Harrow-on-the-Hill

El fin de semana pasado visitamos Harrow-on-the-Hill, un barrio que se encuentra al noroeste de Londres.

Harrow es conocida por la escuela pública Harrow, donde estudiaron, entre otros, Lord Palmerston, Churchill, Byron y Anthony Trollope.

Cuando uno dice “escuela pública” aquí en Inglaterra, no es la escuela estatal, gratuita y laica. Es una escuela pupila, exclusivísima, y ésta es la segunda en importancia acá, después de Eton.

Las residencias donde se alojan los alumnos están diseminadas por todo Harrow, a minutos de la escuela propiamiente dicha.

Esta residencia se llama Elmfield House, una de las primeras residencias para alojamiento.

Siguiendo por esa calle, llegamos al Speech Room.

Este edificio se construyó en el año 1870 para conmemorar los trescientos años del colegio.

Un detalle en la pared externa del Speech Room: Elizabeth I.

El ala izquierda de este edificio es el edificio original de la escuela. Años después se construyó el ala derecha.

La capilla del colegio.

Detalle.

Vaughan Library: la biblioteca.

Druries, donde Byron y Palmerston se alojaron cuando estudiaban en el colegio.

Siguiendo por nuestro camino, divisamos este parque al cual no pudimos acceder por estar cerrado.


Y ahí nomás el negocio donde se vende memorabilia del colegio.

Entre otras cosas, el uniforme.

Y llegamos al cementerio, donde se encuentra St Mary’s Church.

En algún lugar está enterrada Allegra, la hija de Byron, quien murió a los 5 años.

El cementerio en sí es muy grande y nos llamó la atención que fuera como una reserva natural, la vegetación crece alrededor de las tumbas y no me quiero imaginar lo que debe ser visitarlo de noche! Se te hacen realidad todas esas películas de zombies!!!

Se imaginan este lugar a oscuras?

Se dice que en este lugar del cementerio era donde Byron venía a escribir sus poemas.

Terminamos la tarde en esta casa de té monona:

Así de linda era de afuera.

Así de linda era por dentro.

Fue una caminata amena y recolectamos unas interesantes perlitas:

Se dice que en esta esquina ocurrió el primer accidente automovilístico que haya sucedido en Inglaterra. Al menos es el primero del que se tiene registro.

Hay una placa que dice que fue el 25 de febrero de 1899.

Un lindo pasaje:

Con escaleras.

Una puerta con “difícil” acceso.

Una casa original en la zona residencial.

Arriba de un negocio, una gran fuente con frutas.

A Drácula también se le antojó un tecito y decidió invitar a su amiga.

Té para dos.