Menú De La Suerte

Hacía un montón que no nos encontrábamos y hace poco le recordé que la última vez que nos vimos le pregunté qué quería comer si viniera a casa y me pidió ñoquis.

Y Wishina un día vino. Entonces le preparé unos ñoquis.

Los primeros que hice alguna vez en mi vida, ever.

Me salieron perfectos! Y de dónde saqué la receta? Pues del sitio de Myri quien, además, nos cuenta su secreto para que los ñoquis de papa salgan livianísimos.

Nos comimos casi todo. Sólo sobró media porción.

Y luego se me ocurrió hacer un postre que hacía mucho quería hacer pero nunca había tenido la oportunidad. Le comenté que no sabía si me iba a salir bien y Wishi me dijo “Hacelo porque yo traigo suerte. Todos me lo dicen. Y los ñoquis te salieron riquísimos”. Le hice caso y saben qué?

Tenía razón! Wishina trae suerte!

Aquí les paso mi Menú De La Suerte:

Plat Du Jour: Gnocchi (si nos hacemos los finos, lo hacemos bien!) Aquí la receta.

Dessert: Chocolate Fondants (De mis archivos)

Les paso la receta del postrecito que tiene que quedar casi líquido adentro y crocante por fuera y que se comen calientes y/o tibios. Si no les gusta así, pues déjenlo un ratito más en el horno y comerán unos deliciosos y pequeños bizcochuelos. Y leudan un montón!


Para cuatro porciones aunque a mí me salieron 5:

Ingredientes:

– 100g de manteca más extra para enmantecar los moldes (los de soufflé).

– 20g de cacao en polvo.

– 140g de chocolate semi amargo o el que les guste.

– 130g de azúcar fina.

– 4 huevos.

– 80g de harina común.

Preparación:

– Prender el horno a 170 grados.

– Enmantecar los moldecitos y luego poner un poco de cacao en polvo, taparlo con una mano y sacudir hasta que todo el molde quede cubierto del cacao.

– Poner el chocolate y la manteca en un bowl y un minuto en el microondas hasta que se derrita la manteca. No importa que esté casi líquida. Sacar del micro y amalgamar los dos ingredientes bien.

– Batir los huevos e ir agregando el azúcar en forma de lluvia hasta que se hagan muchas burbujas y sea de un color claro.

– Agregar a lo batido la mezcla de chocolate y manteca. Mezclar bien y luego de a poco, mezclarle la harina (cirniéndola de a poco) con movimientos envolventes, como decían en Utilísima.

– Poner los moldecitos sobre una asadera y verter la preparación en cada molde pero no hasta arriba de todo, dejen algo así como un dedo antes del borde (como dice Blanca Cotta: Ud. me entiende…) y cocinar por 8 o 10 minutos.

Buen provecho, amigos! Espero que prueben el Menú De La Suerte!

Y recuerden mis queridos:

“Lo que no es, puede llegar a ser. Como te ven te tratan y si te ven mal, te mal-tra-tan”.

Chau! Chau!