The Tower Of London

The White Tower.

Adoro este fuerte y antiguo palacio que sirvió de cárcel, de lugar de torturas, observatorio y encima, alberga las Joyas de la Corona. Es para pasar unas cuantas horas recorriendo las calles internas, entrando y saliendo de habitaciones, torres, etc.

Interior del fuerte.

Otro sector interior.

Interior de una torre.

Este fuerte es conocido como La Torre de Londres porque lo primero que se construyó (en 1078 y por orden de William the Conqueror, al igual que Windsor Castle) fue la torre, que se llama The White Tower o Torre Blanca.

Todo alrededor hay una pared y alrededor de ésta, en la antigüedad, había una zanja con agua.

Ahora hay césped.

Esto se ve desde afuera, al lado de un paseo que bordea el río Thames.

Este es el mismo sector, desde adentro.

Se podía acceder al fuerte por algunas puertas si uno venía navegando por el río con un prisionero al lado. Generalmente entraban por La Puerta del Traidor o Traitor’s Gate.

Traitor’s Gate. Antes había agua allí.

En este fuerte han sido ejecutados, entre otros, Ann Boleyn, esposa de Henry VIII; Lady Jane Grey, reina de Inglaterra por unos pocos días y los pequeños príncipes.

Todos los mencionados fueron decapitados menos los últimos, que, a pesar de sus pocos años, fueron encarcelados lo mismo y luego desaparecieron. Por eso se dice que hay muchos fantasmas andando por allí.

Las reinas ejecutadas fueron tratadas con mucho respeto hasta el final. Viste, acá es así, todos formales, serios, pero si te tienen que cortar la cabeza, te la cortan!

Y levantaron este monumento para conmemorar sus muertes. Tiene un almohadoncito de vidrio en el medio.

The Execution Site.

The Queen’s House.

Hay una importante colección de armaduras de todos los tiempos. Impresionante ver qué bien conservado que está todo. Obviamente no se puede sacar fotos allí!

De todas formas, las exhibiciones van cambiando por meses pero el tema recurrente es Henry VIII, creo yo, el monarca más conocido de Inglaterra. Y se ve que es muy popular todavía, ya que todo el tiempo se hacen exhibiciones sobre él.

Notarán a vuestra llegada o con sólo chusmear desde afuera, que hay unos hombres vestidos con un llamativo uniforme: rojo y dorado en verano, rojo y negro en invierno. Son los famosos Beefeaters.

Con dos simpáticos Beefeaters.

Que no te de vergüenza pedir una foto! Ellos saben que se lo pedirán! Y están acostumbrados!

Son soldados guardianes que cuidan este fuerte y viven adentro. Son maestros en teatralizarte la historia del lugar. Si sabés inglés, te recomiendo que los sigas por donde anden. Si no, están los tours auditivos.

Otra cosa que vas a ver y que te puede dar miedo, son los cuervos. Son grandísimos y gorditos! Hay un Beefeater que se denomina Ravenmaster que es quien se ocupa de criar a estos bichos que tienen fama de ser súper inteligentes.

Un cuervo y un soldado.

Hay un dicho que dice que el día que en la Torre no haya más cuervos, ese será el día que el reino caerá. Por eso, mantienen siempre 6 cuervos y uno de repuesto. Les cortan las alitas para que no se vuelen, por las dudas.

La casita de los cuervos.

Algo que me impresionó mucho fue visitar una torre llamada The Beauchamp Tower. Allí fueron encarcelados muchos miembros del gobierno considerados desleales. En sus paredes interiores todavía se pueden apreciar los graffiti tallados por los presioneros. Muchos son en latín, algunos han tallado los escudos que representaban a su familia.

Si mal no recuerdo, éste es el escudo de armas de la familia de Lady Jane Grey.

Y todo está perfectamente conservado, tienen una placa de acrílico adelante.

Lo mejor de lo mejor, para mí fue ver las Joyas de la Corona. No se puede explicar tanta opulencia, tanto oro, tanto diamante, tanta corona, tanto cáliz, tanto… tanto… Y es para encandilarte!

Aquí se encuentra el famoso diamante Koh-i-noor, que no es un secarropas, eh!

En esta sección obviamente, no se puede sacar fotos pero te subo algunas de las poquitas que conseguí en internete.

Lo que vas a ver no es ni la mitad de todo lo que hay!!


Londres y el contraste constante: Lo antiguo y lo moderno.