Melbourne Día 3

Para las bicis.

Último día! Y todavía nos quedaba por recorrer y sé que quedará mucho por ver, por supuesto.

Decidimos hacer una especie de “picadito”, ver cosas aquí y allá que nos quedaron pendientes.

Por ejemplo:


Nos tomamos el tranvía gratuito para turistas. Allí encontramos un mapa mientras escuchábamos una grabación que iba describiendo todo lo que veíamos.

Para guiarnos mejor.

Y nos bajamos en el Victoria Market.


Se vende de todo, como en todo mercado. Nos encantó por ejemplo ver salame de canguro (compramos uno) y de emu, una especie de avestruz.

Les juro, se nos hacía agua a la bocaaaaaaaaaaa!!!

Carrrrrrrrneeeeeeeeeeeee.

Miren el tamaño de esos churrrrrrascosssssss!!!!!!!

Una grata sorpresa para Ale fue encontrar que en todo restaurante se sirven milanesas (schnitzel), principalmente de pollo.

Carne para milanesas (schnitzel)

Salchichas.

Pescados y ostras y langostinos de todo tamaño.

Aquí se vende carne de canguro, cocodrilo, venado, emu.

Frutas y verduras.

Ya habíamos desayunado pero vimos tantas cosas ricas… que no nos aguantamos! Compramos un poco de calamares, pulpitos y langostinos con aceite, ajo y perejil!

Gorditos.

Luego le sacamos foto al Parlamento.

Parliament House.

Princes Theatre.

Este edificio es un cine-teatro venido a menos, pero miren qué bonito es!


Amigos metaleros, aquí existe una calle llamada ACDC Lane, en homenaje al legendario grupo australiano.

Así es ACDC Lane.

Y nos acercamos al Shrine of Remembrance, un monumento a los caídos por las distintas guerras donde participaron los australianos.

Es hermoso y gigante por fuera y por dentro.

Así se ve desde afuera:



Así se ve la entrada principal desde arriba.

La Llama Eterna.

Llegamos al final a un shopping gigante que tiene casino, muchísimos restaurantes de lujo y pocos negocios para comprar pero lo poquito que compres acá, te deja seco seguro!

Burberry.

Prada.

Give it to me!

Cae agua! Entrada al complejo.

Vista de la entrada desde arriba de las escaleras.

Me despido de Melbourne con un video de AC/DC que se filmó hace ya 33 años sobre Swanston Street. Se puede ver bastante de la ciudad, los trams que todavía circulan y hacia el final, la catedral de San Pablo.