Me Encanta/ No Soporto El Tango

Me encanta el tango. La danza. Adoro. Es mágico bailar y mirar bailar tango. Es difícil describir con palabras los movimientos y el lenguaje corporal que involucra. Yo siempre escuchaba de “la sensualidad del tango” y no lo entendí hasta que fui grande.

En una época bailé tango. Tenía un novio que bailaba muy bien y me hacía bailar con sólo poner su mano en mi cintura. Yo, que jamás lo aprendí, (y si me pedís que lo haga ahora, no sé) lo bailaba. Es así de mágico.

Me cae un poco gordo (como dicen los mexicanos) que en las tanguerías, según me cuentan, todavía haya tanto machismo como en los ’40: Que si te miran, que si bailás con éste el otro no te saca, que hay que ir bailando en ronda, que no sé qué! Tienen millones de reglas y son todas machistas! Quisiera ir a una tanguería a aprender a bailar pero todo el mundo se mira y eso me revienta! Prefiero quedarme en casa, poner un CD de The Police y bailar como ellos en este video!

No soporto el tango lacrimógeno, ese tango llorón, en cuyas letras la mujer es mala, el tipo es un cornudo y la pobre mi madre querida, una santa que lava la ropa en el fuentón. No encuentro poesía en la añoranza constante de que todo tiempo pasado fue mejor; no entiendo la nostalgia.

Y una cosa que me viene llamando poderosamente la atención desde hace unos cuantos años: Los rockeros del rock nacional de los 80, esos que yo escuchaba en mi adolescencia, ahora se han volcado al tango! Miguel Cantilo, mi adorado, ahora es tanguero! Celeste Carballo, tan rockera y/o punk, está incursionando en el tango! Quién más?! Hasta Javier Calamaro! El guarro de pantalones de cuero, canta tango!

Hace un par de años, nos reunimos con los antiguos integrantes de la banda donde tocaba Ale, rock pesado, pelos largos y toda la parafernalia (antes… porque los bucles volaron hace años!) y Gabriel, el bajista, el fundador de Lovecraft, el líder, el Slash, tan heavy él, empezó a recitar versos de tangos entre cerveza y cerveza!

WTF?!?!!

Qué te pasa cuando pisás los 40!?!? Te asalta el fantasma de Carlos Gardel!?!?!