Pensamientos Encadenados

Viernes…

Qué placer, a casa, a disfrutar del finde que se viene… Me siento en el subte y me pongo a leer…
Uh! Cerré el archivador con llave?!!?

Sí! No! No, sí! Sí que lo cerré!
No… A ver, repaso lo que hice antes de irme… Apagué las laptops, fui al baño… Y me fui…
No, no lo cerré!!! Qué hago!?!?! El lunes el-jefe-mala-onda termina sus vacaciones y a lo mejor viene… Si llega a ver el archivador con las llaves ahí me va a basurear!!!
Me va a decir con su sonrisa macabra que me olvidé otra vez de cerrarlo. Me va a hacer sentir del tamaño de una hormiga como aquella otra vez que llegué a la oficina y sobre mi laptop encuentro las llaves que me había olvidado de guardar en el cajón.
Sábado…
Ale, tengo algo aquí adentro, necesito contarlo… Creo que me olvidé de cerrar el archivador…
Domingo…
Qué buena peli The Wrestler… Ah, no, seguro que el archivador está cerrado… Pero el lunes voy a llegar más temprano que lo común para ver si llego antes que el jefe…
Lunes…

Dos horas antes de lo normal, me levanto, desayuno, me ducho, me despido de Ale, tomo el colectivo, tomo el subte, bajo en la estación, camino rápido, sí lo cerré, no, no lo cerré, va a estar él, va a llegar antes que yo, me va a sonreír, yo no voy a saber qué decir, voy a balbucear una estupidez, voy a sonreír como una tarada, me dirá algo, me voy a poner a llorar, le voy a decir que renuncio, voy a renunciar, llego a casa llorando, justo hoy que viene gente a cenar, voy a estar con un humor de perros, me va a salir mal la comida, abro la puerta, subo la escalera…

…y la llave está colgando del archivador y el archivador abierto…
Y miro alrededor y estoy sola.
Llegué primero. Respiré hondo… y sonreí por primera vez desde que me levanté!

(Obsesiva yo?)