Una Cita Con El Arte

Well, we’re all in the mood for a melody.
And you’ve got us feelin’ alright.
(Piano Man – Billy Joel)

Felizmente coincidió que en estos días de visita en Madrid, Diego Fernández Magdaleno tocaba en El Escorial.

El Escorial es un barrio crecido alrededor del Monasterio de San Lorenzo del Escorial.

Así se ve el Monasterio.

Es muy bonito, se respira mucha cultura y como se encuentra más alto que Madrid, corre un poco el viento entonces en verano la temperatura es ideal.


Caminamos por algunas callecitas, hay muchos bares y restaurantes y es todo muy tranquilo.

No puede faltar la parrilla argentina!


Tota y Porota allá fuimos y asistimos, por primera vez en nuestras vidas, a un recital de piano.

Nos gustó mucho y hubo piezas que nos gustaron más, por ejemplo Marcha Solemne del Santo Grial de Richard Wagner. (Y ésto lo sé gracias al programa!)

Al terminar el recital, nos acercamos al escenario y preguntamos si podíamos saludar al maestro, nos dijeron que sí y ahí tuvimos oportunidad de intercambiar unas palabras con él y Diego nos invitó a tomar algo y fuimos con su hermano y un amigo.

Pasamos un momento muy ameno charlando de su técnica de trabajo, de libros; Diego es muy cálido y se nota que el piano es parte de su vida. Y es tan excelente pianista como excelente escritor. El libro que estoy leyendo es genial y emociona mucho.

Gracias Diego por hacernos disfrutar de tu arte!