La Vida En Blanco Y Negro

Mis viejos tienen muchas fotos de su juventud, algunas de cuando eran niños y son todas en blanco y negro. Hasta las de su casamiento. Por eso, desde que era niña, cada vez que ellos me contaban alguna cosa de su infancia o de su adolescencia, yo me imaginaba todo pero en blanco y negro

No lo puedo evitar, me sigue pasando ahora, me imagino a mamá jugando con sus amigos o andando a caballo, en blanco y negro. Me imagino a papá en su colegio pupilo y en blanco y negro.

Siempre me pasó que yo me sentí muy diferente de la infancia de mis viejos justamente porque mi infancia, al igual que mis fotos, era en colores. Ni qué decir cuando papá o mamá se despachaban con alguna frase o palabra de su época, además de imaginarme sus vidas en blanco y negro, también olían a naftalina!

Un horror, che! Qué padres más antiguos!

Bueno, lo admito: Yo también tengo fotos en blanco y negro… Pero muy poquitas, eh!

Pero pasa que a cierta edad (por no decir a partir de los 40) tu vida se va tornando blanco y negro o con olor a naftalina a ojos de los demás. Ya no somos esos frescos y tiernos pimpollos, nosotros ahora también cargamos con bastante historia y también empezamos a decir frases o palabras que suenan sospechosamente viejas.

Me pasó cuando estuvo Deborita. Un día, no sé qué estaba haciendo y se le cayó algo. Pregunté en tono de broma “Qué rompiste Borromeo?” y Ale se sonrió conmigo. Deborita me miró con cara de nada. Ahí caí. Le pregunté si sabía qué había dicho. Obvio que me contestó que no!

Qué vieja me sentí! Qué tan parecida a mis padres me vi!!!

Qué frase o palabras que ustedes decían antes han dicho hace poco y sonaron anticuadas?

Me interesaría que los que no viven en Argentina y tienen frases así que las explicaran! Estaría buenísimo!

(Borromeo era el nombre de un personaje de un programa de Argentina llamado Calabromas. Un programa de humor aniñado y naïve a comparación de lo que se ve ahora. El chiste era que al final el niño nunca rompía nada, era su padre el que hacía lío!)