Cherry Pie & Cheesecake

She’s my cherry pie,
Puts a smile on your face ten miles wide.
Looks so good, brings a tear to your eye.
Sweet cherry pie, yeah.
(Cherry Pie – Warrant)

Cuando voy al supermercado lo que más me gusta comprar es frutas y verduras. Lo que es de estación se consigue a muy buen precio así que hace unas semanas me copé comprando y, conforme pasaban los días, me daba cuenta de que no tenía tiempo para comer todo eso!

Resolví entonces hacer algo.

Tenía una cajita de 250g de queso crema y un pote chico de crema empezado. Batí la crema, la agregué al queso crema, un huevo grande bien batido y al horno! Sin azúcar! Salió un cheesecake como me gusta, que se nota que está cocinado, con mucha textura y gustito a lácteo.

Lo difícil para mí fue decorarlo porque soy cero creativa, entonces me fijé en unos libros de cocina y me inspiré un poco.


Recordad que para que las frutas tengan esa apariencia tan brillosa, hay que disolver al fuego, una cucharada de mermelada de damascos con un chorrito de agua en una cacerolita. Luego colar, y pintar con un pincel.

Pero la estrella total fue un cherry pie que me salió divino y lo digo airosa porque lo hice con un miedo terrible!


Es que era la primera vez que lo hacía y busqué en youtube un videíto que explicara cómo hacer el repulgo. Y quería subirlo aquí y no lo puedo encontrar!

Pero sí les alcanzo la receta:

Ingredientes:

* 50g azúcar fino
* 1 cucharada de jugo de limón
* 1ooml de agua
* 400g cerezas, cortadas por la mitad y descarozadas (ármense de paciencia!)
* 2 cucharaditas de maizena (yo le pondría más…)
* 1 cucharada de Kirsch (opcional, yo no le puse)
* 1 cucharada de semolina (opcional, para que absorba el jugo. Pero yo no le puse y salió bien. Pero todo depende del horno, de la cocción, de quién sabe qué!)
* 1 cucharda de leche
* 3 cucharaditas de azúcar granulada

Procedimiento:

– Poner en una cacerolita a fuego lento el azúcar fino y el agua hasta que el azúcar se haya disuelto. Agregar el jugo de limón y las cerezas ya cortadas y descarozadas. Subir a fuego mediano y cocinar por 5 minutos.

– Disolver la maizena con un poco del líquido del jarabe de las cerezas (ese que se está cocinando) y luego verterlo sobre las cerezas mismas y revolver bien, que no se hagan grumos. Cocinar por 2 o 3 minutos hasta que espese. Agregarle el Kirch si lo desean. Dejar enfriar.

– Amasar la masa (les recomiendo hacer el doble de la receta que aparece aquí), tomar la mitad y forrar un molde de 20 cm y un poco alto. Si tienen semolina, le ponen un poco en la base. Me dijeron que un poquito de maizena también sirve.

-Volcar la mezcla de las cerezas una vez fría. Humedecer los bordes de la masa con un poco de agua.

– Tapar con la otra mitad de la masa y emparejar los bordes con un cuchillo. Hacer el repulgo y muy pero muy importante, hacerle varios tajitos a la tapa para que salga el vapor cuando se cocine. Dejar en la heladera por 30 minutos. (Yo ésto último no lo hice y no pasó nada)

– Encender el horno a 180°C y cuando saquen el pie de la heladera (el pai, no vuestra extremidad), se pincela con leche y se espolvorea el azúcar granulada.

– Al horno por 40-45 minutos hasta que se dore.

No se imaginan lo rico que es!

Y como llegué al final sin haber encontrado el video del repulgo, los dejo con este video ochentosísimo (Cuántos recuerdos! La época digo! Pero me acuerdo de cuando pasaban este video por la tele!) llamado Cherry Pie: