The Tower Of London

The White Tower.

Adoro este fuerte y antiguo palacio que sirvió de cárcel, de lugar de torturas, observatorio y encima, alberga las Joyas de la Corona. Es para pasar unas cuantas horas recorriendo las calles internas, entrando y saliendo de habitaciones, torres, etc.

Interior del fuerte.

Otro sector interior.

Interior de una torre.

Este fuerte es conocido como La Torre de Londres porque lo primero que se construyó (en 1078 y por orden de William the Conqueror, al igual que Windsor Castle) fue la torre, que se llama The White Tower o Torre Blanca.

Todo alrededor hay una pared y alrededor de ésta, en la antigüedad, había una zanja con agua.

Ahora hay césped.

Esto se ve desde afuera, al lado de un paseo que bordea el río Thames.

Este es el mismo sector, desde adentro.

Se podía acceder al fuerte por algunas puertas si uno venía navegando por el río con un prisionero al lado. Generalmente entraban por La Puerta del Traidor o Traitor’s Gate.

Traitor’s Gate. Antes había agua allí.

En este fuerte han sido ejecutados, entre otros, Ann Boleyn, esposa de Henry VIII; Lady Jane Grey, reina de Inglaterra por unos pocos días y los pequeños príncipes.

Todos los mencionados fueron decapitados menos los últimos, que, a pesar de sus pocos años, fueron encarcelados lo mismo y luego desaparecieron. Por eso se dice que hay muchos fantasmas andando por allí.

Las reinas ejecutadas fueron tratadas con mucho respeto hasta el final. Viste, acá es así, todos formales, serios, pero si te tienen que cortar la cabeza, te la cortan!

Y levantaron este monumento para conmemorar sus muertes. Tiene un almohadoncito de vidrio en el medio.

The Execution Site.

The Queen’s House.

Hay una importante colección de armaduras de todos los tiempos. Impresionante ver qué bien conservado que está todo. Obviamente no se puede sacar fotos allí!

De todas formas, las exhibiciones van cambiando por meses pero el tema recurrente es Henry VIII, creo yo, el monarca más conocido de Inglaterra. Y se ve que es muy popular todavía, ya que todo el tiempo se hacen exhibiciones sobre él.

Notarán a vuestra llegada o con sólo chusmear desde afuera, que hay unos hombres vestidos con un llamativo uniforme: rojo y dorado en verano, rojo y negro en invierno. Son los famosos Beefeaters.

Con dos simpáticos Beefeaters.

Que no te de vergüenza pedir una foto! Ellos saben que se lo pedirán! Y están acostumbrados!

Son soldados guardianes que cuidan este fuerte y viven adentro. Son maestros en teatralizarte la historia del lugar. Si sabés inglés, te recomiendo que los sigas por donde anden. Si no, están los tours auditivos.

Otra cosa que vas a ver y que te puede dar miedo, son los cuervos. Son grandísimos y gorditos! Hay un Beefeater que se denomina Ravenmaster que es quien se ocupa de criar a estos bichos que tienen fama de ser súper inteligentes.

Un cuervo y un soldado.

Hay un dicho que dice que el día que en la Torre no haya más cuervos, ese será el día que el reino caerá. Por eso, mantienen siempre 6 cuervos y uno de repuesto. Les cortan las alitas para que no se vuelen, por las dudas.

La casita de los cuervos.

Algo que me impresionó mucho fue visitar una torre llamada The Beauchamp Tower. Allí fueron encarcelados muchos miembros del gobierno considerados desleales. En sus paredes interiores todavía se pueden apreciar los graffiti tallados por los presioneros. Muchos son en latín, algunos han tallado los escudos que representaban a su familia.

Si mal no recuerdo, éste es el escudo de armas de la familia de Lady Jane Grey.

Y todo está perfectamente conservado, tienen una placa de acrílico adelante.

Lo mejor de lo mejor, para mí fue ver las Joyas de la Corona. No se puede explicar tanta opulencia, tanto oro, tanto diamante, tanta corona, tanto cáliz, tanto… tanto… Y es para encandilarte!

Aquí se encuentra el famoso diamante Koh-i-noor, que no es un secarropas, eh!

En esta sección obviamente, no se puede sacar fotos pero te subo algunas de las poquitas que conseguí en internete.

Lo que vas a ver no es ni la mitad de todo lo que hay!!


Londres y el contraste constante: Lo antiguo y lo moderno.

La Vida En Blanco Y Negro

Mis viejos tienen muchas fotos de su juventud, algunas de cuando eran niños y son todas en blanco y negro. Hasta las de su casamiento. Por eso, desde que era niña, cada vez que ellos me contaban alguna cosa de su infancia o de su adolescencia, yo me imaginaba todo pero en blanco y negro

No lo puedo evitar, me sigue pasando ahora, me imagino a mamá jugando con sus amigos o andando a caballo, en blanco y negro. Me imagino a papá en su colegio pupilo y en blanco y negro.

Siempre me pasó que yo me sentí muy diferente de la infancia de mis viejos justamente porque mi infancia, al igual que mis fotos, era en colores. Ni qué decir cuando papá o mamá se despachaban con alguna frase o palabra de su época, además de imaginarme sus vidas en blanco y negro, también olían a naftalina!

Un horror, che! Qué padres más antiguos!

Bueno, lo admito: Yo también tengo fotos en blanco y negro… Pero muy poquitas, eh!

Pero pasa que a cierta edad (por no decir a partir de los 40) tu vida se va tornando blanco y negro o con olor a naftalina a ojos de los demás. Ya no somos esos frescos y tiernos pimpollos, nosotros ahora también cargamos con bastante historia y también empezamos a decir frases o palabras que suenan sospechosamente viejas.

Me pasó cuando estuvo Deborita. Un día, no sé qué estaba haciendo y se le cayó algo. Pregunté en tono de broma “Qué rompiste Borromeo?” y Ale se sonrió conmigo. Deborita me miró con cara de nada. Ahí caí. Le pregunté si sabía qué había dicho. Obvio que me contestó que no!

Qué vieja me sentí! Qué tan parecida a mis padres me vi!!!

Qué frase o palabras que ustedes decían antes han dicho hace poco y sonaron anticuadas?

Me interesaría que los que no viven en Argentina y tienen frases así que las explicaran! Estaría buenísimo!

(Borromeo era el nombre de un personaje de un programa de Argentina llamado Calabromas. Un programa de humor aniñado y naïve a comparación de lo que se ve ahora. El chiste era que al final el niño nunca rompía nada, era su padre el que hacía lío!)

Como Remolacha Para Chocolate

Me acuerdo de que hace bastante vi un documental sobre producción masiva de tortas de chocolate para supermercados y ahí saltó el secreto mejor guardado: se usan remolachas porque mantienen las tortas más húmedas por más tiempo.

Ideal, entonces, para hacer brownies.

Lo que noté al hacer estos brownies (que tienen muchas menos calorías que los comunes) es que la superficie no queda tan crocante como debería ser, por eso creo fue que la receta dice que tenés que moler algunas avellanas para ponerle encima, porque así sentís crunch cuando mordés.

Igual, esta fue la primera vez que los hice; a lo mejor, con la práctica, le voy tomando el tiempo exacto, no todos los hornos son iguales.

No tengan miedo! Al igual que la torta diferente, no van a sentir PARA NADA el gusto de la remolacha. Se los juro!

Ingredientes

400g de remolachas hervidas, coladas y peladas, cortadas en cubos
100g de avellanas
3 huevos medianos
220g de azúcar negro
1/4 cucharadita de sal
150g de chocolate semi amargo
2 cucharadas de harina
70g de cacao en polvo
2 cucharadas de polvo de hornear
1 cucharada de extracto de vainilla
30g de avellanas molidas (para decorar)

Procedimiento

– Encender el horno a 160 grados. Forrar el molde con papel manteca pero si el molde es antiadherente no hace falta. Igual pincelar el fondo y los costados con un poquito de aceite.

– Procesar los 100g de avellanas hasta hacer una harina finita.

– Batir los huevos, el azúcar y la sal por 5 minutos hasta que esté el triple de su volumen original.

– Procesar las remolachas hasta hacerla puré. Calentar 1 minuto al microondas.

– Calentar el chocolate al microondas. Mezclar con el puré de remolachas hasta que el chocolate esté totalmente derretido. Volver a poner unos segunditos en el microondas si fuera necesario.

– A la mezcla de los huevos agregarle el polvo de avellanas, harina, cacao en polvo, polvo de hornear y extracto de vainilla y combinar bien.

– Por último agregarle a todo esto, las remolachas mezcladas con el chocolate.

– Verter la mezcla en el molde y espolvorear las avellanas molidas un poco, con el palo de amasar.

– Cocinar en el horno mínimo 35 minutos. Se van fijando de a poco, a mí me llevó más tiempo que ése.

La prueba de fuego fue llevarlos a la casa de unos amigos fanatiquísimos del chocolate y jamás se dieron cuenta!

Salud!

Si alguna vez no brindo siquiera por tonterías
brindaré con silencio por la fortuna perdida.
Brindar muy en serio por una vez en la vida:
brindo hasta la cirrosis por la vacuna del SIDA.
(Brindo – Los Rodríguez)


Me pregunto cómo escribir este post lo más objetivamente posible…

Ale y yo no tomamos alcohol pero no por una cuestión religiosa ni nada, es que realmente no nos gusta. Y siempre decimos que vivimos en el país equivocado porque si te gusta tomar o disfrutar de un trago, éste es el lugar. El alcohol no es tan caro (bueno, según la botella que elijas) y conseguís bebidas alcohólicas de todo el mundo. Aparte hay infinitas marcas de cerveza o sea, cualquier cosa que se produzca la encontrás aquí.

Pero lo que quisiera contarles son cosas que he notado aquí y que en Argentina, no. A lo mejor sí sucedían o suceden allí y yo vivía en un termo y no me daba cuenta. De todas formas, lo que les describo a continuación es lo que veo y no juzgo a nadie, sólo trato de ser objetiva.

– Se toma mucho. MUCHO. Cuando digo mucho, es M-U-C-H-O. La edad para empezar a tomar y comprar alcohol legalmente es 18. A partir de ahí, los chicos se emborrachan maaaal. Las chicas! Me siento vieja contándolo pero da lástima verlas tan borrachas!!! Y mirá que acá tienen un aguante bárbaro, nada de dos latitas de cerveza, acá chupan mucho vodka, tragos, de todo!

– El alcohol es tema de conversación frecuente en todos lados: se menciona al pasar, se menciona como punto de partida de alguna anécdota… Es muy común que cualquiera te diga (sin sonrojarse, con una pequeña sonrisa) “Y anoche, llegué tan borracho/a a casa que no me acuerdo de nada… que me desperté tarde… que encontré un/a tipo/a en mi cama y no me acordaba de dónde lo/la saqué, etc”.

– Hablando con varias personas muchos se justifican diciendo que el alcohol ayuda a tener una buena conversación, a pasarla bien, a que todo se relaje… Yo pregunté “Pero no podés pasarla bien sin tener que tomar?” No supieron qué contestarme…

– Otras personas me han contado que cuando probaron su primera cerveza no les gustó. Yo pregunté “Y por qué seguiste entonces?” No supieron qué contestarme…

– Como ya conté una vez, si vas a una fiesta o reunión, la cantidad de sillas es inversamente proporcional a la cantidad de alcohol.

– Es muy común que a partir de las 9 de la noche el subte huela a alcohol. Antes era más evidente todavía porque ahora no está permitido tomar alcohol en el subte.

– “Divertirse” es un eufemismo para “emborracharse”.

– Todos los días en los diarios vas a ver fotos de distintas celebrities que la noche anterior salieron borrachísimos de las discos o restaurantes. Siempre se ve una mano que los sostienen de un brazo para conducirlos a un taxi. Los comentarios nunca son de reproche, siempre son en tono jovial o alegre.

– Se hacen muchas campañas para concientizar, sobre todo a las chicas, para que tengan cuidado de no tomar taxis ilegales (o sea, no registrados) ya que pueden ser abusadas muy fácilmente. Acá un taxista legal tiene muy buena reputación.

Uno de los posters de la campaña.

– También he leído noticias en que hay chicas que denuncian haber sido violadas y que los tipos se quieran defender diciendo “No, ella estaba tan borracha que accedió”. Lo cual, claro, a veces es difícil de probar.

– Si vas por la calle o cualquier lugar público y escuchás carcajadas o sonoras risas en grupo, es que están un poquito alegres. Generalmente aquí la gente no es de hablar fuerte o gritar por las calles.

– Cuando están un poquito entonados, a la mayoría se les da por cantar, casi siempre a los adultos, anden solos o acompañados. Es lindo y hasta produce un poco de ternura.

– Es muy común que al mediodía la gente que sale del trabajo para almorzar, tome cerveza o vino con las comidas. Algunos directamente reemplazan el almuerzo con alcohol.

– Los pubs céntricos se empiezan a llenar a partir de las 5 de la tarde, hora en que la mayoría sale de trabajar.

– A pesar de todo esto, A NADIE SE LE OCURRE tomar y luego manejar. Si alguien tiene una reunión o festejo en un pub y va en auto, los amigos pueden caerse muertos de la borrachera pero el que vino manejando no prueba una sola gota. Se la aguanta.

– Hay una compañía que vos podés llamar desde el pub o boliche si te tentaste y estás con el auto. Una persona viene en su scooter, cuando llega a tu encuentro, mete la motito en el baúl del auto, te lleva manejando a tu casa y te deja ahí. A las pruebas me remito:


Por último, una anécdota: Un día venía de trabajar y caminando por el andén del subte noto que hay un chico grandote (pero se notaba que era jovencito) caminando en zig zag delante mío. Decidí seguirlo un poquito porque me daba la sensación de que en cualquier momento podía tropezarse y caerse a las vías.

Llegó hasta el final de la plataforma y se quedó parado. Yo me senté ahí nomás sin dejar de observarlo. Y veía que estaba mareado, que se balanceaba para atrás y para adelante, realmente se podía caer en cualquier momento! En eso mira para donde estoy yo y con el dedo índice le hago señas de que se acerque. Él me malinterpretó y me guiñó un ojo. Yo lo seguí mirando seria, y le señalé el asiento vacío al lado mío y le hice un ademán para que viniera a sentarse.

Su cara de avergonzado! Al instante vino cabizbajo, musitando “I’m sorry… Sorry…” y se sentó al lado mío. Y como niño bien obediente, se paró sólo cuando llegó el subte, me agradeció, entró y se sentó.

Bueno, por lo menos no reaccionó mal, no?

Windsor Castle


A todo quien tiene la fortuna de visitar Londres por más de 4 días, siempre le recomiendo que visite Windsor Castle.

Es uno de los castillos más hermosos que hay, ya sea por fuera o por los cuartos preciosamente decorados que pueden ser recorridos. Lo he visitado 3 veces ya y nunca dejo de maravillarme.

Windsor Castle se encuentra en la ciudad de Windsor, a sólo un poquito menos de una hora en tren desde Londres.

William the Conqueror comenzó a construirlo en 1070 y con los años se fueron agregando más torres, más alas y en 1348 se construyó la St George’s Chapel que de capilla, les puede asegurar, no tiene nada! Es una catedral gigante, preciosa donde hay muchos royals enterrados, entre ellos, los padres y la hermana de la reina. Y aquí también de alguna manera se celebró el matrimonio entre Charles y Camilla.

Es imposible que entre toda la capilla en una sola foto!

Parte de la Chapel. Sigue atrás!!

Windsor Castle por dentro contiene una biblioteca, colecciones de arte y muchos pero muchos dibujos originales de, entre otros, Leonardo da Vinci. Impresiona verlos y tratar de decifrar sus explicaciones. Es una colección en permanente exhibición aunque a veces van cambiando los originales para preservarlos.

Henry VII Gate, una de las entradas al castillo.

También cuenta con una increíble casa de muñecas que pertenecía a Queen Mary. Una casa a escala perfecta, los diminutos libros de la biblioteca son clásicos de la literatura y cada página está impresaaaaa!!! También tiene electricidad para encender las luces, la vajilla es de porcelana, o sea, no se puede creer lo que se ve y encima después te enterás que la pobre Mary nunca jugó con ella. Su construcción fue como un símbolo de regalo del pueblo hacia la entonces Princess Mary.

The Quadrangle, una parte que no está abierta al turismo.

Volviendo a cómo es visitar el castillo, si vos comprás la entrada ahí mismo cuando llegás, tenés la posibilidad de volver cuantas veces quieras en un año. También se puede alquilar una especie de telefonito con grabaciones (un audio tour, bah) que te va explicando qué estás viendo y te va guiando por las calles interiores del castillo.

Calle interior.

De todas formas, si te perdés o desorientás, por todos lados hay guías o guardianes con sus lindos uniformes que muy amablemente te ayudarán.

Un amable guía.

Lo que domina este fuerte-castillo es una torre llamada The Round Tower o Torre Redonda, construida sobre una colina artificial.

The Round Tower.

Vista de más cerca.

Alrededor de ella hay unos jardines muy bien preservados. Bueno, al momento de sacar mis fotos, todavía no había florecido nada!

Verde inglés.

El año 1992 fue el annus horribilis de Su Majestad porque le pasó de todo: se divorció su hija Princess Anna, se separó su hijo Prince Andrew de Sarah Ferguson, lo de Charles y Diana se venía en picada y encima, se quemaron 9 de los cuartos principales de Windsor Castle!

Fueron 15 horas donde el fuego se devoró obras de arte, objetos invaluables y todo se terminó de reconstruir en 1997. La reconstrucción fue un éxito ya que es casi imposible darse cuenta de la restauración porque todo fue rehecho hasta el mínimo detalle.

El entonces Primer Ministro John Mayor quiso que el costo se financiase con las arcas del estado a lo cual el pueblo se opuso, así que la reina desembolsó lo que hubo que desembolsar (£37 millones) y lo recuperó al decidir abrir el castillo para que lo visite el público.

Este ala fue totalmente reconstruída. En el techo están los escudos de quienes son parte de la Order of the Garter, u Orden de la Jarretera.


Lamentablemente no se pueden sacar fotos adentro pero siempre hay alguien que se las arregla, así que las fotos que pongo aquí son sacadas de la internete.

No sé cómo hicieron! Yo me olvidé de apagar el celular y me empezó a sonar cuando estaba mirando unos cuadros y casi entré en pánico porque enseguida vinieron a decirme (muy amablemente, eso sí) que lo apague!!!







Y fotos del exterior sacadas por mí, legalmente 😉



Aquí les dejo un video cortito del cambio de guardia que encontramos justo cuando llegamos!

La Tana En Mí

En Gangi, Sicilia, el pueblo de mi nonno, 2007.

Tano/Tana: 1. adj. Arg. y Ur. italiano ( natural de Italia).

Así como en Argentina a todo español se lo llama gallego, a todo polaco se lo llama ruso, a todo árabe o armenio se lo conoce como turco, a todo italiano se lo llama tano. Pero no es despectivo para nada. Es muy común que haya personas cuyos padres son italianos que tengan como apodo El Tano, La Tana.

(Bueno, ahora no es taaan común ya que no hay tantos abuelos o padres italianos en Argentina… Y los descendientes andamos por cualquier lado!!)

Pero la sangre tana la tengo, prueba fehaciente es mi carácter volátil, porque yo seré un amor (lo digo con sarcasmo!) y muy paciente (reconozco que tengo muuucha paciencia, sobre todo con las personas) pero cuando me enojo, me salta la tanada! Y grito, protesto y/ o lloro y al rato estoy como si nada, se me pasó todo, cero resentimiento y a otra cosa.

Igual, la sangre tira y aunque no haya visto a mi abuela hacer la pastaciutta, he visto a mi madre que no tiene una gota de italiana, hacer fideos caseros cada tanto y recuerdo que me gustaban más que los comprados. Mamá los hacía de morrón rojo o de huevo, y siempre salían riquísimos y más gorditos y eso me encantaba!

El otro día me acordé de que tenía una receta guardada (irónicamente, sacada de una revista de acá) de cómo hacer fideos caseros y puse manos a la obra.

Ingredientes: (para 3 porciones)

300g de harina
3 huevos

Siiiiiiiiiii!! Eso nada más, podés creer! Si querés podés agregarle una pizca de sal, y un poquito de aceite, pero no se necesita nada más!

Procedimiento:

– Mezclar la harina con los huevos y formar una masa tipo engrudo seco.

– Pasarla a la mesada con harina y amasar hasta hacer una bola lisa y suave. Agregar un poquito de agua si fuera necesario.

– Poner en una bolsa o cubrir con nylon y poner en la heladera por 30 minutos.

– Sacar, cortar en cuartos y amasar con palote cada bolita.

Ahí te quiero ver! Porque mezclar, mezcla cualquiera pero acá tenés que amasar como una figlia di putana, porque tenés que lograr que la masa amasada tenga 1mm de espesor o menos! Tiene que quedar como papiros!

– Poner cada “papiro” con un poquito de harina a descansar por otros 20 minutos, luego enrollar como panquequitos no muy apretados y ahora sí, viene la parte más linda! Cortar!


– Hervir de unos 3 a 5 minutos.

Y ya está! Boun appetito!


Quién se anima a hacerlos este domingo!?!

Volveré Y Tendré Ilusiones

Ayer volví de Argentina después de haber pasado unos 15 días fabulosos con familia y amigos. Me resultó poco aunque debo confesar que tenía ganas de volver a Londres.

Cada vez que voy a Argentina disfruto mucho de reunirme con mucha gente, de charlar, de comer, pero llega un momento en que mi cuerpo me pide volver. Es como sentir que necesito estar en mi casa y pareciera que mi lugar está empezando a ser Londres.

Tengo la fortuna de, hasta ahora, ir una vez por año a Argentina y ver a los míos. Pero entre ellos me siento, a veces, de visita. Pero no quisiera ser malinterpretada: no me siento de afuera, que no me quieren, que no los quiero. Simplemente yo estoy empezando a sentirme yo, aquí. Por ahora. Quién sabe lo que el destino nos dicte más adelante.

Mientras tanto, digo que volví. Pero también sentí que volví cuando llegué a Buenos Aires. Mi habitación de soltera sigue igual, con los mismos posters, con los mismos libros y los mismos adornos…

Aunque esta vez fue especial porque decidí festejar mis 40 años y los 80 de mi papá con una gran fiesta que todavía no puedo creer que haya salido tan bien! Me divertí como loca y por lo que me cuentan los invitados, ellos también!

Con papá, cada uno con su torta.

Fue un mix de amigos y familia. Incluso conocí gente personalmente ese mismo día!!!

Invité a un grupo de bloggeros que ya conocía salvo Betty, y mención aparte, Mauris y Felipa que vinieron desde Montevideo especialmente!!!

Todo el mundo me llenó de cariño, a mí eso me conmueve mucho: Llegar a tu país y ver que hay gente que te espera y te quiere, es impagable. Uno viviendo en su país está acostumbrado a verse con amigos y familia y muchas cosas se dan por sentadas. Pero cuando uno vuelve, tiene ilusiones de encontrarse con mucha gente aunque, a la vez, siente un poco de ansiedad por si realmente esas personas querrán ver a uno…

Esta vuelta a Argentina me hizo plantearme “Qué hubiera pasado si me hubiese quedado?” . Y cada día, ante algún detalle diminuto, imaginaba mi futuro paralelo, esos años no vividos en Argentina y qué hubiesen hecho de mí: Me imaginé con hijos, me imaginé trabajando, me imaginé de vacaciones en lugares cercanos, Brasil como muy lejos. Me imaginé feliz, contenta y con Ale…

Y como la propaganda del pajarito, mi cabeza no dejó de taladrarme: Me quedé o me fui? Soy la misma o soy diferente? Es igual o lo mismo? Soy yo o soy otra?

Mi compañero de baile y de la vida. Gracias, mi amor.

Spitalfields Market

Una de las entradas principales.

Un fin de semana que tengas en Londres y estés con un poquito de hambre y no te importe comer de parado (y te hayas olvidado de tu dieta), y a lo mejor esté un poquito nublado, es bueno darse una vueltita por Spitalfields Market, muy cerquita de Liverpool Street Station.

Se llama Spitalfields porque es una contracción de “hospital fields”, refiriéndose a un hospital cercano que se fundó en 1197.

Iglesia Christ Church, a lo lejos.

A punto de cruzar la calle para entrar al mercado.

Claramente se ven dos secciones en el mercado, una muy moderna con locales y otra, que vendría a ocupar la parte vieja, con muchos puestitos.

Se ven restaurantes modernos rodeando puestos.

Se compra de todo, por supuesto. No es de los típicos mercados donde la regla es regatear pero como todo, depende de tu predisposición y la del vendedor.

De todas formas, te recomiendo quedarte hasta que cierre el mercado (alrededor de las 5 o 6 de la tarde, no me acuerdo) porque los puestos de comida te venden todo mucho más barato. Yo aproveché y compré unos panes, diferentes pasteles, etc. Después, al freezer o al estómago!


Ambas secciones están techadas así que es muy cómodo pasear y mirar. Los precios son normales, o sea que no encontrás gangas. Hay muchos diseñadores independientes que venden sus creaciones de ropa y eso se paga. En un tiempo ahí vendió sus remeras Boy George, cuando salió de la cárcel y tenía que recaudar fondos.


Alrededor del mercado se encuentran áreas muy amplias desde donde admirar diferentes edificios.


Una iglesia convertida en restaurant.

Encontrás muchos muy modernos y alguna que otra joyita histórica… Si te interesa verla, bajás por estas escaleras o te tomás ese ascensor transparente y mirás a tu izquierda, a través del vidrio.


Y ves las ruinas de un osario.

En Spitalfields había un antiguo cementerio romano.

También se encuentra enterrada allí una cápsula del tiempo.

Se enterró el 22 de abril de 2004.

Alicia En Selfridge’s

Hacía frío y con mi prima Florencia caminábamos por Oxford Street. Le propuse ir por adentro de los shoppings, o sea, caminar por los pasillos paralelos a la calle. Eso hicimos cuando llegamos a Selfridge’s y cuando ya estábamos saliendo, veo unos cuantos sombreritos y me pregunté si fueran los verdaderos, los de la peli…



Les pregunté a los empleados y me dijeron que sí y que el traje de Mad Hatter, el personaje de Johnny Depp, también!

Este es el traje. Está en la vidriera.

Detalle de los zapatos.

Acá está sacada desde adentro.

Es que hay Alicia por todos lados! Vi que Swarovski sacó una línea de Alicia y demás marcas sacaron algo especial o conmemorativo.

En otro sector, encontramos este mini decorado adentro de una cápsula. Es el que se usó para filmar la parte en que Alicia cae.

Ahí se nos ve reflejadas…

Ayer fui a ver la peli y obviamente como pasa cada vez que veo mucha fantasía en la pantalla, me quedé dormida. Me desperté justo al final, la verdad es que me gustaron mucho el principio y el final, por la ambientación.

Johnny Depp está para darle lo mismo, con peluca, sombrero y maquillaje! Qué sex appeal que tiene ese hombre, por favor! Y cuando recuerda cuando era joven, con esa melena colorada y larga… Rock Star!

Me encantó Cheshire, el gato, y cuando escuché a la libélula con la voz de Alan Rickman, bueh, Professor Snape, ya perdí interés. Y eso que es una película con mi nombre! Pero se ve que mi ego no es muy grande…

Aquí más fotos de las vidrieras:

Esta está en la esquina.
Desde adentro.

También había mesas de té muy victorianas y muy Alicia.

Por lo victoriano o por lo desordenado!?!?

Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: