los toppings y de vuelta al horno.

Me gusta mucho cuando vienen amigos a comer pizza pero habrán notado que quien se encargue de hacer la pizza es el que nunca está sentado a la mesa! Que viene, muerde un poquito y vuelve a la cocina. Es así… Siempre hay una esperando en el horno y hay que cuidar mucho de que no se queme el queso.

La semana pasada tuve la dicha de que estuviera de visita mi querido amigo desde la adolescencia, Gabriel. Vino por unos 10 días.

Qué bien la pasamos, cómo nos divertimos! Para él, que no come carne, esta fue mi creación: una pizza vegetariana con cebolla, morrón, hongos portobello fileteados y tomates cherry. Todo esto primero lo salteé antes de que fueran agregados sobre la pizza.

Lo verde es un queso al pesto que compramos en Amsterdam! Riquísimo!

 Araceli, comeme los bordes!

Rinconcitos de Londres

Londres tiene para todos los gustos: Si sos clásico, este es tu lugar. Si sos modernoso y te gusta el arte experimental o lo que eso signifique, este es tu lugar. Si sos übercool, este es tu lugar.

Creo que en los tres lugares que te paso a mostrar hay un poco para el gusto de cada uno.


Leadenhall Market



Leadenhall Market es un bello rincón de Londres en el cual vi pocos turistas. Digamos que no está en la ruta turística habitual pero si pasás por Liverpool Street Station, te recomiendo darte una vueltita por aquí.

Dentro de esta galería funciona un mercado desde el siglo XIV. Durante la semana se puede comprar quesos, pescados, carne, etc.

Fue el set de Diagon Ally, en Harry Potter.

Sea el fin de semana o durante la semana, es hermoso visitarlo y disfrutarlo.


Durante el fin de semana está vacío pero se puede apreciar su decoración, su arquitectura. Fue diseñado por Sir Horace Jones, el mismo que también diseñó Smithfields Markets.



Me encantó verlo vacío pero quise sacarle fotos con la cantidad de gente que siempre hay allí durante la semana. Al mediodía el lugar arde con la cantidad de gente que sale de las oficinas para, más que nada, tomar cerveza y charlar.

Lloyds Building

Ahí nomás de Leadenhall Market, se encuentra este edificio bautizado por mí como El Edificio Calefón. No sé cómo describir de otra manera a este edificio metálico, con ascensores que bajan y suben por afuera, con una apariencia sólida a pesar de parecer estar hecho de hojalata.



La verdad, pareciera estar en pie gracias a esas gigantescas cañerías que dan la sensación de sostenerlo.

Mandela Way T-34

Un día, yendo a buscar una encomienda por la alejada Mandela Way, vimos con sorpresa, escondido entre la horajasca en un terreno baldío de una esquina, un tanque de guerra todo pintado. 

Es un tanque de guerra checo que fue utilizado en la película Richard III, la versión con Ian McKellen y no me quiero imaginar la adaptación que habrán hecho para justificar la presencia de un tanque de guerra en una obra de teatro shakespeareana!!!



Le pertenece a un vecino de la zona.

Es interesante notar los estarcidos (o esténcil) del costado. Serán unos Bansky???



Qué rincón te gustó más?

La Comida, La Dieta, La Locura

Ya tengo 40 años, ya no soy una adolescente y todavía me preocupa el peso, cuánto como, cómo me queda un pantalón, cómo NO ME ENTRA un jean de cuando tenía 28 años y que todavía conservo para torturarme cada tanto…

Si tomo distancia y me miro objetivamente, me digo, “Tengo 40!!! El cuerpo cambia, puedo hasta pesar lo mismo que a los 20 pero el cuerpo es otro, se cae, se deforma… Es la ley de gravedad!”

Pienso así y no digo que me conformo pero sí que tendría que adoptarlo con resignación y dejarme de hinchar con que estoy gorda aunque todo el mundo me dice que estoy flaca. Mi complejo son las caderas italianas que supe heredar… de quién?!? La tía a la que más me parezco es un palito…

Si somos más de tres mujeres juntas (y argentinas) una no hace más que hablar de comida y flacura, cola y panza. No podemos hablar de otra cosa!??! No, NO PODEMOS! Ni siquiera acá en Londres donde la forma de tu cuerpo no interesa en absoluto!

Soy una chica grande y tengo preocupaciones de adolescente. Y lo más irónico es que cuando era adolescente jamás me pesé, jamás hice dieta, jamás me miré al espejo y me ví gorda!!!

Una sola vez, en los treinta, me cuidé en lo que comía y por más de un mes seguí un régimen estricto de comidas. Comía bien pero solamente ESO. Y bajé de peso y me veo en esas fotos y tengo unos bracitos finitos y una cabeza grande!!! Viste como las modelos flacas que son pura cabeza! Y me veo con la cara un poco cambiada, como cansada…

Y de qué me sirvió haber bajado tanto peso si después lo recuperé? Hasta cuándo tengo que cuidarme en las comidas para ser flaca? Dieta para siempre!? No, gracias! Me gusta mucho comer! Pero soy mujer argentina, no puedo evitar sentirme culpable o mal chica cuando como de más…

No quisiera, en el futuro (tan cercano!) ser como esas señoras flaquitas flaquitas con cuerpo de jovencita pero con la cara que delata haber pasado la década de los 50 y con un dejo de tristeza por vivir a dieta crónica. La falta de cierta redondez a cierta edad, me parece, te saca gracia. Te amarga, te envejece, te saca la alegría de vivir.

Ahí es cuando me digo que aceptarse el cuerpo es crecer y madurar. Aceptar que por más que te sientas joven y vital, el cuerpo no acompaña, el envase se deteriora y verdaderamente, como el cliché que bien lo expresa, lo que importa es lo interior y cómo te sientas.

Flaca y triste?

Pasame la fuente de los fideos…

Made In Argentina 4

En posts anteriores titulados “Made In Argentina” había más ejemplos…

Parece ser que no hay tantos ahora… O debe ser que veo menos tele?

El primer comercial es parte de una serie donde se tiene de protagonista a la misma modelo, la del vestido rojo. Este es el primer comercial de la serie que se filmó en exteriores y se ve claramente que es en Argentina.

Pero la primera vez que vi la publicidad de este producto, el comercial estaba filmado en interiores. Y cuando vi a la modelo pensé: “Si no fuera por su talla (la chica no es tan flaca como las que aparecen en la tele allá) diría que ella es argentina…”

Triumph over Temptation with 90 Calories

La siguiente publicidad se pasó durante el Mundial de Fútbol, hay algunos jugadores ingleses y la propaganda es de las papitas Pringles.

La última es un poco “cheeky”. Ustedes verán muchos arbustos que se van emprolijando conforme una chica pasa por al lado. Esto es porque grafica un juego de palabras en inglés: “bush” es arbusto pero también es la palabra que se utiliza (muy informalmente) para mencionar el vello púbico.

No es fino?

Fin De Semana En Amsterdam

“Zapateando” en Amsterdam.

Anoche volvimos de pasar un fin de semana en Amsterdam, una ciudad que me gustó muchísimo y que disfrutamos en todo momento, visitándola, descubriendo cosas que nos sorprendían y se puede decir que cada rinconcito era encantador.

Llegamos el viernes a la noche al aeropuerto Schiphol y allí mismo tomamos un tren que nos dejó en la estación central y de allí tomamos un tram al Barrio de los Museos, donde nos alojamos.

El tren era de dos pisos, muy cómodo y me encantó que tuviera una puertita de vidrio!

El tren.

Los asientos vistos desde afuera.

La puertita.

El día sábado amaneció espléndido: sol y temperatura ideal para caminar, templado tirando a calorcito.

El sector donde se encontraba nuestro hotel era una belleza hecha de ladrillos!

