Una Torta Diferente


Esta torta tiene muchas menos calorías que las comunes porque no lleva manteca ni aceite. Es muy liviana y suave y con mucho gustito a limón. O sea que el principal ingrediente no se siente ni se ve… Lleva 400 gramos de zucchinis o zapallitos largos o courgettes! Como los llames, te aseguro que si no decís que tiene eso, nadie se da cuenta!

Al hornearla, no se siente el aroma típico de torta. O será que yo sabía que tenía zucchini?

Se puede decorar con un rico baño hecho con azúcar impalpable y limón y que chorree por los costados. Yo la dejé pelada, pero se puede también cortar por la mitad y ponerle crema, dulce, qué se yo… Aunque ya no es tan bajas calorías!!!

Ingredientes

4 huevos medianos
200g de azúcar fino
400g de zucchinis pelados y finamente rallados
200g de harina
140g de almendras en polvo
2 cucharaditas de polvo de hornear
1/4 cucharadita de sal
la cáscara rallada de 3 limones

Procedimiento

– Precalentar el horno a 180 grados. Forrar un molde con papel y untarlo con un poquito de aceite.

– Batir los huevos y el azúcar por 5 minutos, hasta que la mezcla sea blanca y con burbujas.

– Agregarle los zucchinis rallados y mezclar. Cuando esté bien mezclado, agregar los ingredientes secos y la ralladura de los limones. Emulsionar bien.

– Ponerlo en un molde de 20 cm de diámetro y hornear por unos 40 minutos o hasta que esté listo.

Conviene rallar los zucchinis cuando termines de batir los huevos y el azúcar porque si no empiezan a aguarse.

Quién se anima a hacerla y/o probarla?