New York Día 2

But I know what I’m needing
And I don’t want to waste more time-

I’m in a New York state of mind.
(New York State Of Mind – Billy Joel)

Escrito el 23 de mayo:

A la vuelta del restaurant donde comí la hamburguesa con gusto a paté, fuimos a una farmacia y Ale extasiado ante tantas cajitas con remedios (le encantan! Tendría que haber sido farmacéutico) eligió una distinta a la que había elegido al comienzo de nuestra vista y que no me habían hecho ningún efecto.

Ya con lo que me quedaba de fuerzas, me dí un baño bien caliente, me tomé ese dichoso remedio y hoy me desperté como si nada me hubiera pasado: respirando bien con la nariz seca.

Durante el desayuno decidimos ir al acto que se conmemoraría en el monumento a San Martín y como Frank nos había dicho que era a la 1.30 del mediodía, teníamos tiempo para pasear un poco.

Fuimos hacia Battery Park desde donde parten los ferrys que te llevan hasta Staten Island y a la Estatua de la Libertad y Ellis Island.

Tomamos el subte que es sucio y no muy atractivo. Hay muchas ratas grandotas corriendo por las vías y hay sectores que pareciera que no se limpiaron desde su inauguración!

Los molinetes.

El andén.

El subte.

Además noté que en esta ciudad salvo por las esquinas que están adaptadas para tal fin, hay poco para facilitarle el acceso a la gente en sillas de ruedas.

Battery Park.

La mañana estaba un poco nublada y con algo de niebla pero la temperatura estaba agradable.

Lady Liberty.

El Museo de los Inmigrantes, en Ellis Island.

El ferry de Secretaria Ejecutiva! Let the river run…

Monumento a los caídos en la Segunda Guerra Mundial.

Después de Battery Park fuimos hacia Wall Street y en el camino nos encontramos con el famoso toro.

Imposible sacarme una foto yo sola!

Llegamos a Wall Street y pasamos por el famoso Stock Exchange, aquel donde Néstor y Kristina tocaron la campanita.

Wall Street.

The Stock Exchange.

Federal Hall. Aquí estuvo el sitio donde Washington fue consagrado presidente.

Luego fuimos hacia el sitio donde estaban las Torres Gemelas y de ahí a una exhibición de lo que se piensa construir en el lugar (maquetas, etc) y algo muy interesante, una línea de tiempo del ataque.

El sitio donde estaban las Torres Gemelas.

El tiempo iba pasando y nos quedó tiempo para acercarnos hasta el Greenwich Village a ver la esquina de “Friends”.

Las típicas casitas de las películas!

El edificio de Friends! Con un café abajo, pero no es el Central Perk, obvio!

Volvimos a tomar el subte hasta llegar a Central Park. Estábamos un poco desesperanzados porque llegábamos re tarde, eran la 1.50. A la vez pensamos: “Bueno, es algo organizado por argentinos, no necesariamente será puntual…” Pues no nos equivocamos, cuando llegamos no había pasado nada aunque nos enteramos que en realidad no iba a haber un acto sino que era un punto de reunión para comenzar una procesión hacia la iglesia para una misa y luego para la cena informal en el Consulado.

Allí volvimos a ver a Frank, un mendocino hijo de guatemalteco y madre argentina.

También estuvimos hablando con otros argentinos que hace muchos años viven aquí.

Una familia gaucha.

Ale con Frank.

Otro gaucho!

Seguíamos haciendo sociales pero no pasaba nada y al mismo tiempo, sabíamos que a una cuadra había una marcha de diferentes agrupaciones judías (nos enteramos ayer cuando estuvimos por allí) así que fuimos hacia allí. La marcha se llamaba Salute to Israel.

Podría traducirlo como “Orgullosos de ser americanos, orgullosos de ser judíos.”

Algunos no estaban de acuerdo con esa marcha y protestaban al costado.

Ustedes creen que hubo incidentes al finalizar!?!?


Después de observar un rato y sacar las fotos, volvimos al monumento a San Martín y ya estaban todos preparándose para la procesión a la que nos invitaron pero queríamos pasear por el Central Park así que les agradecimos el gesto y seguimos con nuestro camino.

Preparándose para empezar la procesión.

Llevaban una imagen de la Virgen de Luján.

El mediodía había pasado y me parece que mi estómago estaba en modo MUTE porque no hacía el ruido de hambre de siempre. Es que desde que llegué aquí estoy preocupada por la calidad de la comida. Y todo es muy dulce y muy salado.

Miramos una guía que tenemos que recomendaban un lugar llamado Carnegie Deli, famoso por sus sandwiches de pastrami. Como nos encanta el pastrami, para allí fuimos.

Pero en el camino vimos estos hermosos edificios:

No sé cómo se llama pero me encantó la decoración externa.

Carnegie Hall.

Carnegie Deli.

El Carnegie Deli tiene buena fama y se la merece. Los sandwiches son gigantescos, el de pastrami caliente y fue lo que pidió Ale. Yo me decidió por uno de lengua, y frío.

Y te traen para acompañarlos, estos pepinos al vinagre riquísimos!

Las paredes están totalmente cubiertas de fotos de famosos autografiadas.

La “bestialidad” de mi sandwich. Me gustó pero prefiero cómo hace la lengua mi papá.

Y luego sí, al Central Park! Es taaaan grande que no lo recorrimos todo y estas son algunas de las fotos que sacamos.




Llegamos al Dakota Building que es el edificio donde vivía John Lennon y en cuya entrada fue asesinado. Sacamos las fotos pertinentes y volvimos a entrar al parque.

Dakota Building.

En Strawberry Fields.

Cruzamos el parque a lo ancho hasta volver a Fifth Avenue para sacar fotos. Fuimos a la famosa juguetería FAO Schwartz donde NO se filmó Mi Pobre Angelito NI Quisiera Ser Grande.

La entrada.

Adentro, nosotros nos tentamos con la sección Harry Potter.

Yo probándome el sombrero vaya uno a saber de quién.

Ale probándose el de Dumbledore.

En Fifth Avenue qué hacer más que sacar fotos? Sí, shopping, pero bueno, no soy muy shopping girl…

Fifth Avenue.

Ay pero sí fue emocionante ver Tiffany!!!

Mirando los anillitos…

De allí a Trump Tower.

El lobby todo dorado.

Un sector tranquilo.

Y al salir vimos unas lindas iglesias.

Por ningún lado pude encontrar el nombre de esta iglesia.

St Thomas Church.

Pasamos por el Rockefeller Center, un complejo de 19 edificios.

La entrada de una brasserie.

50 Rockefeller Plaza.

Esta es la sección donde en invierno ponen la pista de patinaje sobre hielo.

Después pasamos por Christie’s.

Un Botero en la puerta.

Y por NBC Studios, donde hay un negocio gigante con artículos sobre Friends, The Office, 30 Rock, Seinfield, etc… Menos mal que estaba cerrado si no ahí sí que me daba algún gusto!

New York Día 1

In New York you can forget
Forget how to sit still.
(New York – U2)


Luego de un viaje Londres- New York de 7 horas, habiendo partido a las 10.30 de la mañana, llegamos a NYC a las 12.30 del mediodía así que tuvimos la diferencia horaria a nuestro favor.

Llegamos al aeropuerto, tomamos el subte y nos bajamos en Manhattan y caminamos unas cuadras (cuadras! aquí hay cuadras) hasta llegar al hotel.

En el subte.

Ale y yo ya habíamos estado en esta ciudad pero nunca juntos. En aquélla oportunidad hice todo lo que hay que hacer: Subirme al Empire State Building, subirme a la Estatua de la Libertad, subirme a las torres gemelas, pasear por Greenwich Village, los museos, blah blah blah.

Esta vez vamos a hacer un poco de eso y otro poco de otras cosas. (Ok, vamos sobre la marcha, sí, queremos ir relajados)

Por lo menos, el primer día aquí muy relajada no andaba. En el momento mismo en que el avión tocó tierra comencé a estornudar sin parar y durante el día derivó en una congestión aguda y aguada, me lloraban los ojos y la nariz constantemente.

Le puse el pecho a las circunstancias y me la banqué lo mismo.

Después de instalarnos en el hotel, salimos y caminamos por Broadway hasta llegar a Times Square y nos llamó la atención algo que no había en NYC la última vez que vinimos (hace 14 años, por favooooorrrr!!!!) y fueron unas secciones peatonales en las calles donde hay mesas y sillas y que no pertenecen a ningún restaurant o café en especial y cualquiera se puede sentar allí.

Frente a Macy’s.

Luego de mirar todo con la boca abierta como si fuera por primera vez (es que hay muchas cosas nuevas) vimos una escalera estilo tribuna en Times Square y desde allí se tiene una muy buena vista de Broadway.

Ese reloj muestra la cuenta regresiva para Lost.

Times Square a lo lejos.

Times Square. Ahí se ve la tribuna.

La vista desde la tribuna.

Otra cosa graciosa es que hay gente pintada o disfrazada como si fueran las famosas estatuas vivientes pero éstas aquí en América, se mueven, no se quedan quietas. En realidad, son personas disfrazadas que se dejan sacar fotos y por supuesto piden propina si te sacás con ellos.

Máicol.

Hay muchos carteles bilingües y a veces la redacción en español se ve muy teñida de las expresiones en inglés…

“Horario retardado”.

Aquí es donde Letterman graba su famoso programa.

Seguimos caminando hasta acercarnos a Central Park. Enfrente de una de las entradas hay una plaza llamada Columbus Circle.

Llegando al Columbus Circus, ese edificio es el Trump Hotel & Tower.

Columbus Circle y el Time Warner Center a la izquierda.

Globo de acero, que pertenece al Trump Tower.

Yo no había tenido oportunidad de caminarlo porque había venido en invierno y se hacía de noche rápido.

Mateos al costado de Central Park.

Cuando caminábamos en dirección a una estatua de San Martín, nos cruzamos con un hombre que vestía una remera con la bandera argentina y tenía el equipo de gimnasia de Argentina.

Yo me sonreí y lo señalé cordialmente, él nos miró, caminó unos pasos y se dio vuelta y nos preguntó, en español, si éramos argentinos. Le respondimos afirmativamente y nos saludó, nos dijo que se llamaba Frank, que hace 20 años que vive en New York y nos contó que al día siguiente iba a haber un acto por el Bicentenario donde está la estatua de San Martín y después habría una misa en una iglesia católica cercana y luego habría una cena informal en el Consulado.

Nos saludamos otra vez, prometiendo ir si podíamos porque estábamos aquí paseando.

Monumento a San Martín, sobre Central Park South.

Monumento a Simón Bolívar, en la vereda de enfrente, sobre Central Park South.

Siguiento por Central Park South con dirección a 5th Avenue se pueden ver edificios impresionantes, típicos neoyorkinos, no?

Grand Army Plaza y la Pulitzer Fountain.

The Plaza a un costado.

Entramos al Apple Store y chequeamos los mails en los iPads que están ahí en exhibición.

Se entra por allí y se desciende por una escalera o ascensor de vidrio.

Seguimos caminando hasta 5th Avenue ya que decidimos pasear por el Central Park al día siguiente. Para este entonces yo ya estaba con una congestión tal que había gastado 4 paquetes de pañuelos descartables y amenazaba con más. Me lloraban los ojos y me empezó a doler todo. Un remedio que me había comprado antes de empezar la caminata no me había hecho nada.

Así que decidimos comer algo porque yo estaba enferma pero también tenia hambre. No sabíamos si comer hamburguesas o comer algo un poco más “decente”.

En esta ciudad los McDonalds, los Burger Kings o Wendys son un tanto sucios así que vimos una especie de restaurant mezcla pub y allí pedimos hamburguesas. Yo, de pavo y Ale de carne de vaca.

Cuando nos trajeron los platos se los devolvimos enseguida porque la comida estaba fría. Se disculparon, los volvieron a traer y mi hamburguesa parecía hecha de paté más que carne de pavo y la de Ale no sabía muy bien tampoco. Fue por eso que comentó “Me había olvidado de lo mal que se puede comer en New York!”

Perlitas fotográficas:

De esta clase de chiringuitos hay por todos lados! Los pretzels, infaltables!

Cómo serán?!?

Kensington Palace & Kensington Gardens


Todo es lindo en Londres, todo me gusta, todo es divino por eso quedé muy sorprendida y desilusionada con algo que no me gustó aquí… por primera vez.

En Kensington Palace vivieron, entre otras princesas y royals, Princess Margaret (la hermana de la reina) y fue la última residencia de Lady Di.

Como se imaginarán, el gran atractivo que tiene este hermoso palacio no es sólo la edificación en sí sino, justamente, que allí vivió Diana hasta su trágica muerte. Los americanos, particularmente, adoran a Diana y estoy segura de que aquél día los que fueron ahí (como los otros visitantes y Ara y yo) fue para ver algo sobre ella, algún cuadro, alguna pertenencia.

Al llegar, nos llamó la atención el precio de la entrada (£12.50 – caro a mi entender) y que en el cuarto donde sacamos las entradas había una especie de árbol seco con ramas que llegaban hasta el techo. No entendía por qué cuando yo pregunté si tenían un mapa para recorrerlo, me dieron un papel que decía “Enchanted Palace”. Los miré y me explicaron que ésa era una exhibición. “Ok,” le dije a la chica, “pero se puede visitar el palacio igual?” “Aquí le damos la guía” “Pero no veo un mapa…” “No, es que es una exhibición de princesas”

Creí que se podía visitar una exhibición además de ver el palacio. Pero bueno, además de ese papelito, nos dieron un lapicito a cada una y entramos por un pasillo corto y tuvimos que subir una escalera.

Las paredes estaban pintadas de blanco con dibujos un tanto infantiles (tipo monigotes). Adelante mío iba Araceli quien hizo una libre interpretación de la decoración y tomó su lapicito y empezó a dibujar la pared!!!! La agarré justo cuando terminó de dibujar un cuernito sobre la cabeza de un monigote!!!

“PARAAAAAA!!!” le dije en pánico “Qué estás haciendo!??!” “Pero no ves?” me dijo “la gente puede dibujar sobre las paredes!” “No, Ara! Nada que ver, es así! Y por favor, sigamos que acá hay cámaras por todos lados a ver si todavía tenemos que pagar una multa!”

A la distancia, esto fue lo único divertido de esa visita! Grrrrrrrrr! La famosa exhibición sobre las princesas fue una idea demasiado pretenciosa y con lo que nos encontramos fue que todos los cuartos del palacio (que poseen tapices o cuadros añosos bellísimos y objetos de arte) estaban con luz bajísima, con esos condenados árboles secos en el medio, con exhibiciones de artistas modernos, con nada pero nada explicado y lo peor, no se veía nada!

Un horror! Yo pensaba en cada cuarto que entraba “Bueno, ahora acá seguro que voy a poder ver algún cuadro” Pues no! Nada!

Cuando nos fuimos (porque encima la exhibición es cortita) me despaché a gusto en el libro de visitas y lo que me sorprendió (bah, qué me va a sorprender) es que casi todos los comentarios decían lo mismo “Qué pérdida de dinero y tiempo!”

Así que si vienen a Londres, no entren a Kensington Palace si está esa exhibición. No van a ver nada! Mejor paseen por los jardines que son gratis y en verano están bellísimos.

Me acompañan mientras se me va el malhumor?

En realidad, lo llamado Kensington Gardens es un parque grande que rodea el Palacio. Contiene una laguna (Round Pond) y un lago más larguito (The Serpentine) y un puente que pasa sobre el mismo y lo conecta con Hyde Park.

Esta es una puerta al Sunken Garden o Jardín Hundido, pegadito al Palacio.

Estilo Alice in Wonderland, no?

El Sunken Garden más de cerca.

A lo lejos se ve The Orangery, un restaurant muy monono para comer algo light o tomar el té.

Caminando en dirección a Hyde Park, podemos ver esta estatua de la Reina Victoria hecha por una de sus hijas, Princess Louise. Queen Victoria nació en Kensington Palace.

Queen Victoria.

También hay una estatua a Peter Pan.

Es de bronce y tiene alrededor todos los personajes de la historia.

También se encuentra esta interesante estatua llamada Physical Energy.

Hecha por Watts, un pintor y escultor victoriano.

La foto que sigue es de la famosa Princess Diana Memorial Fountain, una fuente de granito dedicada a Lady Di. Uno puede ir, sentarse, mojarse los pies, las manos y no se permite la entrada a los perros.

Fue inaugurada por la reina el 6 de julio de 2004.

Este pájaro gigante está a la entrada de la fuente.

Más al norte se encuentran otros jardines llamados Italian Gardens.

Me parece que les falta un poco de manutención.

Algo precioso que se encuentra en este parque, ya casi sobre Kensington Road es este magnífico monumento al Príncipe Alberto, marido de la Reina Victoria.

Albert Memorial.

Y justo enfrente se encuentra lo que vendría a ser el equivalente al Teatro Colón (por la importancia), sólo que aquí se toca cualquier clase de música.

Royal Albert Hall.

Unos visionarios, eh.

“The Hand Of God”

Lo que también me gustó ver fue muchos animalitos y todos sueltos.

Esta pata con sus patitos.

Este parece un Mandarina Duck. Es precioso.

Los hermosos cisnes, no podían faltar, por supuesto.

Hay ardillas por todos lados!

Estos dos animalitos también andaban sueltos ese día! 😉

Málaga

Oh, and they cried: “Malagueña!
Wait for me Malagueña!”
I remember it well…
(Spanish Nights – Blackmore’s Night)

Cómo pedir tu café. Café Central, Málaga.

Nuestro último día en España, el 5 de mayo, lo pasamos en Málaga. Es una ciudad muy importante aunque con un bullicio tranquilo, con mucha gente elegante, muchos paseos de compras y también con muchos rinconcitos históricos e iglesias. Es la tierra de Pablo Picasso y de Antonio Banderas!

Lo primero que hicimos fue ir a la Oficina de Información Turística donde nos dieron muy buenos datos para recorrer esta gran ciudad en un día. Por supuesto que no pudimos recorrer todo lo que hubiéramos querido pero en esas horas que paseamos vimos muchas cosas interesantes.

En la Oficina de Turismo te dan un mapa con un itinerario marcado y ése fue el que seguimos.

Primero que nada, compramos unas deliciosas almendras tostadas y saladas. A 2 euros cada flaco conito, me parece que la viveza no es sólo criolla! Y si ése es el precio verdadero, pues es muy caro!

Pero bueno, teníamos ganas de algo rico.

Empezamos caminando por la hermosa peatonal Marqués de Larios, con negocios y restaurantes y cafés a ambos lados.

Marqués de Larios.

Nos metimos por varias callejuelas o pasajes con nombres originales. Uno de ellos fue esta callecita, Fresca. Sí, así se llama y verdaderamente era fresca, nos protegió del calor y del sol fuerte que hacía ese día.

Fresca.

Como no podía ser de otra manera, hay una catedral.


La catedral se encuentra al costado de la Plaza del Obispo donde se ve la fuente y ese edificio tan hermoso es el Palacio Episcopal.

Palacio Episcopal y Plaza del Obispo.

Pablo Picasso nació en esta ciudad y se pueden encontrar algunos edificios que tienen que ver con su vida. Por ejemplo:

El Museo Picasso, donde originalmente se encontraba el atelier de su padre.

Al lado está esta iglesia donde fue bautizado.

Este es la casa natal de Picasso.

La casa natal de Picasso ocupa ese pedacito de esquina pero fíjense qué linda es la cuadra donde se encuentra!


Ahí enfrente hay una plaza llamada Plaza de la Merced donde hay una estatua de Picasso.

Pablo.

Pero también enfrente de esa plaza hay un bar muy rockero y también hay otra estatua y yo preferí sacarme una foto ahí.

Con Elvis, por supuesto.

Se encuentra en Málaga un anfiteatro romano y una alcazaba.


Y subimos a un castillo altísimo, el Castillo Gibralfaro desde donde se tiene una vista buenísima de Málaga.

Plaza de Toros de la Magueta y Museo Taurino.

En la foto siguiente se puede ver un poquito de la playa, las avenidas y ese hermoso edificio que es Ayuntamiento.


Aquí se lo puede ver mejor:

Ayuntamiento de Málaga.

Y ya que estábamos con Araceli, nos dirigimos a la playa, La Malagueta.


Me gustó ver que estaba llena de adolescentes, todos en grupos de amigos. Eran chicos locales que salían de la escuela y se dirigían a la playa a juntarse con más amigos, a nadar, a charlar… Me pareció encantador, que en vez de enfilar para la casa a tocar la compu, estaban allí disfrutando del sol y del mar.

Algunas postales:

Entramos pero no había facturas 🙁

Parrilla argentina.

Acá Araceli encontró dos grupos argentinos. Saben ustedes cuáles son?

Por las hermosas calles de varias ciudades españolas siempre vi unos delantales bellísimos, con volados como los preciosos vestidos de bailaora.

Esta vez me decidí y me compré uno rojo profundo con unos divinos lunares negros.

Por supuesto que antes de usarlo lo lavé. Y miren qué desilusión!

No los compren! Miren cómo quedan! 🙁

Kiss En Londres

They try to tell us we don’t belong,
That’s alright, we’re millions strong.
This is my music, it makes me proud,
These are my people and this is my crowd.
(Crazy, Crazy Nights – Kiss)


Como toda persona que escucha pop y/o rock nacional y/ o rock and roll, a la gente metalera la miraba de costado, desconfiaba de esos pelos al viento y de los cuernitos y la lengua afuera.

Todo eso cambió cuando conocí a Ale y a su banda y a varios metaleros más y descubrí un mundo tan pero tan diferente al que muestran en el escenario: En general, son gente muy sensible (imposible de creer, no?) y muy pero muy inteligente y muy culta (Hay un estudio que dice que los que escuchan heavy metal generalmente tienen un alto coeficiente intelectual). Y la mayoría tienen trabajos normales como toda gente común pero la diferencia es que gustan de música un poco pesada para el gusto de muchos.

Lo más increíble es que son personas muy pacíficas y muy pero muy románticas: no por nada las mejores power ballads fueron compuestas por grupos de rock pesado.

Y sé que los seguidores de Kiss son como una familia y lo que descubrí ayer es que son súper tranquilos. Por lo menos cómo se comportaron los de acá antes, durante y después del recital.


Llegué al Wembley Arena temprano y sola porque Ale se había retrasado de su vuelta del trabajo así que yo, a pesar del fresco, estuve dando vueltas.

El Wembley Arena.

Después de cavilar un poco, me animé y empecé a preguntarle a la gente que había venido producida si podía sacarles fotos o sacarme yo con ellos.

Es una chica la segunda de la izquierda. (La que no está maquillada también!)

Díganle a la señora que para la foto se saque el diario de abajo el brazo…

Todos me respondían afirmativamente. Estaban encantados!

Había muchos más!

Cuando nos encontramos con Ale, entramos al estadio y disfrutamos del recitaaaaaaaaaaallll!!!

Así abrió, espectacular por supuesto y no puedo creer la calidad de nuestra cámara! Se ve y se escucha genial!

Como me pasa con cada nuevo aparato se me puede escuchar preguntando “Ahora?” “Está filmando?”

Primera vez que yo los veía en vivo, Ale los vio todas las veces que pudo y honestamente, no me defraudaron, fue un show muy compacto y divertido.

Ale contento.

Algo tierno que hicieron durante una canción, fue mostrar en los monitores que tenían en el escenario, a toda la gente que había venido pintada como ellos. Los habían estado filmando antes de entrar al estadio!

Se acuerdan lo que alguna vez escribí, de cómo se comporta el público aquí? Los filmé, la verdad es que para parámetros argentinos, el campo es bastante tranquilo…

00:40

Contrariamente a lo que pueda parecer, los cuatro integrantes de Kiss son lo más anti divismo que hay.

Eso sí, la tienen clara cuando se trata de merchandising. A Gene Simmons (el vampiro, el cara de malo) no se le escapa ninguna oportunidad.

Remeras, palillos de batería, y demás. Carísimo, a £20 o más.

Lo novedoso es que vimos unos chicos con una humilde mesita. Nos acercamos a ver qué ofrecían.

Tentadora la propuesta.

Por £20, te daban un voucher y a la salida retirabas un pendrive en monona cajita junto con un código. Al día siguiente, o sea hoy, entrás al website y te bajás el recital de ayer. Ale lo hará esta noche.

La cajita.

El pendrive. (1GB, Boooo!)

Kiss son especialistas en arengar a sus seguidores, especialistas en encantar y hechizar y cautivar a la audiencia, en algunas partes hasta me parecía demasiado, pero los fans respondían extasiados y muy felices. Y eso es lo que importa, en definitiva.

“You wanted the best? You get the best! The hottest band in the world! Kiss!”

Granada Y La Alhambra

Granada, tierra ensangrentada en tardes de toros.
Mujer que conserva el embrujo de tus ojos moros.
De rosas de suave fragancia
Que le dieran marco a la Virgen morena.
Granada, tu tierra esta llena
De lindas mujeres, de sangre y de sol.
(Granada – Plácido Domingo)

El centro de Granada.

La verdad es que Granada siempre estuvo en mi imaginación como una ciudad de mucho sol, gitanos y, por supuesto, La Alhambra.

Haber estado en tierras andaluzas me pareció un sueño y como me pasó con Egipto, me hubiese gustado haber leído aún más sobre esta ciudad y más sobre García Lorca. (Dicho sea de paso, estuve buscando poemas escritos por él sobre Granada y serán muy bellos pero eran un bajón!!!)

