Maja Madrid


Cuando volví de la primera vez que fui a Madrid, lo hice con un sabor amargo. Fue una desilusión encontrarme cara a cara con cierta parquedad pero se ve que esta vez fui sabiendo lo que me iba a encontrar así que no me amargué. Es más, habrá sido el calor, el verano, que, a pesar de que tuve alguna parca contestación de algunas personas que lidian con el público, las dejé pasar?

Esta vez, Madrid me pareció más bella. Y eso que me quedaron millones de cosas para ver.

Tuve tiempo para recorrerla más, como lo habrán visto en este post y en éste.

La Plaza de Colón

De Colón hasta Cibeles
de Cibeles a Colón

están plantando mil flores

jardineros bajo el sol.

Estatua de Colón.

Monumento al Descubrimiento de América.

Por las diversas calles que transité, me encontré con los hermosos balcones de Madrid.

Que me gusta el cielo azul
que me gustan las fachadas
de las casas de Madrid
sus balcones y ventanas.


Paseando por Madrid
siempre hallas maravillas
unas dentro de museos
otras en plazas sencillas.

Plaza de la Villa de París.

Puerta de Alcalá.

Plaza de La Cibeles.

Casa América.

Palacio de Correos (nueva sede del ayuntamiento madrileño)

Banco de España.

Instituto Cervantes.

La eñe, el símbolo del idioma español.

Edificio Metrópolis a la izquierda, en el centro el edificio Grassy y a la derecha Iglesia de San José.

Detalle del Metrópolis.

Antiguo edificio del Banco Español de Credito.

Edificio del BBVA famoso por sus cuadrigas.

Edificio Meneses.

Hotel ME y plaza de Santa Ana.

Fachada de un hostel.

Casa de Cataluña.

El Prado


En el Prado puedo estar

una jornada completa
contemplando sin hablar
de los cuadros su riqueza.

El “Tres de Mayo” de Goya,
de Velázquez sus “Meninas”,
las “Tres Gracias” de Rubens
y de Rembrandt su “Artemisa”.



El comer

Siempre vamos a Malaspina.

Los ventiladores que despiden agua en forma de bruma.

Cachitos de Argentina


Qué ricas las tostadas con manteca, dulce de leche y mate!

Esas empanadas con ese perfecto repulgo son obra de Gerar! Deliciosas!