Qué prolijidad!

Nomás salir y fue ver la cantidad de gente de toda edad que se traslada en bicicletas!

Debo reconocer que el tráfico a simple vista parece un caos total de trams, autos, bicis y gente cruzando por cualquier lado. No es una ciudad apta para el distraído y si es tu primera vez, por lo menos las primeras horas tratá de cruzar la calle por donde veas semáforos. Cruzar como lo hacen los holandeses es riesgoso si no estás atento porque de cualquier lado aparece una bici o un tram y son silenciosos.

No te digo?

Las bicisendas están a la altura de la vereda, o sea, sobre el cordón, entonces fácilmente te creés que estás caminando por la vereda cuando en realidad, no. Y ahí mismo es donde te parás para esperar que el semáforo se ponga verde para cruzarlo.

Cuidado al cruzar!

Quisimos pasear en bote y compramos un pase de 24 horas que incluía paseo ilimitado en bote y en transporte público. La verdad, no convenía hacer esta compra de 29€ porque el bote es muy lento. Conviene sí pagar 7€ por el boleto de 24 horas para el transporte público.

Recorrer Amsterdam en bote será muy romántico pero si tenés poco tiempo, mejor caminar o tomar tram. Por supuesto que el paseo por algún canal es recomendable pero un tramo solo basta para saber cómo es.

Además se tiene una vista muy linda, aunque algo hundida, de la ciudad.

Las casitas! Tan altas y finitas! Bellísimas!

A lo largo de los diferentes canales se pueden observar muchos botes convertidos a vivienda. Las hay de todos los tamaños y estilos.

Un ejemplo. Casa-bote con jardín.

Nos dirigimos con dirección a la Amsterdam Centraal, la estación a la que habíamos llegado la noche anterior, para desde allí empezar nuestro itinerario a pie llevando nuestro librito guía.

Lo primero que vimos fueron estas banderas con esas cruces y esos colores que me remitían a las banderas que aparecen en El Gran Dictador


Al rato entramos a un negocio que nos llamó la atención por la cantidad de accesorios que vendían para consumir drogas.

También tenían bebidas y chupetines hechos con marihuana.

Todo para el drogado aficionado.

En ese negocio pregunté el por qué de las banderas con las cruces y me dijeron que es la bandera de Amsterdam. Las cruces representan las cruces de San Andrés, según Wikipedia. Pero ellos dijeron que significa “Libertad, Igualdad, Fraternidad”, y leí por ahí que fue adoptado del lema usado por los revolucionarios franceses. En fin. El que sepa, que me diga.

Una aclaración: Amsterdam no es un antro de laissez-faire ni uno anda esquivando gente drogada. El consumo de drogas está penado pero en los cafés habilitados para el consumo, no. La venta de droga en las calles está prohibida como así su consumo pero sí se tiene cierta tolerancia con la gente que va fumando marihuana por las calles.

“Qué olor a porro!” Yo lo sentía a cada rato y no podía dejar de comentarlo. Para nuestro segundo día, lo tenía harrrto a Ale!!!

Los cafés donde se puede consumir tienen este sticker en la puerta donde consta su número de habilitación.

El sticker.

Miren el “charuto” que se está por fumar el de la derecha…

Y cómo lo mira el de la izquierda!!!!

Caminando, caminando, llegamos sin darnos cuenta, a la famosa Zona Roja. Era muy temprano a la mañana y la mayoría de las ventanas estaban cerradas. Se veían unas pocas señoras entradas en años y en carnes, con cara de aburridas.

Sinceramente, si no hubiera sido por las señoras que estaban allí, no nos hubiéramos enterado que estábamos en la famosa zona, donde nada es rojo, a decir verdad.

Urinales de plástico, por la zona. Y bicis, claro.

Otra aclaración: la prostitución es ilegal en las calles, su práctica sólo está regulada dentro de esos cuartos con esas señoras.

Saliendo de allí, nos encontramos con este simpático negocio donde se venden profilácticos de todo tamaño, color y diseño. Hagan click en la foto para (qué apropiado!) agrandar.

La cara de Ale!!!!

Increíble también fue ver LA CANTIDAD de parrillas argentinas que hay!!! Dos o tres por cuadra, por todos lados… Lo que leímos es que no siempre cantidad va de la mano con calidad…

Algunos restaurants terminaban siendo un pastiche de comida argentina, fish and chips o guacamole con nachos!!

Yo le saqué foto a unas 19 y sé que todavía me quedaron más por fotografiar!

En Amsterdam también se encuentra la casa de Anna Frank. Pity nos había dicho que las entradas mejor comprarlas online porque así entrás directamente. Cuando Ale las fue a comprar, ya se habían agotado.

Así que pues, no quisimos perder horas esperando porque sólo fuimos por dos días.

El edificio algo moderno es por donde se entra y la casa propiamente dicha está al lado, toda pintada de negro.

Sí visitamos el Joods Historisch Museum, el museo de la historia judía. Muy completo, muy lleno de historia con mucha multimedia y objetos de época donados por muchas personas. Ahí adentro también se encuentra la Gran Sinagoga.

La entrada al museo.

Lo que más me impresionó ver fue un trozo de lienzo amarillo (original) con muchas estrellas de David impresas y con el marcado por donde cortar, lo que se usó durante el nazismo para señalar a todo quien fuera judío.

Ahí se ven las Torás en el arca.

Llegué a Amsterdam con la idea de traerme cosas con la cara de Máxima. Yo creía que era como aquí, que la imagen de la reina, Charles, etc., aparecen por todos lados, pero no, en este país pareciera que no.

Sólo encontré unas postales…

Postales de la familia real pero la estrella es Máxima.

Y una lata de pastillas de menta! Me la compré, obvio!

Qué linda! Muestra a la familia en un lado…

…y del otro, a las nenas.

Hablando de souvenirs…

Zuecos de madera! Por supuesto!

Este negocio se encuentre enfrente de la famosa Plaza Dam donde hay un obelisco y a su vez está enfrentando al Palacio Real, un edificio divino que vimos por foto porque por lo menos hasta ayer, estaba en refacciones y totalmente cubierto!!!

Las paredes del costado contienen urnas con tierra de cada provincia y cada colonia holandesa.


Vayamos a un aspecto importante de una visita a una ciudad… Sí, amigos, la comida!!!

Fuimos a un restaurant que está considerado como uno de los mejores para comer típicos platos holadenses: Enfilamos para Moeders, que en holandés significa “Madres”. Se come comida casera y su interior (hasta en los baños!) está decorado con fotos de madres que los comensales llevan para que sean exhibidos permanentemente.

Lindo lugar.

Yo pedí suddervlees, un estofado de carne muy rico que se sirve con puré de papas aparte y sauerkraut.

Ale pidió hutspot, un puré de papas mezclado con verduras, cree él que cebollas de verdeo, con salsa, salchicha, panceta y albóndiga.

En la ollita había más!

La vajilla era ecléctica porque el día que inauguraron pidieron a quien fuera que llevara un plato, un vaso, etc…

La nota de color la dio la moza. La chica nos trajo la comida y sucedió el siguiente diálogo:

Ale: Nos sacarías una foto?
Moza: Sí.
Click!
Ale: Gracias! Nos sacarías otra con el celular, si no es mucho pedir?
Moza: Sí, es mucho pedir.

Y se fueeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!!!!!

Foto antes de que fuera mucho pedir.

También se podía comprar a toda hora en todo lugar, papas fritas. Las papas tienen otro sabor, distinto pero rico.

Se nota que a Ale le encantan, no?

Y otra cosa típica son las croquetas.

Esta la compró Ale…

… de este lugar…

Ponías 1.40€ en monedas y te autoservías una!

Yo preferí una spekkoek, una tortita dulce de varias capas con mucho gusto a nuez moscada.

Muy rica!

Bella! Bella Amsterdam por donde la mire! Hay tantas fotos que no subiré pero fíjense qué lindos edificios, qué hermosa arquitectura, qué diseños!

El Gran Plaza, un shopping.

Un canal, un puente, los botes…

Parte del Homomonument, que recuerda a aquellos perseguidos por su condición sexual.

Monumento a Rembrandt en Plaza Rembrandt.

Fotos curiosas:

Cartelito en el cuarto de hotel.

Entretenimiento para el que gusta de tomar cerveza y pedalear. Qué tendrá que ver una actividad con la otra!

Pero este carro no funcionaba si no pedaleaban!

Las casas antiguamente se construían sobre pilotes de madera.

Entre eso y el suelo pantanoso, es visible cómo muchas casas están torcidas.

Bailando rock en las calles, cuando caía la tarde.

Mercado de flores: tulipanes, flores carnívoras, flores, flores y flores…

Bicis! Bicis! Bicis!

Me parece que a esta casa llegó un bebé…

Mi foto favorita: Se dice que una viejita se negó a vender su casa del siglo XVII para luego ser demolida y así construir el Victoria Hotel.

Pues bien, no quedó otra que construir el hotel alrededor de la casa…


8 Años De Casados, 9 Juntos

And I believe in love.
But what else can I do?
I’m so in love with you.
(Coming Around Again – Carly Simon)

(Me encanta esta foto! Habíamos ido a un casamiento y la fotógrafa nos retrató sin que nosotros lo supiéramos. Los chicos que se casaban ese día nos la regalaron al tiempo.)


Close your eyes, give me your hand, darling.
Do you feel my heart beating?
Do you understand?

Do you feel the same?
Am I only dreaming?

Is this burning an eternal flame?

I believe it’s meant to be, darling.
I watch when you are sleeping,
You belong with me.
Do you feel the same?
Am I only dreaming?

Or is this burning an eternal flame?

Say my name, sun shines through the rain.

A whole life so lonely, and then you come and ease the pain.
I don’t want to lose this feeling…

Close your eyes, give me your hand, darling.
Do you feel my heart beating?

Do you understand?

Do you feel the same?

Am I only dreaming?
Is this burning an eternal flame?..

(Eternal Flame – The Bangles)

El Vecindario de Jack El Destripador

You’re in for surprise, you’re in for a shock.
In London town streets when there’s darkness and fog,
When you least expect me and you turn your back,
I’ll attack.
(The Ripper – Judas Priest)


Jack El Destripador o Jack The Ripper atacó a sus víctimas por el barrio de Whitechapel y en los alrededores de una calle llamada Brick Lane.

En ambos lugares uno siente que está en otra Londres, ya que es muy diferente de la imagen que uno tiene comúnmente de esta ciudad: la mayoría de quienes viven ahí son musulmanes o hindúes, abarcando nacionalidades como la india, la paquistaní y, más que nada, la bangladesí.

Gente con vestimenta tradicional… Carteles bilingües…

Se podría decir que es un barrio mayormente de gente obrera y abundan los mercados que venden de todo: ropa, zapatos, frutas, verduras, ropa de cama, artículos del hogar, etc.

La calle principal de Whitechapel es Whitechapel High Street y a la salida nomás de la estación te encontrás con un puesto tras otro. Claro que al contrario de otros sectores de Londres, aquí el mercado funciona a full de lunes a viernes y los fines de semana, no hay casi ninguno.

Pero hay muchos negocios que abren ofreciendo sus productos.

Sarees hindúes.

Pulseras y más pulseras! 20 por £1!!!!

Domina en esta calle una gran mezquita. A la hora de los rezos se escucha al imán (supongo que es él) por el altoparlante.


Fuimos dos domingos seguidos, siguiendo un recorrido de los diferentes ataques que hizo Jack pero al tener tantas fotos, me dí cuenta que podía hacer dos posts: uno sobre Jack mismo y otro sobre estos dos sectores de Londres.

El domingo anterior a éste que pasó, recorrimos Brick Lane. Aquí se concentran muchos restaurantes bangladesí. Serán algo así como dos cuadras con un restaurant pegado al otro, todos haciendo alarde de algún premio recibido (todos, TODOS, han sido premiados!) y tenés a los mozos afuera invitándote con un “Mesa para dos?” no bien te divisan caminando por su puerta.

Hay más gente comiendo por las calles que adentro de los restaurantes mismos.

Yo comí Lamb Dupiaza.

Casi paralelo a Brick Lane, se encuentra la Old Truman Brewery, un predio vacío antes ocupado por una cervecería. Durante los fines de semana hay muchísima actividad gastronómica, cada rincón, por dentro y por fuera del predio, es un ir y venir de gente, sobre todo de veinteañeros, aunque se ven de todas las edades, hasta niños. Hay muchos negocios vintage, de ropa, de vinilos… Mucha actividad, realmente.

Cuánta gente comiendo en comunidad!

Hay un routemaster adaptado a restaurant.

Ayer visitamos otra parte de Whitechapel y visitamos un restaurante de comida paquistaní.

El menú principal eran los karahis. Karahi es una ollita o cazuela donde se cocina la carne, los vegetales, etc, todo para hacer una especie de guisito…

Pedimos del menú lo menos picante… Bueh, me pregunto qué sera menos picante para un paquistaní! Ale transpiró durante todo el almuerzo y yo sentía que tenía los labios de Pete Burns.

De todas formas, pude disfrutar del sabor de la comida: el hecho de que fuera tan picante no significó que la comida perdiera sabor, al contrario, parecía que el picor (como dicen los españoles) acentuaba los demás ingredientes y especias.

Una samosa para cada uno y Ale comió karahi de pollo y yo de cordero.

Dando tantas vueltas por estas zonas, noté que hay muchas paredes pintadas, ya sea con graffiti o con dibujos más elaborados. Se pueden ver cosas interesantes.

Hay un mural gigante que muestra la Batalla de Cable Street (1936).

Este mural es súper alegórico! Fijense bien! Está hasta Hitler!

Estos otros están por la zona de Brick Lane.

Y nos encontramos con algo nuevo por Whitechapel! Hace un par de semanas entraron en vigencia las bicis públicas como las que hay en Barcelona y París!

I want to ride my bicycle!

Sweet Child O’ Mine

Your face is just beaming.
Your smile got me boasting, my pulse roller- coastering.
Any way the four winds that blow,
They’re gonna send me sailing home to you
Or I’ll fly with the force of a rainbow.
The dream of gold will be waiting in your eyes
(For Your Babies – Simply Red)


La familia que Ale y yo formamos es de dos y se expande cada vez que nace algún gordito (como llamo en general a los niños) de parte de primos, sobrinos y amigos.

Pero también considero como mis gorditos a aquellos que ya están grandes pero que alguna vez estuvieron en mis brazos cuando infantes. Ahora lleno de besos a sus hijos.

Están mis vecinos y sus hijos. Mis sobrinos y sus hijos. Mis primos y sus hijos. Mis amigos y sus hijos. Mis conocidos y sus hijos.

Espero que todos ellos pasen un hermoso día del niño. Si fuera un hada madrina, con mi varita mágica les tocaría sus cabecitas para desearles que tengan una vida plena, que crezcan sanos y contentos, con mucha alegría en sus corazones; que sean creativos, inteligentes, con mucho sentido del humor; que sepan apreciar una buena lectura, la música y el arte; que encuentren paz y buenas personas en el camino que empezaron a andar el día que nacieron.

No soy un hada madrina pero de corazón les auguro todo eso.

Les dedico este video y canción.

Son mis amores.

Feliz Día del Niño!

El Che En El Tiempo

Nunca tuve de ídolos a próceres o políticos o lo que se parezca. No es para vanagloriarme que digo ésto, sino simplemente cuento algo que es así. Nada más. Y el hecho de que con mis viejos la brecha generacional era y es bastante, me ha hecho creer haber tenido una educación más realista que bohemia: Mis viejos no fueron parte del flower power ni nunca escucharon rock o pop. (Lo más cercano al pop que alguna vez escuchó mi madre fue Palito Ortega!!!!)

Cuando fui más grande y me enteré de quién fue Ernesto Guevara (habré visto un documental supongo, porque en la escuela no se lo mencionaba en historia) le pregunté a papá qué se opinaba del Che en esa época. Me dijo que mucha gente creía que era por demás un idealista y que con eso no iba a conseguir mucho.

El caso es que, me parece, la figura del Che se fue agigantando en el tiempo y generaciones más jóvenes e idealistas lo descubrieron y muchos admiraron y admiran su obra y su vida.

Lo cual me parece loable: por lo poco que sé, el tipo fue bien leal a sus ideales y, parece ser, no traicionó a nadie y siempre osó seguir hasta la victoria siempre. Aunque en su caso fue hasta la muerte.

Recuerdo que cuando fui a Cuba en el 2000 con Andrea, una amiga argentina que me acompañó unos días en la isla, fuimos a Varadero y decidimos almorzar en un pequeño bar en la playa.

Aparecieron dos guitarristas y una cantante y comenzaron a entonar canciones cubanas mientras caminaban por las mesas. En el momento que llegaron a la nuestra, justo terminaron de cantar y yo, un poco con cierto temor a no sonar maleducada o pedante, les pregunté si les podía pedir que cantaran una canción que alguna vez había escuchado pero no podía recordar ni la letra ni el nombre.

“Pero claro que puedes pedir! Tú eres nuestro trabajo!” (pronunciado trabaho)

Les dije que la canción era sobre el Che. “Hay tantas!” me dijeron.

Y cuando ya creía que no iba a ser posible, me dijeron “pero vamos a cantarte una, a ver si es ésta”

Y cantaron esa canción, la que yo quería!

Aquí está cantada por Carlos Puebla.

En ese momento sentí piel de gallina por todo el cuerpo, una emoción… no sé, fue algo así como sentirme contenta de ser argentina y estar en tierras donde el Che había luchado! Habrá sido el hecho de saberme argentina al igual que el Che, tan venerado en Cuba? Y eso que, ya te digo, yo no fui nunca de comulgar con alguna idea política.

Quién sabe. Andrea me dijo luego que esa canción ella la conocía porque estaba en la película Tango Feroz. Creo que ahí fue donde la escuché por primera vez…

Aquí en Londres, veo al Che casi todos los días, en posters, en artículos varios y en remeras, sobre todo. Al principio, cuando me cruzaba a algún chico vistiéndolas, pensaba “Mirá vos qué bien, cómo la figura del Che es importante a través del tiempo; cómo los chicos, a pesar de sus pocos años, admiran su figura, sus ideales, blah blah blah”

Pero un día me topé con la realidad: cuando trabajaba de recepcionista en un college, un día un chico apareció con la imagen del Che en su remera. Le pregunté: “Sabés quién es esa persona, no?” “No,” me dijo. “Es alguien importante?” Yo, con ojos desorbitados, le pregunté “Pero por qué entonces usás esa remera?” “Ah, me encanta la cara. La veo en todos lados.”

Sí… PLOP!, igual que Condorito.

Pero fíjense que el chico tenía razón. A lo largo de unas semanas me dediqué a sacar fotos de la imagen del Che donde la encontrara. Hasta ahora conseguí estas:

Cigarros. En las vidrieras de un negocio en una de las zonas más caras de Londres.

En cuadritos- souvenirs.

Escuditos, entre los de Bob Esponja y High School Musical.

Picadoras de tabaco.

Me da un poco de lástima que se banalice tanto su imagen y que para muchos aquí sea una cara sin historia.

Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: