Habla Español?

“Un buen café” 😉

Hace unos cuantos años, cuando daba clases de inglés en mi casa, tenía de alumno a mi vecinito Javier. Era (es) muy inteligente pero un poco pícaro y si a veces la abuela estaba cuidándolo, él no le decía nada que tenía que venir. Como iba de tarde a la escuela, a inglés venía de mañana.

Pues una mañana noté que tardaba bastante así que decidí llamar a la casa para preguntar por él. Me atendió Dolores, la abuela, muy recta ella. Cuando se enteró de que Javier, en vez de estar durmiendo tendría que estar en clase, se enojó, me dijo firme que ya mismo me lo mandaba y que cuando llegara le diera “un buen café”.

Yo, que le estaba dando clases a los demás chicos, me extrañó que me pidiera eso. Yo quería decirle “Pero Dolores, no puedo, estoy dando clases, no puedo hacerle el desayuno” pero enseguida ella se despidió y cortó.

Al ratito llegó Javier y continué con la clase pero yo me sentía en falta. Pensaba “A lo mejor si no desayuna, se desmaya, pobre…”

Al mediodía le comenté a mamá mi conversación empezando con un “Sabés que hoy Dolores me pidió que le hiciera el desayuno a Javi!?!” Y le conté la conversación.

Mi mamá se empezó a matar de risa! “Pero no sabés qué es dar un buen café?!?!”

“Significa algo?!?!” pregunté yo, grandulona de más de 20 años y sin saber que dar un buen café significa reprender a alguien!!!!

Y así vive uno, creyendo que porque hablamos español todos nos entendemos, seamos de Latinoamérica o de España.

El otro día estaba chateando con Mauricio, uruguayo él y me pregunta:

– Cómo estás?

– Y… dentro de todo, bien.

– Qué significa “dentro de todo”?

– Significa “considerando las circunstancias”.

– Ah.

Al rato yo le pregunto:

– Y cómo vas con los exámenes?

– Hasta ahora vengo olímpico.

– “Vengo olímpico”? Y eso?

– Significa “hasta ahora estoy invicto”, para decir que no me fue mal en ningún examen.

Vieron? Hablamos español y así y todo, tenemos que explicarnos algunas frases.

La ganadora total de esta clase de anécdotas es Pity. En una época ella tuvo un novio chileno y un día tuvo el siguiente diálogo con él:

Pity: Y cuándo vienes para España?

Él: Cuando saque la polla.

(Es que en Chile, polla es la palabra que se usa para referirse a la lotería. Y bueno, para un español, esa palabra tiene otro significado! Si lo sabremos nosotros, los argentinos, con la palabra que ellos tanto usan pero nosotros decimos “agarrar”!)

Alguien de ustedes tuvo alguna vez algún tipo de malentendido con un hablante de español?

Alicia Mundialista En Fotos

Esta vez decidí resaltar lo importante con fotos.

Para qué escribir!? Las imágenes hablan por sí solas:

El entrenador.

El primer gol. (Dudoso, bueh…)

El segundo gol otra vez por el lindo de Higuaín. (Ya me aprendí el nombre)

El tercer gol. Qué patada la de Tévez, genial.

Roberto Rosetti, el hombre de la jornada.

Ah, qué se yo cómo dirigió, yo en eso no me fijé!

Strawberry Cake Forever

Sí, la torta es así, se hunde.

He vuelto a la cocina! No es que me haya alejado últimamente, cocino todos los días pero me han resurgido esas ganas de estar probando recetas, cambiando ingredientes, contarles los procedimientos…

El destape fue antes de ayer. Invitamos a un matrimonio amigo, argentinos ellos con una bebe, para ver el partido Argentina – Grecia.

En menos de dos horas hice una tarta de broccoli y queso Stilton, una más chica de tomates cherry con queso feta y unas cebollas salteadas en la base, un dip de lo que me sobró (queso feta procesado con un poco de fromage frais que es un queso parecido al yogur natural, ajo y aceite – se me fue la mano con el ajo pero estaba riquísimo!) y unos pinchitos (no como los hacen los vascos) de bolitas de mozzarella con tomate cherry y albahaca y y otros de jamón crudo con bolitas de mozzarella.

No sé cómo hice todo! Una loca desatada, verdaderamente!

También tenía en gateras unos knishes de papa (mi primera vez en hacerlos) pero obviamente, no había tiempo.

Mis primeros knishes! Pero no me salieron tan ricos como los de la Baba Pola.

Los dejé para ayer. Y como la masa lleva dos horas de reposo, en ese tiempo hice el relleno de los knishes y esta torta de frutillas tan pero tan fácil! Y tan rica! Y tan perfumada! Y tan hundida!

La receta original lo prevenía, se hunde en el medio y estaba hecha con frambuesas pero estamos en época de frutillas, así que la adapté un poco.

Les recomiendo hacerla, por supuesto y me cuentan qué onda.


Ingredientes

115g de manteca derretida más extra para pincelar el molde

400g de frutillas

jugo de medio limón (optativo)

225g de azúcar más extra para espolvorear

3 huevos medianos

250g de harina tamizada

2 cucharadas de polvo para hornear

cáscara de un limón


Procedimiento:

– Precalentar el horno a 160 grados.

– Pincelar con manteca derretida un molde de 20 cm de diámetro y muy alto (esto es importante porque la torta levanta mucho).

– Cortar las frutillas por la mitad. Yo las espolvoreé con azúcar porque me parecía que mojarlas con limón les iba a sacar el gusto. Además estas frutillas no eran tan coloradas.

– En un bowl batir los 3 huevos y e ir agregando el azúcar en forma de lluvia hasta que la mezcla sea una crema divina, blanca, espumosa y espesita a la vez.

– Agregar la harina de a poco e ir mezclando con una espátula, tranquilas, disfruten de esa crema que se va espesando. También en este paso le pueden agregar la cáscara rallada del limón.

– Agregar la manteca derretida. Les va a parecer que fue un error, que se apuraron, que les va a salir todo mal pero no, sigan mezclando con confianza que verán cómo se incorpora todo.

– Verter esta mezcla en el molde. Encima agregan las frutillas. Esparcir el azúcar.

– No importa que sean “demasiadas” las frutillas. Pónganlas todas, una encima de otras que durante la cocción la torta irá subiendo y “tragándose” las frutillas.


Como verán, esta torta es súper fácil pero lo poco complicado que tiene es que hay que vigilarla para que no se queme la parte de arriba y quede cruda adentro. Esto se previene mirando cómo va los primeros 15 minutos. Si les parece que se está dorando, la cubren con papel de aluminio.

Yo hice así y la dejé media hora. Me fui a fijar, pintaba bien, estaba divina pero cuando le mentí un palito de brochette estaba re cruda adentro.

La dejé unos 20 minutos sin taparla.

La vi otra vez, estaba mejor, la tapé y la dejé por otros 15 minutos.

Al cabo de ese tiempo, le metí el palito de brochette y salió limpio. Listo!

En total, lleva alrededor de 1 hora y 10′ vigilándola cada 15′. Todo dependiendo del horno, por supuesto.

La torta es una divinidad, rica y crocante y húmeda a la vez, una vez que está fría. No recomiendo cortarla tibia porque se desarma. Pero va en gusto.

Si quieren disimular un poco su irregularidad, en el medio le agregan crema a punto chantilly con unas hermosas frutillas para decorar.

Una porción y gracias! Llena bastante!

Crystal Palace


Crystal Palace es un barrio al sudeste de Londres. Se llama así porque en un predio muy grande de este barrio, estuvo el famoso Crystal Palace hasta que se quemó.

El Crystal Palace o Palacio de Cristal fue un gran edificio construido totalmente de vidrio y originalmente se erigió en Hyde Park. Fue inaugurado en 1851 para dar comienzo a una gran exposición internacional (la primera que alguna vez se hizo) donde las naciones mostraban, principalmente, los últimos avances en tecnología y productos autóctonos.

Realmente, una idea de avanzada concebida por el inquieto Prince Albert, el esposo de Queen Victoria. El palacio medía 92.000 metros cuadrados y cuando la exhibición terminó, fue trasladado al predio que mencioné al principio. En 1936 se quemó totalmente.

El parque se sigue llamando Crystal Palace y hoy en día es uno de los tantos espacios verdes que hay en Londres, visitado por mucha gente.

Es ideal para ir con niños porque contiene un museo, una granja:

Había una vicuña! Se llamaba Alice! Me encantó!

Y un espacio donde había reptiles y víboras:

Y un simpático gekko.

Y muchos espacios verdes, lagos, etc.

Con cisnes, por supuesto.

Y varios patos.

También hay una cancha de fútbol, del equipo Crystal Palace.

Crystal Palace Club.

Pero lo más interesante es una exhibición permanente de diferentes dinosaurios en tamaño real.


Leyendo carteles, nos enteramos de que estas esculturas fueron las primeras que se hicieron en el mundo para mostrar cómo eran los dinosaurios. Fueron hechas en 1852 e inauguradas en 1854.

Impresiona verlos, porque son de tamaño real!

Alguien tiene idea de cómo se llaman!?


Por supuesto que es un lugar especial para ir con niños. Lo que nosotros no sabíamos es que si uno ingresa al sitio web del parque, se puede bajar a mp3 un recorrido para hacer que te explica los nombres de estos bichos, cómo vivían, etc.

Para la próxima, entonces.

Memoria

Hay cosas que cuando te pasan, por alguna razón, no te las olvidás más.

Si esto que cuento, me pasó al año y medio de vida, me pregunto cómo puede ser que lo recuerde tan vívidamente.

Siendo tan chiquita, no?

Me acuerdo perfectamente y por años lo llevé en mi memoria hasta que un día encontré unas fotos que fueron una revelación: Eran cuatro fotos de aquél día, donde se me ve, en dos, con los ojos vidriosos y en las siguientes con los hechos que te paso a contar:

Recuerdo estar en la casa de mis primos Pablo y Gustavo. Pablo es un año mayor que yo y Gustavo unos meses menor. Mi hermana más chica tenía unos meses y no caminaba, en una de las fotos se la ve aúpa de mamá.

Recuerdo que estaba con mis primos y mi primo Gustavo, que no hablaba, me empujaba con su mano, me sacaba a un lado. Yo quería acercarme a algo y él seguía haciéndome a un lado (no de malo sino que yo era una nena o una extraña).

Nos sacaron una foto a todos los primitos juntos y yo recuerdo no querer estar al lado de Gustavo. Y seguía compungida.

Enseguida me fui con mi papá. Me quedé ahí hasta que, no sé, aquí ya no recuerdo tanto, papá me habrá hablado, me habrá dado un poco de confianza y mi prima Noemí me llamó y me hizo seguir jugando con mis primos.

La controversia? Había tres latas con las que los chicos estaban jugando en su casa. En una se había sentado mi primo Pablo, en otra Gustavo y había otra donde yo me quería sentar pero Gustavo no me dejaba.

Recorté tres de las cuatro fotos:


Y me quedé mirando este collage que me hizo llorar de a ratos todo el día. Porque esa secuencia muestra perfectamente la relación que yo tuve siempre con mi viejo: Si tenía una duda, una tristeza, algo lindo para contar, él era el primero en saberlo. Porque sabía que sus palabras (aunque a veces fueran crudas) me ayudaban a hacer mi camino.

Fijate cómo mi papá me consuela, yo le tomo la mano y despacio me voy sintiendo mejor, me voy soltando la mano de a poco y, ya contenta, me siento sobre la lata.

Sin querer, tengo una especie de representación de lo que fue mi vida: Nena de papá, me fue largando de a poquito y ya totalmente independiente (a pesar de estas lágrimas) me siento bien.

Alicia Mundialista

Año 2006. Partido amistoso con Brasil. Inauguración del Emirates Arsenal Stadium.

– Ahora que terminó Friends, cambio de canal a ver qué onda…

– Oh! 1 a 0! Qué genios!

– Ah, fue gol en contra…

– Gol? Ay, gol! Qué silencio… Me imagino los gritos en Argentina!

– Qué pestañas que tiene el que hizo el gol! Cómo se llama?

– Qué crenchas las de Jonás! Un horror! Una desprolijidad total!

– Maradona otra vez con ese traje? A lo mejor es cábala…

– Ay, no! Gol coreano!

– Tévez tiene dientes nuevos. Bien.

– Esas zapatillas naranjas quedan horribles con el pantalón negro y la remera celeste y blanca.

– Cómo lo siguen las cámaras a Maradona!

– Este relator puede ser tranquilamente el hijo de Benny Hill! Es igual!

– Cómo corren! Todos!

– Heinze se parece a David Coverdale joven y con pelo corto!

– Me parece a mí o este par de veces que Messi se acercó al arco coreano no pateó con fuerza?

– Cuántos argentinos en la cancha!

– No sé por qué a los comentaristas de acá les causa gracia cómo festeja Maradona!

– Heinze, querido, hasta yo sé que eso está sólo permitido en un partido de handball!

– Ay, se va Tévez? ;( Por qué? Se habrá cansado? Le dolerá algo?

– Gooooooooooooolllllllllllllllll!!!! Otra vez el chico de las pestañas!

– Ah, ahí pusieron su nombre! Gonzalo Higuaín! Qué lindo!

– Maradona parece un muñequito playmobil, gordito, cuadradito…

– El referí parece Maxwell Smart bronceado.

– Ah no! Higuaín botín de oro! Pero encima de lindo, hace goles!

– Se va?!? Bueh… Igual ya hizo suficiente para encumbrarse como revelación!

– Se ve que hace frío porque los del banco están todos con campera…

– Qué placer, 4-1!

– Ay, ya se pasó el segundo tiempo?! Qué rápido!

– Un horror ese tatuaje en el brazo de ese jugador! Quién es? Casi hace un gol!

– Lindo partido, eh?

– Ah, ya sé! Yo sabía que me hacía acordar a alguien! A Horacio Guarany!

Mr Hyde


Yo adoro a mi esposo, lo venero, lo admiro (demás está decir que lo amo) y para mí no hay otro como él. Siempre digo que es una persona maravillosa, le tengo confianza ciega, es mi amigo y mi compañero y todo es lindo.

PERO…

En mi casa la única futbolera es mi madre y mis hermanas y mi papá nos enganchábamos para el Mundial y gracias. No pasaba de ahí. Por otra parte, como en nuestra familia siempre alentaron el debate, las discusiones, el intercambio de ideas, etc., nadie nunca se callaba la boca para decir lo que fuera, sean ya pensamientos, puntos de vista, etc., etc.

Por consiguiente, yo estoy acostumbrada a hablar, a comentar y a debatir. Y lo siento como algo natural de hacer.

Claro que con los años una aprende a no abrir la boca cuando ve que la ocasión no da. Me ha costado. Creo que mis primeros 30 años fueron de total anti-auto-censura. Y si los otros se enojaban por lo que yo decía, era su problema, no el mío.

Bueno, ya estoy domesticada. Por lo menos con el fútbol. Gracias a mi marido, el que describí más arriba.

Yo soy de esas personas que se sientan a mirar un partido de fútbol y disfrutan de la jugada, de los movimientos de las piernas, de los gestos… Por eso me gustaba a veces ver esos video clips que hacían en TyC, con música clásica o de heavy metal y las imágenes en cámara lenta. Preciosos!

Si miro y algo me gusta y estoy acompañada, abro la boca: “Ay, qué jugada!” “Ay, qué pelos! Qué peinado!” “Qué jovencito!” “Cuántos años tiene éste?” “Qué golazo!”

Y eso lo pone loco a Alejandro! Es tan difícil que él se enoje pero con esas pocas frases logro ponerlo loco! Ale mira fútbol y se convierte en ese hombre machista que no es nunca! Odia escucharme hablar mientras mira fútbol! Odia! Y yo, como no sé separar el cavernícola que mira fútbol de mi marido amoroso, prefiero no estar cerca o hacer otra cosa cuando él mira los partidos.

Afortunadamente, el enojo que pueda tener con el resultado, con su equipo o conmigo (si abro la boca) le dura hasta que termina el partido. Después, es el mismo de siempre.

Ahora que empezó el Mundial, Ale es libre de hacer lo que quiera: Si quiere ir a reunirse con argentinos, pues que vaya pero a mí que no me lleve! Prefiero quedarme sola en casa y mirarlo a mi gusto y si quiero.

Es que, en realidad (ódienme), no concibo tanto fanatismo. Como dije antes, puedo disfrutar de una jugada, de un gol pero no de ver gente enloquecida por 22 tipos corriendo tras una pelota. Y encima que todo luego devenga en informes, análisis…

Vaaaaamossss….

(No estoy tan sola en ésta, no?)

The Gun Salute


El 10 de junio no sólo cumplió años Araceli: también cumplió años el Duque de Edimburgo, el esposo de Su Majestad. Y cuando algún royal de los importantes (la reina, el consorte, Charles y creo que nadie más) cumple años, hay una celebración que se llama Gun Salute que consiste en disparar municiones desde cañones, ahí al costadito de la Torre de Londres.

Tuve la suerte de ir a tres de estas ceremonias, gracias a mi amigo Jon que es miembro del Honourable Artillery Company. En la primera ceremonia que fui, hace ya 11 años, él fue uno de los que estuvo parado al lado de un cañón.

En la segunda, fue uno de los que gritaba “Fire!” y en esta última oportunidad, él fue uno de los que manejaba un jeep porque anda medio clueco de una rodilla.

En fin, que esta ceremonia fue muy parecida a la de la otra vez.

Jonathan me llamó unos dos días antes contándome de esto y le dije que ese día yo me tenía que encontrar con Pity pero pensé que a ella le podría interesar venir.

“Claro que sí!” me dijo contenta.

Pity es una blogger amiga que conocí hace un par de meses y fue encontrarnos y hacer click inmediatamente: nos divertimos, comemos, cocinamos, hablamos, y tratamos de vernos seguido.

Es muy muy divertida y siempre tiene anécdotas graciosas para contar.

Nos encontramos en la puerta del HAC y cuando entramos, nos dijeron que nos quedáramos al costado de la van blanca donde íbamos a ser trasladados hasta la torre. Es que nosotras y otro par de personas más, éramos VIP.

Mientras mirábamos alrededor:

Jugando al cricket. Creo que estos eran soldados pero con la ropa blanca que se usa en ese juego.


Los jeeps y los cañones atrás.

Y luego fuimos testigos de cómo inspeccionaban (muy formalmente) los uniformes de todos.


Inspeccionando los uniformes. La primera de la izquierda es una chica.

Inmediatamente después nos pidieron que subiéramos a la van y allí fuimos: Adelante nuestro iban tres jeeps cada uno llevando un cañón y más adelante unos cuantos policías en moto cortando el tránsito.

Qué bueno que estuvo! Realmente, como contaba hace unos años, te sentís que sos parte de la realeza y ver que todo el mundo está parado mirando y sacando fotos sin poder creer semejante espectáculo, por llamarlo de alguna manera: Los jeeps son sin techo y llevan uniformados sentados y muy serios.

Pity en un momento se puso a saludar a la gente desde la camioneta!!! Una señora al lado nuestro le dijo “No, no, así no” y le mostraba cómo tenía que mover la mano, como saluda la reina!!!

La cuestión es que yo estaba contenta y Pity fascinada!

Cuando llegamos a la torre, fuimos a nuestro sector VIP desde donde teníamos esta vista.

Llegamos a la torre. Estos eran los policías que iban cortando el tránsito.

Y a la 1 en punto empezó la ceremonia.


Empezando la ceremonia.

En total fueron algo como 60 y algo más de cañonazos, no me acuerdo cuántos.


“Fire!


La gente que visitaba la torre ese día pudo ver la ceremonia también.


Pity y los Beefeaters. (No parece el nombre de una banda de rockabilly!?!?)


Un Beefeater con su uniforme de verano.


Cuando terminó la ceremonia, todos desfilaron a sus puestos.

A la vuelta, estuvimos invitadas a almorzar y mientras esperábamos a que estuvieran todos listos, fuimos al bar, donde Pity pidió una limonada.

Lo gracioso es que el barman a cargo nos escuchó hablar en español y nos dijo que él es argentinoooo y de Caballito!! Que hace 30 años que vive en en UK y 20 que trabaja allí. Yo no podía creer que no haya perdido el acento para nada! Le conté que yo más de una vez estuve allí así que lo habré cruzado todas esas veces, increíble!

Pity y Carlos atrás, en el bar.

La cuestión es que mientras mirábamos alrededor, Pity divisó el bearskin (o gorro hecho de oso) que usan los Grenadiers. Se moría por ponerse uno y sacarse una foto y yo le decía que no estaba segura de que ello fuera posible, conociendo cómo son los soldados ingleses, tan formales y tan de seguir normas estrictas.


El bearskin y la gorra que se usa el Grenadier.

Pues por suerte mi amiga no se rindió ni me hizo caso y acudió a Carlos y le dijo si él podía interceder para preguntarle al Grenadier que estaba ahí si no le prestaba el sombrero para una foto. Carlos, que en todo momento tenía una sonrisa, se puso serio, lo pensó pero igual le dijo que le preguntaría.

El Grenadier, cuando escuchó el pedido, se puso serio y sus compañeros también, se miraron entre todos… y accedió!

Es que todos se ponían serios por la sorpresa, porque era como que nadie nunca les había hecho un pedido así!


Pity feliz!

Se morían de risa cuando la veían posar a Pity con el sombrero mientras yo les sacaba fotos (No! Yo no me animé! Pity insistía pero no… me daba como vergüencita, soy una tonta, ya lo sé…)

Y después nos sacamos fotos con los que estaban ahí. El Grenadier es el de rojo.

Al rato llegó Jonathan, le presenté a Pity y cuando le contamos lo que acabábamos de hacer se puso serio pero porque tampoco podía creer el pedido que había hecho!

Pity con Jonathan.

Almorzamos en un salón comedor divino que hay allí, rodeado de cuadros de la reina y demás monarcas.


El comedor y un cuadro de George VI, padre de su Majestad.

Otro sector del comedor y un cuadro de Su Majestad a lo lejos. Nosotros nos sentamos en otras mesas.


Aquí nos habíamos sentado nosotros.


Esta es una mejor perspectiva del salón.


Las escaleras de la entrada.

Desde el momento en que nos sentamos vimos que a lo largo de esa mesa larga había unas copas de plata muy monas. Cuando terminamos de comer Pity tomó una y quiso preguntar algo pero Jonathan y su amigo pusieron cara de pánico y se quedaron en silencio mientras ella preguntaba para qué servían: “Eh… Se supone que no debemos tocarlas!” dijeron.

Pues parece que es así, esos son trofeos antiguos que sólo se ponen sobre las mesas cuando hay alguna comida ceremoniosa como a la que fuimos invitadas.

Nos reímos con Pity cuando nos contamos que yo pensaba que era para poner hielo y ella para poner azúcar!

Después de almorzar, sacamos unas fotos:


Los vitraux muestran a San Jorge, patrono de Inglaterra. Y a la izquierda, Prince Albert, que fue un Grenadier también.

Y luego salimos para sacarnos otras con Jonathan y nos despedimos agradeciéndole su cortesía de invitarnos.

Con Jonathan.


Con Pity.

La verdad es que fue un día muy divertido.

Aquí les dejo unos pocos segundos para que vean cómo era la ceremonia. Aquí sólo muestro un cañón, pero había dos más.


00:26

PD: Entren por favor al blog de Pity. Van a alucinar con sus fotos y sus recetas!!!

Corazón Con Anestesia

Me cuesta, me cuesta, me cuesta…

La noche de nuestro tercer día en New York, decidí chequear los mails y me encontré con varios titulados URGENTE. Provenían de mi vecino, de primos, de sobrinos, y muy escuetamente me pedían que llamara a mi casa. Al mismo tiempo, en MSN encontré que estaba mi sobrino, le pregunté qué pasaba y me contesta que en realidad no es él, sino un amigo y que había fallecido su abuelo.

Su abuelo! Mi viejo!

Me agarró tal desesperación que no sabía qué hacer y por supuesto que llamé a casa y ahí me atendió mi hermana y lo único que recuerdo de esa conversación fue escuchándome repetir “Qué hago? Qué hago?” En realidad, lo que quería decir era “Cómo hago?!” Cómo hago para ir allá, cómo hago para irme ya?!

No sé cómo pero al cortar, me calmé. Me vino como una especie de frialdad cerebral y con Ale empezamos a ver cómo nos organizábamos. El único vuelo que hay de New York a Buenos Aires ya había despegado y el siguiente era a la noche siguiente. Era muy tarde.

Ale me pidió que me acostara y él estuvo casi toda la noche en vela buscando vuelos o viendo cómo coordinábamos. Al final, a eso de las 4 de la mañana, habiendo dormido unas pocas horas, vimos que lo más viable era volar de New York a Londres en el primer vuelo que llegaría a las 8.30pm a Londres y de ahí tomarme el vuelo Londres-Buenos Aires que partía a las 9.50pm.

Así hicimos, a las dos horas ya estábamos camino al aeropuerto, llamé a mis vecinos que me dejaran algo de ropa de invierno en la casa de mis viejos (sólo tenía ropa de verano y viajaba con mi cartera y lo puesto, nada más) y me sumí en la más profunda nada: nada. No lloré, no me desesperé, no sentía nada.

Decidí no dormir en el primer vuelo así lo hacía en el segundo, que era más largo.

En el segundo vuelo dormí algo, lloré algo y no pude comer nada, sólo tomaba té con leche.

Cuando llegué ya me habían ido a buscar, pude llegar a tiempo al velorio y al posterior entierro, me quedé unos cuantos días en familia y haciendo trámites y llegué aquí el 4 de junio.

Y sigo como si nada, es raro, estuve en tres ciudades diferentes en poco tiempo, viviendo algo tan doloroso como la muerte de un padre y llego aquí y sigo como si no hubiese pasado nada aunque debo confesarte que escribir esto me está dando palpitaciones y me está ayudando.

Tengo un cierto temor a quebrarme. No sé, pareciera que toda esta nada tapa mucho dolor y saberlo, me causa miedo.

New York Día 3

Many years since I was here, on the street I was passin’ my time away.
To the left and to the right, buildings towering to the sky
It’s outta sight in the dead of night.
Here I am, and in this city, with a fistful of dollars.
And baby, you’d better believe
I’m back, back in the New York Groove.
(New York Groove – Ace Frehley)

Disculpas por la tardanza, este fue nuestro paseo del 24 de mayo:

Postales explicadas:

Esta foto la saqué desde la ventana del hotel, el Empire State Building con los colores patrios.

Washington Square, esta plaza aparece mucho en Friends también!

Volvimos al Greenwich Village para visitar un lugar de película…

The Magnolia Bakery, donde Carrie compraba sus cupcakes.

Como lo promocionan ahí, “Carrie’s cupcakes”.

La cajita.

Como no había lugar para sentarse a comer ahí, nos fuimos a la plaza de enfrente. Nos decidimos por unos pesados cheesecakes.

Gay Liberation Monument, Christopher Park

Por momentos parecía estar en una película.

Ale quería ir a Flushing, a ver si existía el negocio de novias donde trabajaba La Niñera! 😉

Pero nos encontramos con que es casi un Chinatown. Y todas las veredas con un hedor insoportable.

Tomamos el subte para Queens, otro barrio y la vista desde el subte no es la que usualmente uno tiene de New York…

Ale dice que este sector parece la avenida Warnes de Queens.

Después cuando bajamos, la verdad, sí parecía que otra vez estábamos en una película.

Debajo de un puente por donde pasa el subte.

En esta zona hay muchos latinos y muchos negocios que promocionan su mercadería con alto parlantes, en español, por supuesto.

Ropa colombiana. Había varios de estos negocios.

Seguimos caminando y nos adentramos a un barrio parecido a donde vive Ugly Betty.

Después de mucho caminar llegamos a un sector del barrio donde postes en las esquinas pintados con la bandera celeste y blanca.

Sabíamos de un restaurant argentino y allí fuimos.

Restaurant El Gauchito. La carne fabulosa!

A punto de hincar el diente.


También había un club.

De allí fuimos a Brooklyn para sacarnos fotos en el Brooklyn Bridge.

No teníamos fotos de este lugar.

La vista que se tiene es fantástica.

A la vuelta decidimos explorar la Grand Central Station, una estación desde donde parten trenes, famosa por su arquitectura y decoración.

El Chrysler Building a lo lejos.

La estación.

La esquina en donde se encuentra, Vanderbilt Avenue y East 42nd Street.

El edificio Met Life contrastando con lo clásico.

Adentro hay muchas arañas.

Llegando al hall.

Allí está el famoso reloj de cuatro caras.

Enorme! Y eso es sólo el hall central.

Las boleterías. Me recuerdan a las de estación Retiro y Constitución, no?

En el subsuelo hay un sector que se llama Whispering Gallery, o sea, una galería de susurros. Nos ubicamos cada uno en una esquina diagonalmente opuesta y nos hablábamos bien bajito y se escuchaba como si estuviéramos uno al lado del otro!

Whispering Gallery

La policía patrullando.