Convicciones

Creo no ser una persona extremista en cuanto a ideas políticas o religiosas o las que sean. No es porque soy un monumento a la moderación sino que no necesito aferrarme a ninguna idea y hacerla bandera para sentir que tengo un propósito en la vida. Qué se yo, a lo mejor más adelante sí tenga la necesidad de defender una causa.

A veces me gustaría tener las agallas de, por ejemplo, las personas que son vegetarianas. Yo huelo un asado y me derrito, la carne es débil, yo no puedo no comer carne. Me encanta. Pero también me gustan las verduras. Pero no podría ser nunca vegetariana completa por más que me expliquen que es un animalito lo que estoy comiendo, que soy cruel, etc.

En la escuela me acuerdo muy bien (y, valga la frase, se me hizo carne) de algo que nos decía la hermana Marisa: “No importa que la mayoría haga algo, no por eso tenemos que hacerlo también nosotros. Si está en contra de nuestras convicciones, no lo hagamos. Respetemos nuestras ideas.” Me parecía genial.

Qué importa si todo el mundo tira un papel en el suelo, qué importa que venga el barrendero, yo no lo tiro. Qué importa que muchos te quieran hacer creer que un porro no hace nada, yo no te lo fumo, gracias. Y así.

Aunque el otro día, mirando vidrieras me dí cuenta de que cada vez que veía un sweater que decía “angora”, me alejaba. Es que siempre me acuerdo de un documental que vi de cómo a los conejos de angora les arrancaban los pelos: los sacaban de una jaula, se los arrancaban tironeando y al pobre conejito lo devolvían a la jaula pelado, rojo y ardido.

Hace muchos años que vi eso y no me lo olvidé más y desde ese momento decidí nunca nunca comprarme ni ponerme un sweater de angora.

No importa que mi acción no tenga un impacto directo sobre esta práctica. Pero es mi convicción y pienso mantenerla. Así que yo rechazo los sweaters de angora.

Ustedes qué rechazan con pequeñas acciones cotidianas? Cuáles son son convicciones?