Pero bueno, a pesar del frío (sí, frío en Granada!) paseamos por la ciudad misma y visitamos el hermoso palacio morisco. Tuvimos un día para recorrerla entonces decidimos caminar por parte del centro histórico y a la tarde, enfilar para La Alhambra. No entramos a ninguna iglesia o museo así que espero volver en algún otro momento para dedicarle más días.

Granada es una ciudad moderna, al momento de ir nosotros estaban arreglando las avenidas principales así que ir en auto fue una pesadilla y nos llevó bastante tiempo encontrar estacionamiento.

El transporte público es bueno, hay muchos colectivos y mucha actividad turísitica. Incluso hay un bus que te lleva directamente a La Alhambra.

Comenzamos nuestra caminata por la catedral, construida entre 1526 y 1561. En su capilla están las tumbas de los Reyes Católicos.

Con Ara, en la puerta de la catedral. Es gigante!

Cuando me acuerde qué es este edificio, lo actualizo 😉

Encontramos por allí a la Iglesia de Santo Domingo. Nos encantó la fachada, pintada, parecía algo medieval… Pero después descubrimos que el frente había sido pintado en los años 60. Así que la fascinación se cortó enseguida!

Iglesia de Santo Domingo. Igual es linda!

Llegamos a una plaza llamada Bib-Rambla, rodeada de lindos edificios.

Frente a la fuente en la plaza Bib-Rambla.

El Ayuntamiento.

Monumento en la Plaza Isabel La Católica.

Por esta escalera también se puede acceder caminando a La Alhambra.

Este rinconcito me encantó.


La Alhambra

Con la Alhambra detrás.

Por dónde empezar! Cómo describir este hermoso lugar!

La Alhambra contiene varios palacios adentro y también ha sido un fuerte. En un comienzo fue una ciudad amurallada, construída por los moros o árabes quienes ocuparon Granada por 400 años.

Vista de parte de la muralla.

(Quienes sepan más, aclaren o corrijan todo lo que quieran en los comentarios, no me ofendo. Siento no saber tanto sobre historia española así que pido disculpas desde ya si escribo algún error!)

La palabra Alhambra, dicen algunos, proviene del nombre en femenino de su fundador, Abu Alahmar, que en árabe significa “el Rojo”, por ser pelirrojo. Hay otra explicación interesante aquí.

Vista panorámica, al atardecer.

Una vez que se entra a la fortaleza se puede recorrer con un audio tour. Personalmente, no se los recomiendo, pero es mi opinión personal. Yo elegí el tour en español y la verdad es que era medio pesado porque no describía qué era cierta sección o para qué se usaba, la información era mínima, y sin embargo, las explicaciones eran interminables citando escritores o poetas que escribieron sobre tal o cual rincón.

Una lástima porque llegando a mitad del recorrido decidí apagarlo. Si te gusta esa clase de recorrido más literario que informativo, no hay problemas, elegilo. Si no, te recomiendo que te compres un libro o guía de este lugar y lo recorras leyendo y mirando.

Comenzamos por El Generalife, una villa con jardines utilizada por los reyes musulmanes de Granada como lugar de retiro y descanso.

Uno de los tantos jardines.

Patio de la Acequia.

Patio de Comares.

Patio de los Arrayanes.

En el Mexuar. Ale escuchando la audio guía.

Con Araceli en la Escalera del Agua. A los costados fluía el agua.

Se podían visitar los palacios por dentro, todos hermosamente decorados con estilo morisco, inscripciones en árabe por doquier y ricamente adornados hasta los techos.

Observad:





A medida que caía la tarde (y nos íbamos congelando de a poco) fuimos terminando nuestro paseo. Hay una fuente sostenida por unos leones, muy famosa, que no pudimos ver por estar siendo restaurada pero igual, había tanto para admirar, que supongo, otra vez que vaya, la veré.

Estanque de los jardines de El Partal: Torre de las Damas.

Una fuente en los jardines y los naranjos.

A mí me encantó este paseo. Lástima el frío, Ara y yo estábamos congeladas y a lo último ya queríamos irnos como seaaa. Pero le dimos el gusto a Ale y tomamos un bus que nos llevó a una colina desde donde sacamos unas fotos de la Alhambra a los lejos, roja de atardecer…

De todas formas, lo que muestro es sólo pocos sectores. Pero el sitio web está buenísimo. Abriendo aquí con Internet Explorer, se puede tener una visita virtual del lugar.

Nerja, Frigiliana Y Burriana

Del 1 al 5 de mayo estuvimos pasando unos días en la famosa Costa del Sol en España. Sol hubo, sí, pero también una ola de frío inesperada que anduvo por España justito esa semana, qué mala pata!

De todas formas, la pasamos lindo. Hubo un día de mucho sol que aprovechamos (para beneplácito de Araceli) para ir a la playa.

Además de estas ciudades que voy a describir ahora, también visitamos Málaga y Granada.

Nerja

Aquí fue donde nos alojamos. Alquilamos una casa muy bonita que estaba en una cima desde donde teníamos una vista fantástica de las colinas, de las demás casas. Una casa cómoda con servicio de hotel, perteneciente a una empresa que hay aquí que ofrece alquiler de casas conjuntamente con un auto, así que uno puede moverse libremente a su tiempo.

La casa. Y con parrilla!

La vista desde la casa.

Cuando fuimos al centro de Nerja, lo primero que vimos fue un barco viejo y a algunas personas sacándose fotos allí. No entendía por qué pero luego nos enteramos, leyendo un mapa o algo, que aquí se había filmado la serie española Verano Azul, la cual me sonaba conocida. Recordé luego que mi hermana solía verla. Ale también se acordaba. Yo, para nada.

El barco de Verano Azul.

En fin, que en este lugar hay una agencia de viajes con el nombre de Verano Azul, creo que hay algún negocio y también está el Parque Verano Azul.

A mí no me busquen para juzgar playas, ya se sabe que no me gusta el mar ni la playa, pero sí admito que el agua se veía muy azul y contrastaba muy bien con las edificaciones tan blancas. La arena, admitamos, bueno, no era amarilla, más bien marroncita parecida a la arena de playas argentinas, pero lo importante es que estaban limpias.

El mar a lo lejos.

Eso sí, este es un lugar donde encontrarás muchos ingleses. Tanto es así que los negocios tienen muchos productos de aquí y muchos pero muchos carteles están en inglés, sobre todo los de los restaurantes.

Sobre la ruta, escondido entre las montañas, vimos este maravilloso acueducto romano. Dimos la vuelta con el auto en la siguiente rotonda y bajamos a sacar fotos. Hermoso el acueducto, realmente valió la pena.

Acueducto del Águila.

Lo que más me gustó fue visitar la Cueva de Nerja, un paseo muy interesante, nos encantó caminar por allí adentro. Estas cuevas fueron descubiertas en 1959.

Se ven las escaleras por donde caminábamos.

También se encuentra aquí el famoso Balcón de Europa, un mirador desde donde se tiene una vista amplísima del Mediterráneo.

La vista del Mediterráneo.

Se dice que el rey Alfonso XII fue quien llamó así a este lugar, porque parecía que al asomarse Europa terminaba allí mismo.

Boulevard camino al “balcón”.

Al costado del boulevard.

Paseamos por allí un domingo a la tarde, todo el mundo parecía estar allí dando la vuelta del perro. Vimos niños que habían tomado la comunión ese día. Nos llamó la atención que los padres y parientes se habían puesto sus mejores ropas, no les puedo explicar lo producidos que estaban! Elegantísimos!

Y los niños! Cuando toman la comunión, los varones se visten con una especie de uniforme militar, llevan un saco azul con un adorno dorado y de camisa y corbata.

Mucho paseo! Vayamos a cenar!

Mi cena: Calamar a la plancha. Decir que estaba rico es poco!!!!

Frigiliana

Adoramos Frigiliana! Qué linda es! Nosotros, que nunca estuvimos en Grecia, decíamos que se parecía. Ara, que sí estuvo allí, decía que es verdad, se parece mucho. Las casitas son todas blancas y hay muchas escaleras en vez de calles.

Vista desde un mirador.

Araceli cuesta arriba.

Hermosos balcones. Todo rincón era bonito.

Es una villa pequeña y lo bonito es pasear por allí y comer en alguno de los mononos restaurantitos que hay por todos lados. Paramos al mediodía para comer unas tapas y la gordita se pidió un postre típico: naranjas con miel de caña, un producto muy de esa zona, dicen que allí producen la mejor. Dicen los locales, claro. Pero les creo verdaderamente! Y las naranjas fueron las más dulces que alguna vez probé!

Acompañado con copos de crema.

Burriana


En Burriana pasamos un día de playa. O debería decir “Araceli pasó un día de playa”? Ale y yo nos guarecimos bajo una sombrilla. Yo porque no tomo sol y Ale por un día no quería arriesgarse, él es súper blanco y se quema muy fácilmente, por más bronceador que se ponga.

Así que dejamos que la nena disfrute y chapotee alegre en la mar mientras nosotros, los viejos, charlábamos, comíamos y leíamos. Alma de jubilados, que le dicen.

El lugar está minado de ingleses y alemanes! Hay enfrente de la playa una seguidilla de restaurantes y todos los menúes están en inglés y la gran mayoría ofrecen platos de aquí! Con lo bien que se come en España, qué despropósito es ir allí a comer unos fish and chips! O una hamburguesa!

Araceli me sacó miles de fotos porque no podía cre-er que a mí no se me cayera la cara de vergüenza por mi atuendo playeril. Pues no! No me gusta tomar sol y me cuido de broncearme. Y como la sombrilla no me tapaba los pies, usé una toalla a tal efecto.

Y me pedí unas sardinas asadas.

Y salí así:

Soy Penélope Anti-Glamour.

Para terminar unos carteles que vimos por allí:

No se le puede dar de comer a gatitos. Por Nerja hay muchos! Sobre todo por donde están los restaurantes.

Este está más que claro, no?

Elecciones Y Votaciones

– Hola, vengo a votar.

– Muy bien. Tenés la tarjeta?

– No.

– Bueno, me decís tu nombre y código postal?

– Sí. XAGFGJAETAG.

– Ah, sí, aquí está. Bueno, acá tenés tu boleta y podés marcar hasta tres candidatos.

– Gracias. Vení conmigo, Ara…

Así fue hoy cuando fui a votar. Ara estaba silenciosa y seria como yo estuve aquélla vez que fui a acompañar a Jonathan.

Pero como expliqué ahí y acá, todo es relajado.

Hoy se vota para primer ministro y demás autoridades. Yo puedo votar autoridades locales.

Cuando Tony Blair dejó su cargo de primer ministro, eligió a Gordon Brown, su, entonces, ministro de economía. Aquí cuando un primer ministro decide renunciar, nombra a otro y éste continúa en el poder hasta llamar a elecciones cuando lo crea necesario o cuando vea que ya es hora.

Un contexto breve:

Gordon Brown no ha tenido un buen gobierno. Por empezar, no cae muy simpático, da una imagen de insulso total, no tiene llegada, no es carismático. Según leí por ahí, es un tipo encantador pero se encienden las cámaras y se tensa demasiado.

Campaña conservadora: Muestra a Gordon Brown y una frase “Liberé 80,000 criminales antes de tiempo. Déjenme hacerlo otra vez”. Gordon Brown está peleando por una reelección.

El candidato conservador, David Cameron, parece ser el que más intenciones de voto tiene. Es un “chico bien”, educado en Eton y Oxford y él y su esposa (una profesional exitosa) hacen todo lo que pueden para aparentar ser una pareja normal y de clase media.

Campaña conservadora: Cameron y una frase “Que los chicos de 16 años hagan un Servicio Civil Nacional”.

El otro candidato es Nick Clegg, del partido Liberal Democrat, un tipo joven, casado con una española y fue la gran revelación en el primer debate que hubo de los tres candidatos.

Aquí se vota desde las 7 de la mañana hasta las 10 de la noche. Es un día normal, todo anda igual, no hay veda política aunque los periodistas no pueden estar informando sobre intenciones de voto ni boca de urna.

Recién a la madrugada se verá una tendencia o resultado definitivo así que es común que la gente interesada pase la noche en vela mirando la tele.

La tele, justamente, prepara programas especiales, algunos cómicos basándose en las elecciones y la BBC obviamente estará dando datos al instante.

Con respecto a la campaña, no hay graffiti en las paredes apoyando a tal o cual candidato, no hay piquetes ni marchas ni el voto es obligatorio.

Hay personas que prefieren colgar carteles mostrando qué partido apoyan. En este caso, los Liberal Democrats.

Aquí en estas últimas semanas se vio bastante actividad proselitista en los candidatos. Generalmente van a varias ciudades de la mano de sus esposas y posan para las fotos, hacen algún discurso, son todos simpáticos y lindos.

El que no tuvo mucha suerte fue Gordon Brown, pobre. Un día estaba haciendo no sé qué acto y estaba toda la prensa y en cuanto se puso a hablar, hubo un choque de un auto contra un poste de luz. Allí corrieron las cámaras y los micrófonos y Gordon quedó ahí con su gente…

La anécdota más recordada será de aquélla señora que se lo cruzó y le comentó su preocupación por tantos europeos del este que vienen a trabajar aquí y se quedan con los puestos de trabajo. Gordon contestó alguna frase políticamente correcta pero se olvidó luego de sacarse el micrófono y se lo escuchó protestar por esa mujer “intolerante” que se acercó a decirle eso y preguntaba de quién había sido la idea de que le hagan tener un diálogo con ella.

En fin. Veremos con qué noticia nos despertamos mañana, si hubo mayoría, si hay primer ministro conservador o seguimos con el laborista o los demócratas liberales nos dan una sorpresa…

Todo explicado aquí en español, miren qué interesante:

1:56

Torcida

Haciendo que manejo, al año y medio.

No sé manejar. No puedo. No me sale, no me tengo confianza, no me siento cómoda y quisiera animarme. Porque no me gusta decir lo anterior, que no puedo, no me sale, etc. Qué es lo que me impide?

Lo gracioso es que hace muchos años pagué un curso de manejo. Eran tantas clases prácticas y dos teóricas. El curso estaba diseñado de tal manera que al final del mismo vos ya sabías manejar, estacionar, dar marcha atrás, etc. Después estudiabas el teórico y te sacabas el registro.

Así, suena todo divino y genial. Pero yo hice todas las clases prácticas, TODAS, y no séeeeeee.

Cuando iba al curso me costaba muchísimo largar el embrague de a poco. El auto se me iba para adelante como tosiendo. No sé cuántas clases tardé en agarrarle más o menos la mano pero un día, cuando estaba un poco confiada, o sea, manejaba canchera, el instructor, sentado al lado mío en un coche doble comando, frenó de repente.

Yo me lo quedé mirando y le pregunté por qué lo había hecho. “No te das cuenta?” me dijo amablemente “te estabas por chocar este auto” y me señala uno que estaba estacionado a su derecha.

Pues, no, no me había dado cuenta! Para mí estaba manejando lindo y derechito! Y me remitió a cada una de las infinitas veces que, caminando con alguien al lado y con el acompañante del lado de la pared, me han frenado y me han dicho “Pará que me estás por aplastar contra la pared!”

Ay por qué?!?! Por qué camino torcido?! Por qué manejo torcido!? No soy bizca y esto me sigue pasando ahora y eso que tengo los ojos operados con láser y veo bárbaro!

Yo lo atribuyo a la vista aunque nunca le pregunté a ningún oftalmólogo si el problema está ahí. Será el equilibrio, tendré algo en el oído? La verdad no lo sé…

Alguno tiene una idea?

Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: