Fin De Semana Idílico

Ale tenía una sorpresa para este fin de semana de aniversario: En casa sólo me dijo que armáramos una pequeña valija pero que pensara lo que me iba a poner. Para que tenga una idea, él se iba a poner traje: Ah! señal de que no íbamos a cualquier lado! Pero… y qué me pongo!?!?

– No sé, fijate.

– Pero y dónde vamos?

– No te voy a decir, es una sorpresa.

– Pero y yo cómo sé qué me tengo que poner?!?! Un vestido?

– No, para tanto no…

– Pero entonces qué zapatos… Qué me pongo!?!?

– Ufa, dale.

Tomamos el subte acompañados de la pequeña valija y caminando por Regent’s Street donde se hace Langham Place, ahí lo ví y ahí caí… The Langham! Un hotel precioso y elegante donde Ale me tenía reservada la sorpresa: Pasar el fin de semana allí, tomando el afternoon tea en el Palm Court, luego cena en el restaurant, The Landau, y al otro día, el desayuno!

El restaurant del hotel.

Fue todo tan lindo y tan monono!

Empezando por la atención, por la decoración, los pequeños detalles…

Parte del lobby.


la habitación…



Siguiendo con el servicio de té, la vajilla,


las cakes…


y la ambientación…

La cena estuvo muy bien también aunque a todos les cuesta entender que no tomamos alcohol…

Al otro día, después del desayuno, Ale se metió en la pileta, yo también y salí a los dos minutos. Decían que estaba a 28 grados, no sé, yo me morí de frío, salí, me puse la bata, hojeé una revista mientras Ale nadaba un poco.

Volvimos a casa relajados, con energía para empezar la semana…

Lunes otra vez…