Elecciones Y Votaciones

– Hola, vengo a votar.

– Muy bien. Tenés la tarjeta?

– No.

– Bueno, me decís tu nombre y código postal?

– Sí. XAGFGJAETAG.

– Ah, sí, aquí está. Bueno, acá tenés tu boleta y podés marcar hasta tres candidatos.

– Gracias. Vení conmigo, Ara…

Así fue hoy cuando fui a votar. Ara estaba silenciosa y seria como yo estuve aquélla vez que fui a acompañar a Jonathan.

Pero como expliqué ahí y acá, todo es relajado.

Hoy se vota para primer ministro y demás autoridades. Yo puedo votar autoridades locales.

Cuando Tony Blair dejó su cargo de primer ministro, eligió a Gordon Brown, su, entonces, ministro de economía. Aquí cuando un primer ministro decide renunciar, nombra a otro y éste continúa en el poder hasta llamar a elecciones cuando lo crea necesario o cuando vea que ya es hora.

Un contexto breve:

Gordon Brown no ha tenido un buen gobierno. Por empezar, no cae muy simpático, da una imagen de insulso total, no tiene llegada, no es carismático. Según leí por ahí, es un tipo encantador pero se encienden las cámaras y se tensa demasiado.

Campaña conservadora: Muestra a Gordon Brown y una frase “Liberé 80,000 criminales antes de tiempo. Déjenme hacerlo otra vez”. Gordon Brown está peleando por una reelección.

El candidato conservador, David Cameron, parece ser el que más intenciones de voto tiene. Es un “chico bien”, educado en Eton y Oxford y él y su esposa (una profesional exitosa) hacen todo lo que pueden para aparentar ser una pareja normal y de clase media.

Campaña conservadora: Cameron y una frase “Que los chicos de 16 años hagan un Servicio Civil Nacional”.

El otro candidato es Nick Clegg, del partido Liberal Democrat, un tipo joven, casado con una española y fue la gran revelación en el primer debate que hubo de los tres candidatos.

Aquí se vota desde las 7 de la mañana hasta las 10 de la noche. Es un día normal, todo anda igual, no hay veda política aunque los periodistas no pueden estar informando sobre intenciones de voto ni boca de urna.

Recién a la madrugada se verá una tendencia o resultado definitivo así que es común que la gente interesada pase la noche en vela mirando la tele.

La tele, justamente, prepara programas especiales, algunos cómicos basándose en las elecciones y la BBC obviamente estará dando datos al instante.

Con respecto a la campaña, no hay graffiti en las paredes apoyando a tal o cual candidato, no hay piquetes ni marchas ni el voto es obligatorio.

Hay personas que prefieren colgar carteles mostrando qué partido apoyan. En este caso, los Liberal Democrats.

Aquí en estas últimas semanas se vio bastante actividad proselitista en los candidatos. Generalmente van a varias ciudades de la mano de sus esposas y posan para las fotos, hacen algún discurso, son todos simpáticos y lindos.

El que no tuvo mucha suerte fue Gordon Brown, pobre. Un día estaba haciendo no sé qué acto y estaba toda la prensa y en cuanto se puso a hablar, hubo un choque de un auto contra un poste de luz. Allí corrieron las cámaras y los micrófonos y Gordon quedó ahí con su gente…

La anécdota más recordada será de aquélla señora que se lo cruzó y le comentó su preocupación por tantos europeos del este que vienen a trabajar aquí y se quedan con los puestos de trabajo. Gordon contestó alguna frase políticamente correcta pero se olvidó luego de sacarse el micrófono y se lo escuchó protestar por esa mujer “intolerante” que se acercó a decirle eso y preguntaba de quién había sido la idea de que le hagan tener un diálogo con ella.

En fin. Veremos con qué noticia nos despertamos mañana, si hubo mayoría, si hay primer ministro conservador o seguimos con el laborista o los demócratas liberales nos dan una sorpresa…

Todo explicado aquí en español, miren qué interesante:

1:56