4 Días En Mallorca


– Bueno, te aclaro una cosa: Yo, estos días, pienso descansar panza arriba...
– Pero…
– …Nada de levantarse a las 8 de la mañana, que “quiero ir hacer una excursión”, que “quiero explorar”, que “quiero caminar”, que “quiero conocer la ciudad”…
– Pero…

– Nada! Vamos a ir a la playa, algún día nos quedaremos en la pileta del hotel, a lo mejor vamos a dar una vuelta por ahí…

– Pero… Ufa! Ok…

Igual no cumplimos nada de éso!

Nos fuimos unos días a Mallorca y todo ese sueño que Ale tenía de no hacer nada, no lo cumplimos. Bah, sí que descansamos pero no panza arriba!

Palma

Visitamos Palma el primer día. Estaba nublado, caminamos, recorrimos las calles, me pareció tranquilo y eso que era lunes.

Plaza de Las Tortugas

Plaza Mayor

Calle de San Miguel.

Caminando encontramos negocios bien provistos, por cierto.

Vendían sobresada, en apariencia un salame pero es en realidad un paté de cerdo negro, muy rico y por supuesto compramos!

Me llevaría todo!

Acá compramos la sobrasada y una sal gruesa marina con sabor Merlot y otra con especias.

Se encuentran muy lindos edifcios por las callecitas, como este:


Y también hermosos balcones.


Cuando nos encaminamos hacia la catedral de Palma que se ubica muy alto, descubrimos unos hermosos jardines…


… y unos portones antiguos…


…una especie de lago artificial con un par de cisnes y su casita…


Y también se ve allí en lo alto el Palacio de la Almudaina.


La catedral se encuentra muy alto también y da a un lago artificial y desde las paredes y escaleras se puede ver el mar.

La catedral es gigante!

Vista desde lejos.

Ahí se ve parte del lago artificial.

Iluminada a la noche.

Este es un lindo boulevard o, como se llama allí, paseo.

Paseo de Born.

Bicho de mar

No lo soy. Lo siento, el mar me altera, me pone nerviosa, me da frío; escucho el mar y quiero irme. Mirá que le pongo onda, ganas… pero no hay caso. Prefiero las montañas y los pueblos o ciudades.

De todas formas fuimos a algunas playas y justo cuando visitamos la que se podría considerar más linda, la playa Es Trenc, al llegar me dí cuenta de que me había olvidado la cámara de fotos.

Así que sacamos fotos con el celular y así salieron. Mejor ni las subo.

En esa playa sí me metí al mar porque mi marido me rogó tanto pero tanto que para que no se ponga de rodillas, accedí. Me recontramorí de frío porque había viento pero el agua estaba cálida.

Igual, en cuanto pude, salí corriendo de ahí, me guarecí bajo una especie de palmera, me acosté en la reposera, me tapé con el toallón y me dormí un rato.

Tengo alma de vieja, ya lo sé.

Esta otra playa también era linda. El mar es turquesa en secciones. Y transparente.

Playa de Cañamel.

Las cuevas

Qué flash las cuevas! Fue lo que más me gustó! Me sentí Tom Sawyer y les juro era como estar en otro planeta, no sé cómo describir lo que sentí, disfruté de cada centímetro cuadrado de estalactitas (las que crecen del techo) y estalagmitas (las que crecen de abajo).

La primera que visitamos fue la Cueva de Artá. Miren las fotos, si les gustan las fotos, no se imaginan lo que es estar ahí adentro viendo todo eso. Hubiera estado horas pero había que seguir a la guía. Y sacar fotos, claro.


Para que tengan una idea de esta maravilla, la guía nos contó que tanto las estalactitas como estalagmitas crecen 1 cm cada 100 años!

Hagan cálculos!

Cualquier rincón era bello!

A la salida de la cueva con el mar al fondo.

La otra cueva que visitamos es la de la foto de abajo; Drach significa dragón.




El castillo

Visitamos el Castell de Capdepera. Data desde el siglo X y es muy fácil de recorrer, te dan un intinerario y lo hacés vos solo. Está ubicado en un punto estratégico desde donde se tiene una vista espectacular del pueblo.


El hotel

Muy lindo, tranquilo y grande. Las dos fotos siguientes corresponden al lobby, muy muy español.


Un patio interior.

Lo máximo que me mentí en la pileta.

El jardín.

El rincón de juegos.

Para terminar

Este viaje me costó describirlo. Me ha quedado un sabor amargo después de tanto ocio: Cuando volvimos, fuimos los únicos desafortunados de no encontrar su valija. La angustia duró tres días. Aquí la tengo junto a mí, toda desparramada e intacta y llena como cuando partimos de Mallorca: no falta nada.

Mallorca es un lindo lugar pero está lleno de alemanes! Es un lugar tranquilo y no tengo autoridad para describir las playas.

Me quedé con ganas de conocer a Florcita que vive en Menorca. Supusimos que como ambas islas están cercanas, iba a ser re fácil cruzarnos un día y conocerla. Pero no contábamos con el precio del ferry (200 euros cada uno) y a pesar de que averiguamos y averiguamos, ésa fue la única tarifa que encontramos.

Así que, Flor, no nos queda otra que programar un viaje a Menorca, no? 😉 Pero será el año que viene, este año la cuota de viajes creo que está más que saldada!

Me despido con unas perlitas:

Restaurant argentino. Lo encontramos al salir de las Cuevas del Drach.

Hermoso restaurant donde cenamos (sí, es de día, pero eso es la cena- el postre, bah), sobre una especie de colina, teníamos una vista preciosa mientras masticábamos.

Inesperado

Shiny and sparkly
And splendidly bright.
Here one day,
Gone one night.
(Gone Too Soon – Michael Jackson)


Volvíamos de un viaje y en el tren Ale se conecta a internet y me muestra la pantalla de Clarín que en rojo destacaba que había muerto Michael Jackson. “Qué!?!”, totalmente incrédula me quedé tres segundos sin decir nada (un récord, si) y mientras leía y releía, creía que era una broma. O sea, Michael Jackson… cómo que murió!?!?

Al instante dije “Este se tomó unas cuantas pastillas y al diablo con todo!” porque hacía unos días había leído que estaba bastante estresado por los shows que se venían en quince días aquí en Londres (50 conciertos!)

La verdad sea dicha, yo de Michael Jackson tengo un disco solamente, Dangerous. Nunca fui a un recital suyo pero sí tenía la esperanza de encontrar alguna entrada para algún show aquí. Y debo admitir que ver cualquiera de sus videos me pone la piel de gallina, siempre. La gente que baila bien y siente la música en el cuerpo a mí me conmueve.

Tal vez para quienes tienen menos de 25 años, Máiquel no signifique mucho porque lo conocieron andrógino y blanco pero para quienes teníamos 12 o 13 cuando fue su irrupción con Thriller, Michael Jackson significaba, con cada nuevo video, superproducción, calidad, baile, profesionalidad. Después que te gustara la música o no, era otro tema. Pero jamás te producía indiferencia.

Cuando fue el juicio sobre abuso de menores, recuerdo que en una de sus salidas del tribunal, al ver tantos fans afuera, se subió arriba del techo del auto e improvisó unos pasitos.

Esa actitud tan estúpida me hizo ver con cierto grado de lástima, que Michael Jackson tenía una vida hueca. Ni su rancho en Neverland, ni su parque de diversiones ni sus letras cuasi vacías dejaron tan evidente ante mis ojos que él no era más que un entertainer. Que su vida era éso, dar pasitos y saludar.

No lo juzgo como persona. Pero el saber que vivía dependiendo de tantas pastillas me da la sensación de que a lo mejor estaba un poco solo.

Chau, Michael. Mi adolescencia se terminó de despedir ayer.

Mi tema favorito, Smooth Criminal:


Taste of London 2009

Entrando por la alfombra violeta.

El fin de semana que pasó estuvo la exhibición Taste of London, un evento que se desarrolló desde el 18 al 21 de junio en Regent’s Park. Se trata de una especie de feria al aire libre donde los 40 restaurantes más prestigiosos de Londres exhiben y venden mini porciones de sus platos más famosos o algunos nuevos.

Póster donde se muestra en qué otras ciudades del mundo se realiza esta feria.

Cada puesto ofrece una entrada, un plato principal y un postre que no necesariamente tenés que comer en ese orden o comprar esos tres juntos. También hay otros platos para pedir pero a otro precio.

Realmente fue una buena oportunidad para descubrir o ubicar restaurantes que no hemos visitado. También había puestos de bebidas alcohólicas (Obvio! Si no, acá en este país quién te visita una exposición si no hay chupi?)

Lo original era que podías comprar “crowns” o coronas, cuponcitos con los cuales “comprabas comida”. Aunque algunos también te aceptaban efectivo. Lo cual no me preocupó (los platos no eran caros) porque Ale ganó por el Twitter, dos entradas gratis cortesía de British Airways.

Porque pagar £25 por la entrada y encima adentro seguir pagando por cada plato, no, thank you very much!

Después de dar un vistazo general, enfilé hacia un restaurante italiano donde comí una especie de sandwich abierto, era un pan finito, redondo y un prosciutto y queso crema como no probé nunca, sobre un colchón (como se dice ahora) de rúcula y un drizzle (un chorro, bah) de aceite de oliva! Ñam! Todo eso bajo el nombre de Piadina bread with Stracchino cheese, prosciutto and rocket salad.

Luego comí unas tres lonjas gruesitas de cordero asado con mayonesa al ajo, delicioso, de un puesto de comida británica, o para ser exacta, roast leg of Elwy Valley lamb with garlic mayonnaise.

Ale comió una cosa rara, unas papitas que parecían cereales Kellog’s con una salsa de yogur y garbazos, llamado Papdi channa chaat: spiced chickpeas with Tamarind chutney and sweetned yoghurt with gram flour crisps; luego unos pedacitos de carne de vaca Kobe servidas sobre piedras calientes o sizzling Wagyu beef on hot rocks with champagne teriyaki; y para terminar, fue tentado con un curry tailandés picante como lo picante que lo sirven acá comúnmente: o sea, no lo comas. El nombre: Pandan chicken. No conforme su estómago con semejante festín, se despidió del evento con un strudel de manzana.

Así y todo nos quedamos con ganas de comer hamburguesa de pato. El lugar donde lo vendían estaba llenísimo!

En varios puestos había shows, aquí uno de Tailandia.

Y estas son frutas y vegetales tallados. Una belleza.

Lo curioso es que no habían muchas mesitas o sillas y había como una especies de cubos altos donde podías apoyer el plato y comer parado. Me la banqué porque la comida era riquísima.

Pero había otros lugares con mesas y sillas, generalmente eran lugares donde se servían cócteles o champagne. Acá la gente está acostumbrada a comer parada o caminando, así que tampoco era algo tan descabellado que no existiera tanto lugar para acomodar las asentaderas.


Se podía ver a algunos chefs en acción y vi en otras exposiciones parecidas que siempre hay una especie de animador al lado del chef que le da charla para que sea una clase pero a la vez un tanto informal.

El animador, el chef y el asistente.

Había puestos de importadores como este, por ejemplo, que importaba cervezas de todo el mundo. Por ejemplo, ejem…

De pie, por favor.

No estoy segura de que estén tomando NUESTRA cerveza…

También había puestos de panes, tortas, cupcakes.

Pila de brownies.

Torre de cupcakes.

Y encontré uno de chocolate ! Paul Young! Uno de los más famosos! Si me ve Keith, me mata!

Cuántos años tengo en esta foto, por favoooooooorrrr!!!!

Nena De Papá

We fight all the time
You and I… that’s alright.
We’re the same soul.
(Sometimes You Can’t Make It On Your Own – U2)

Y a mucha honra!

Feliz día, mi papá!

Querida María

Alguien la quiso alguna vez?

Con todo lo que saltó a la vista durante la exposición mediática de este caso, lo que quedó en evidencia es que a María Marta García Belsunce sus más cercanos no la querían.

Ni el marido, ni los hermanos, hermanastros, ni siquiera los padres. Lo único que les importaba, aparentemente, era salir en la tele defendiéndose unos a otros, importando poco si se contradecían.

No se escatimó en gastos pero no para tratar de esclarecer el crimen, sino para pagar abogados que defendieran lo indefendible.

Trato de imaginar cómo habrán sido sus últimos minutos, el horror y el miedo que habrá sentido, la impotencia de no poder defenderse y sentirse acorralada.

Según se desprende de las crónicas de los diarios, se hizo todo lo posible para que parezca un accidente. Yo pensé que la etapa de cubrir escándalos para que no se hable de una persona como uno ya estaba superada. Que pertenecía a los años ’50 o a las novelas de la tarde. Pero se ve que no.

Es más importante limpiar restos de sangre y tapar el sol con las manos con tal de simular que todo está bien y que nos mantenemos unidos como regios que somos (por el espanto, pero unidos al fin). Y de la muerta olvídense, bien muerta está.

Que (alguna vez) descanse en paz.

Cronología del caso Belsunce

Las dos muertes de María Marta

Los caminos del absurdo

Momento Melanie Griffith

Ya alguna otra vez había escrito sobre la inspiradora película Working Girl (Secretaria Ejecutiva).

Hoy fue un día de secretaria ejecutiva o chica recursos humanos o qué se yo.

Estaba un poco incómoda desde anoche, dormí poco y llegué recontra puntual al lobby de un edificio altísimo que está en el nuevo distrito financiero, Canary Wharf.

Hace un mes que trabajo para una empresa chica haciendo desde trabajo administrativo hasta ser aquella que interconecta a los dueños con los clientes.

Tengo dos jefes, y no pueden ser más distintos: Con uno trabajo bárbara, relajada, de buen humor. Con otro es todo tensión, cara de pocos amigos, seriedad absoluta; donde uno dice “Me podés hacer todas las preguntas que quieras” el otro gruñe (con una sonrisa!) “Alicia, un problema que se comparte es doble problema”.

Así que cuando hace un chiste o acota algo que él cree gracioso, no me río como castigo porque todo el tiempo se comporta de tal forma que me hace sentir que nada me sale bien y así se eleva él demostrándome que manda más. Lo cual es ridículo, es un jefe, yo no cuestiono su autoridad. Y me mato haciendo las cosas para que salgan bien.

Hasta ahora voy llevándolo. Después del primer encontronazo pensé que me iba a echar, pero a pesar de su mala onda, veo que no lo hace. Y cada vez voy teniendo más responsabilidades. Será cuestión de tener(le) paciencia…

Pero vayamos al momento Melanie Griffith: Teníamos que reunirnos con unos siete potenciales clientes, representantes de sus empresas, las cuales trabajan para el Comité Olímpico. Lo que ofrecía en este día la empresa para la que trabajo es curso de… Diversidad, Inclusión y Respeto.

Así es. Toda empresa, por ley, debe instruir a sus managers y otros en el mismo nivel corporativo sobre el marco legal (hay muchas leyes al respecto) sobre diversidad, igualdad en el trabajo para todos sin importar su condición física, su color de piel, su religión o su condición sexual.

Me encontré con mis jefes en el lobby del edificio y después de tomar ellos el desayuno, enfilamos para la sala de reunión.

Cuando me vieron se pusieron contentos y en su forma inglesa (respetuosa y amable) me hicieron pequeños comentarios como “Oh, qué bien Alicia, te ves bien!” (Ah, qué te pensabas que yo no sé vestirme de secretaria ejecutiva, eh?)

Nos dirigimos al edificio, después de pasar los controles de rigor (tenés que pasar los bolsos por los scanners como los del aeropuerto) subimos al piso 23 y ahí nos encontramos con supongo un RRPP o recursos humanos. Me presentaron, intercambiamos algunos comentarios y una a una iban llegando… todas mujeres! Casualidad!

Antes de comenzar la reunión, quien nos recibió hizo y dijo lo que todo el mundo tiene obligación de hacer y decir cada vez que te encontrás en un sitio nuevo (incluso cuando comenzás un trabajo): Te indican las salidas de emergencias, te comentan si ese día testean la alarma contra incendios, etc.

Y se fue y comenzó la reunión. Yo tenía que estar ahí sentada mientras uno de mis jefes hacía toda la presentación en una pantalla de 63 pulgadas, estaba fascinado!

Hubo un break de unos 10 minutos donde se podía ir a tomar un café o té con alguna galletita (acá es impensable no ofrecer comida en una reunión de negocios, siempre hay algo para masticar) y luego se siguió hasta el final donde comimos unos variados sandwiches mononos, con jugos, frutas y agua.

El jefe impaciente me hablaba bajito que fuera a hablar con algún grupito y yo obedecí pero había dormido tan mal que me estaba muriendo de sueño y me pasó lo que me pasa cuando tengo sueño y tengo que interactuar en otro idioma: no entiendo nada! O sea, entiendo perfectamente cada palabra que dicen, te las puedo escribir pero no entiendo lo que están diciendo! Así que tuve que concentrarme el doble para tener una conversación coherente con un par de chicas y así se terminó la tarde.

Volvimos a la oficina a hacer una especie de reporte sobre el día más contactos, etc., y aquí sigo , en esta oficina, a veces contenta de trabajar sola (la mayoría de los días), a veces de buen humor o a veces seria y tensa dependiendo del jefe que tenga ese día.

El Camino Hacia El Corazón…

Realmente, si yo tuviera hijos serían pequeños cerditos…

…es a través del estómago!

Comprendo totalmente a la gente que no le gusta cocinar: Es como si a mí me hicieran sentar dos veces por día a hacer manualidades. No y no.

Pero como sí me gusta cocinar, voy a escribir sobre ello.

Nunca pensaron qué pasa por la cabeza de quien cocina?

Contrariamente a lo que uno pueda imaginar (listado de ingredientes; cantidades; tengo tomate en la heladera?) cuando una persona cocina piensa en quien va a alimentar. Y recuerda alguna anécdota graciosa o triste que tuvo con esa persona, algún episodio de la infancia cuando la mamá o la abuela les enseñó cómo sacar el olor a ajo de las manos, cuando se quemó un dedo al sacar una bandeja del horno…

Cocinar es el disparador ideal de recuerdos que, de otra forma, quedarían olvidados en nuestro inconsciente. Cocinar es un proceso que te agudiza los sentidos y estimula tu cerebro. Cocinar es un acto de amor hacia los demás.

Creo que la mejor explicación gráfica que puedo encontrar es invitarlos a ver la película mexicana Como Agua Para Chocolate, una obra magistral para mí. Allí se ve claramente cuánto de sí mismo uno pone al preparar un plato.

Cocinar me pone de buen humor, me desconecta del día laboral y me conecta con mi lado no egoísta.

Quisiera recomendarles un sitio fabuloso que a la vez me lo recomendó Gerar. Se trata de Myri (es de Quilmes!), vive en Francia y tiene un blog en español (y otro en francés) con recetas. Con las que se imaginen.

Myri pone amor y tiempo tanto en la cocina como en su blog. Descubrir este blog para mí fue como un mimo porque Myri no sólo te recomienda recetas sino que te sube el video del procedimiento, te informa sobre ingredientes de distintos países, por ejemplo. Y me pareció mucho más práctico que los típicos websites de recetas.

Encuéntrenla aquí.

Y a ustedes qué les despierta cocinar?

She

1987
(Versión Bariloche)
1998
(Versión Solteras y Profesionales)

2008
(Versión Morochas Arrepentidas)

Eeeeessssshaaaa es muy especial, muy excéntrica, con mucho carácter. A la vez es como un gatito, se mueve suavecito pero sabe cómo controlarte. Si está de mal humor hace trompa, frunce el ceño y protesta con voz finita. A pesar de éso, se ríe bajito -pero con ganas- de cada pavada que digo. Me gusta hacerle chistes porque me gusta verla contenta.

Vamos y venimos, ahora estamos en la etapa del reencuentro a pesar de la distancia.

Y hoy celebro que hace tantytantos años se asomó a este mundo.

Rescato su inteligencia (es muuuuuuy inteligente) y su creatividad. Nos potenciábamos en la escuela, las dos inventando poemas graciosos y canciones (y algunos tan zarpados que nadie hubiera adivinado que fueron creados por dos señoritas-adolescentes-alumnas-de-colegio-católico).

Esperá que me inspiro…

Odia el frío, ama la playa,
es flaca y larga,
fashion y clásica.

Es realista y creyente.
Valiente y miedosa,
jodida y jodona.

Araceli, ladies and gentlemen!

Olé! Olé! Olé! Olé!

Diegooooooooo! Diegooooooooooooo!

Eso se corea en Argentina cuando se quiere vivar a Maradona.

Yo lo canto para vivar a Diego… A Diego Fernández Magdaleno!

No lo conozco personalmente (aún) pero sigo su blog. Diego Fernández Magdaleno es un celebrado pianista español además de escritor.

Por los comentarios de quienes visitan su blog, está claro que es muy respetado y tiene un círculo de personas que lo admiran y le tienen mucho afecto.

En su blog escribe sobre sus conciertos, sus paseos y sus impresiones sobre algún tema como también su admiración por muchas personas de la cultura española.

Hace poco publicó un libro, Razón y Desencanto, y cuando me enteré, le pregunté si el libro se vende en El Corte Inglés así cuando iba a España lo compraba. Pues Diego, generoso como pocos, decidió regalarme el libro enviándomelo a mi casa y cuando abrí el sobre, descubro con sorpresa que también me había enviado otro libro de su autoría, El Tiempo Incinerado.

Este último lo estoy leyendo y es un placer sumergirse en un texto tan lírico, tan ricamente castizo, me hace redescubrir la prosa española.

Morí con las dedicatorias:



Gracias Diego por tu genio y generosidad!

Los invito a conocerlo:

Su blog.

Su sitio web.

Sus videos.

Más emoción aquí.