Mayfair


Mayfair es un lugar hermoso, con muchos negocios exclusivísimos (de los cuales me explayaré en el próximo post) y con muchas casas preciosas donde han vivido varios políticos y otras personalidades.

Es una zona cara y se nota por donde mires. Lo bueno es que está muy cerca de la parte “céntrica” o más conocida de Londres y en algunos tramos parece un mundo paralelo a, por ejemplo, el bullicio de Oxford Street.

Al salir por la estación Picadilly Circus, a la derecha se ve la famosa estatua de Eros. Aquí se encuentra todo el mundo, especialmente chicos y chicas.


Y los edificios alrededor nuestro, una belleza realmente:


Hotel Le Méridien.

Nos volvimos a encontrar con el hermoso Fortnum & Mason (pero esta vez seguimos de largo!)


Y pasamos por la puerta de Burlington House.

Ahora funciona allí el Royal Academy of Arts.

La vista desde afuera.

Por esta zona también hay muchas galerías conocidas como arcades.

Princes Arcade.

Burlington Arcade.

The Royal Arcade.

Por dentro también es hermosa!

Más adelante pasamos por el Royal Institution, donde se encuentra el Faraday Museum, lugar en el que Michael Faraday hacía sus experimentos.


Llegamos al lugar que da origen al nombre de este barrio. Mayfair significa “Feria (o mercado) de Mayo”. Es que en 1688 Edward Shephered comercializaba ganado en este lugar, dos veces a la semana. A los pocos años empezó a funcionar un mercado pero fue prohibido en el siglo XVIII porque los vecinos se quejaban: la zona era muy peligrosa y había mucha prostitución.

Por estas callecitas comenzó el mercado.

Y luego comenzamos a ver algunas casas donde vivieron personajes célebres:

Aquí vivió Sir George Cayley, pionero en aviación,

A veces llamado “El Padre de la Aerodinámica”.

Y aquí Benjamin Disraeli.

Fue Primer Ministro durante parte del reino de Queen Victoria.

En esta casa vivieron, en épocas diferentes, Anthony Eden, también otro primer ministro y alguien que puede ser considerado el primer fashionista, Beau Brummell.


En la siguiente, vivió por un corto tiempo, uno de mis escritores favoritos, Somerset Maugham.


En esta casa preciosa vivió otro Primer Ministro, Archibald Philip Primrose.


Y en la siguiente vivió el Duke of Clarence

Quien luego fue coronado como King William IV.

Esta parte se llama Carlos Place.


Y más allá estos imperdibles:

The Connaught, un hotel 5 estrellas con un restaurant igualmente famoso.

Les recomiendo visitar el website.


Y estos preciosos jardines:

Mount Street Gardens.

Saliendo de los jardines, caminando un poco más, vimos la Embajada de EEUU:

Qué soviético parece!

Hay un parque gigante enfrente donde hay un monumento a los británicos que murieron en el atentado de las Torres Gemelas.


Y un monumento a Roosevelt:

Y ahí cerquita, de pie, señores:

Embajada de Argentina en Londres.

Terminamos nuestro paseo (que fue interminable casi y no se imaginan la cantidad de fotos que no subí!) por Savile Row.

En el número 3 se encuentra esta casa, beatlemaníacos amigos…

No la reconocen?

Aquí funcionaba Apple Records. En la terraza se filmaron esas famosas escenas donde The Beatles tocaron por última vez.

El próximo post es imperdible, es sobre este barrio también, pero orientado a lo lujoso que puede llegar a ser…

Día del Animal

Qué cara de felicidad, Chocha!

Feliz día a todos los animales y a nuestras mascotas!

A pesar de que soy carnívora y he comido de lo más variado (anguila, canguro, cocodrilo, buey, paloma, ciervo, camello, caballo, conejo, caracoles, springbok, vaca kobe) me gustan los animales y me gusta que anden libres.

Y los que tenemos mascotas nos entendemos:

Feliz día para Débora y su par de perras locas, Hanna y Sofía, ladronas (porque ladran mucho!), chillonas y meonas.

Feliz día para Loli y su troupe de perros de todos los tamaños y colores, escandalosos y ladrones (también ladran todo el tiempo!). Pero el campeón es Tweety que debe tener como 90 años-perro!

Feliz día para Karla y Junior, su perrito blanco, ruliento, chiquito y tan glamoroso como ella. Tiene botitas para caminar sobre la nieve de Chicago! Sí, Junior!

Feliz día para Gabe y sus delicadas y finas gatas siamesas, Gaturra y Pedorra.

Feliz día para Natita y su mimosa y preciosa gatita siamesa Lila, una grisecita amorosa que adora a su dueña y le da besitos. (Lo juro, la ví por la webcam!)

Feliz día para mis padres y mi gata Chocha, quien los tiene esclavizados y come sólo si le acercan la comida a la boca y duerme donde se le canta.

In Memoriam: Mi perro Bigote, guardián como pocos, mi gato Tito Ga y los peces tropicales que Ale y yo alguna vez tuvimos: Ernesto, Cacho, Pamela y Tommy.

Celebremos este día disfrutando de este video que ha hecho emocionar a muchos.

Y ustedes a qué mascota recuerdan en particular?

Apocalypto? Ahora?


Creo no ser hipocondríaca pero confieso que enterarme de la influenza porcina me llenó de miedo.

No quisiera estar en la piel de un mexicano que tiene que viajar al exterior!

No rezo, no creo y no sé qué hacer!

Hasta qué punto sirve saber de qué se trata?

La Organización Mundial de la Salud informa:

Qué es la gripe o influenza porcina

Maratón en Londres 2009


Serán los años? Será que me acosté tarde anoche? No sé! Me levanté con pocas ganas (muy distinto al año pasado) me quedé en piyamas y por suerte Ale salió a sacar algunas fotos…

Ya habían pasado casi todos, noten que hay muchas botellitas tiradas de los jugos que le daban a los corredores y ya estaban bajando los carteles y barriendo.


Estoy segura de que dentro de una hora o dos, si llego a bajar, las calles ya estarán como siempre y los colectivos habrán retomado su recorrido.

Pero no sé si voy a tener ganas…


Domingo con fiaca que le dicen! El sitio oficial de la maratón 2009 aquí.

Al Oeste de St Paul’s


Un lindo sábado de sol fue el que pasó, así que decidimos darnos una recorrida por callecitas pocas veces frecuentadas. En este caso, al oeste de St Paul’s Cathedral, catedral famosa si las hay (por ejemplo, ahí se casaron Lady Di y Charles) y de la cual no tengo una sola foto!

Al salir de la estación emprendimos nuestra marcha y notamos las callecitas todas para nosotros, casi estaba todo vacío pero la cantidad de restaurantes pequeños y demás negocios (en su mayoría cerrados) nos daba la idea que durante la semana, el bullicio debe ser grande.

Parecía como caminar por la City de Buenos Aires un día domingo.

Encontramos un lindo parque llamado Postman’s Park.


Se nota que es un parque al que durante la semana mucha gente debe acudir a la hora del almuerzo. Como pueden ver había muchos bancos de madera:

y detrás, unas antiguas lápidas para hacerte compañía…

Y si fumás o querés tirar el chicle que ya no tiene gusto a nada, tenés este tacho de basura especial. (gum= chicle; butt= colilla de cigarrillo)

En el centro estaba esta fuente cubierta de musgo.

Y peces naranjas nadando allí.

Muchos hermosos tulipanes.

Adentro estaba esta especie de refugio que tenía muchas placas conmemorando gente común que había dado su vida por otros, habiendo ayudado al prójimo.

Fue idea de un pintor victoriano, G.F Watts que había sido conmovido por la historia de una mucama llamada Alice Ayres que había muerto después de salvar a los tres hijos de sus patrones de la casa que se incendiaba.


A la muerte de este artista, su esposa siguió agregando nombres pero la idea no terminó de ser del todo popular y se abandonó. Es así que todavía hay placas vacías, sin escribir.

Algunas de las placas.

Lo que me sorprendió de esta parte de Londres es la cantidad de pasajes angostos, casi oscuros que nos encontramos.

Por ejemplo éste:


Y al salir te encontrabas al costado con un pub:

The Old Mitre.


Para nosotros podría ser traducido como “El Viejo Mitre” y recordarnos al prócer, pero en realidad mitre en inglés es el sombrero que usan los cardenales o arzobispos.

Este edificio color terracota se llama Cutler’s Hall. Antiguamente se hacían aquí cuchillos y tenedores y los frisos muestran a las personas fabricándolos.

Detalle.

Pasamos por The Old Bailey, o sea, Tribunales. El edificio antiguo es gigante, muy alto y tiene una parte moderna al lado.

La parte de arriba.

La puerta principal.

Esta es la parte moderna.

Esta es una iglesa muy bonita

St Sepulchre’s.

Y tiene en su esquina lo que se considera el primer bebedero, instalado en 1859.

Ahora tiene dos tacitas de metal con cadenas. A lo mejor al principio no, porque la leyenda dice “Reemplace la taza”.

Este edificio tan abandonado, tan sucio por fuera, pero tan bonito, era parte de Smithfield Market.


La puerta que ven a continuación es la puerta de Gresham College, una especie de universidad abierta para todos. Fundado en 1597, lo que se hace desde entonces es pagarles a catedráticos eminentes en algunas disciplinas (astronomía, teología, geometría, leyes, física, retórica y comercio) para que den clases al público en general, en forma gratuita.


Siguiendo por esa misma calle se ven a ambos lados estos lindos edificios.

Estilo Tudor.

Estilo Victoriano.

Llegamos a la casa de Dr Johnson, famoso poeta y lexicógrafo, quien compiló el primer diccionario.

La casa de Dr Johnson.

La casa se encuentra en un lugar llamado Gough Square:

Foto sacada desde la casa de Dr Johnson.

Era hora de descansar un poquito… Pero no nos dieron muchas ganas de sentarnos por aquí… La vista no ayudaba al descanso… 😉

Lápidas por donde mires!

Y algunas cosas que encontramos en nuestro camino:

Un antiguo teléfono gratuito para que la gente llame a la policía.

Fachada de una comisaría. Me gustó ese antiguo adorno (no sé si es una lámpara) que dice POLICE.

Ruinas de un convento medieval de Carmelitas encontrado de casualidad a principios de siglo.

Flaca?

A mí todo el mundo siempre me ha dicho que fui y que soy flaca. Sin embargo yo no me veo así. Y, rarísimo, pero en la adolescencia nunca tuve ningún rollo (noten mi lirismo) con este tema. Me acuerdo que a partir de los 14 años empecé a escuchar a las chicas hablar de dietas, de comer una salchicha, ensalada, no tomar agua, sí tomar agua, hacer abdominales, blah blah blah.

Nunca me interesó el tema y creo que a esa edad yo estuve un poco gordinha. Creo. No sé, no tengo fotos de esa época (chicos, en mi época no había cámaras digitales y no se sacaban tantas fotos como ahora!) pero nunca me fijaba qué talle de pantalón tenía ni cuánto pesaba.

Pero recuerdo que a eso de los 18/19 años pesaba unos 47 o 48 kilos porque una vez me pesé. Yo seguí viviendo mi vida pero alrededor de los 29 años un día, cuando me estaba poniendo un pantalón en esos probadores de negocios con espejos horrendos, me dí vuelta y vi cosas que antes no tenía. Me vi rechoncha y me pesé y estaba en alrededor de 50 kilos.

Entonces comprendí que por más que peses lo mismo, a partir de los 30, mis amores, todo se empieza a desbarrancar. Y será la ley de la naturaleza o de gravedad o la injusticia de la celulitis pero es así y no hay vueltas que darle.

Y me da bronca! Y no soy objetiva conmigo misma, porque pienso: si vos tenés cierta edad y te matás para estar flaca, comés mal o casi ni comés, te arrugás, sufrís y terminás siendo flaca, sí, pero una vieja flaca. Y se nota. Y por más flaca que seas, no aparentás ser más joven.

Ser flaca y parecer joven parecieran ir de la mano y me pregunto si no será el miedo a envejecer que te hace tener miedo a la gordura, a los rollitos, a la grasa corporal…

Voy al gym, me gusta, me encanta correr, no me gusta hacer ejercicios pero hace poco igual, porque me veía hinchada, le pedí a una trainer que me haga una rutina. Me tomó las medidas, me pesó, me midió la grasa corporal y me preguntó “Para qué venís!?!” Lejos de alegrarme, la miré seria y le dije que mis caderas crecen sin control y me miró incrédula y me preguntó qué edad tenía y cuando le dije 39 no largó una carcajada porque es inglesa.

Me sentí una tarada. Peso 50 pero sin embargo el cuerpo no es el mismo, si me controlo con las comidas y voy al gimnansio, enseguida la cintura se me afina y no tengo panza. Pero el TRASERO y las CADERAS no!

Y ni quiero pensar dentro de unos años! Porque ahora, digamos, el chasis lo podés cuidar pero dentro de menos de 10 años, cuando te agarre la menopausia, no te podés hacer la loca con lo que no comés porque te agarra osteoporosis y andá a saber qué más.

El cuerpo cambia. Parece que mi mente no va al mismo ritmo…

Mirá lo que te digo:

Un Álbum De Fotos Real


Es uno de mis guilty pleasures. Más allá de la opinión que cada uno tenga sobre la familia real, me parece una buena idea mostrar quiénes son.

Empezamos por Su Majestad:

Su nombre completo es Elizabeth Alexandra Mary; nació el 21 de abril de 1926. Así es, pasado mañana cumple 83 años!

Cuando tenía 4 años, el día 21 de agosto de 1930, nació su hermana Princess Margaret Rose.

Lilibet (como la llamaba su hermana) y Margaret Rose.

Se casó con el príncipe Philip, príncipe de Grecia y Dinamarca, el día 20 de noviembre de 1947.

Esta foto fue sacada cuando anunciaron oficialmente su compromiso.

De izquierda a derecha: la heredera al trono, su prometido, su madre, el rey George VI y la princesa Margaret.

Aquí cuando se casaron.

Asumió como reina el día 2 de junio de 1953, sucediendo a su padre, quien a su vez había asumido cuando su hermando Edward abdicó, como muchos saben, para casarse con una americana divorciada, Wallis Simpson. Algún otro día escribiré un post al respecto.

En el balcón de Buckingham Palace con su esposo y sus dos primeros hijos, Charles y Anne.

Su Majestad tuvo cuatro hijos:


Prince Charles, Príncipe de Gales. Todo primogénito del rey o reina, si así lo desea el monarca, asume como príncipe de Gales.

Posando canchero.

Y como todos sabemos, se casó con Lady Di y hace unos años con Camilla Shand (ex Parker-Bowles)

Con Diana tuvo dos hijos, Prince William y Prince Harry.

Horror! El heredero al trono es zurdo! 😉

Después de Charles, en segundo lugar nació Princess Anne, quien posee el título de Princess Royal.

Loca por los caballos, los adora.

Se casó en primeras nupcias con Mark Phillips, de quien se divorció en 1992 y en el mismo año se casó con Timothy Laurence.

Con Mark Phillips tuvo dos hijos, Peter Phillips y Zara Phillips.

Aquí Peter con su abuela. Es el primer nieto, che!

Zara es campeona mundial ecuestre.

Luego, llegó Prince Andrew, el “principito”, el que peleó en Malvinas. Es el Duke of York. Todo segundo hijo del rey o reina lleva ese título.


A muchos no les cae bien. Es que parece que es lobbysta y se lo pasa viajando por el mundo, sobre todo a países de Europa oriental. El Daily Mail lo llama “Air Miles Andy”.

Se casó con Sarah Ferguson de quien se divorció en 1996 pero con quien mantiene excelente relación.

Hace poco, a la salida de un restaurant.

Con ella tuvo dos hijas, Beatrice y Eugenie.

De izquierda a derecha: Eugenie y Beatrice.

En cuarto y último lugar, Prince Edward, Earl of Wessex y Viscount Severn. Con él no siguieron con la tradición de que los hijos de un rey o reina son nombrados duques.

Prometía de joven, pero se le volaron las chapas! Se casó ya grande con Sophie Rhys-Jones y tienen dos niños:

Lady Louise, nacida en 2003.

James, Viscount Severn, nacido en 2007.

Han recorrido un largo camino juntos.

Soy Alicia Seminara reportando desde Londres en exclusiva para MI revista:

Blackheath

Casa georgiana.

El lunes, el día siguiente al domingo de Pascua, aquí es feriado así que aprovechamos para salir a pasear. Visitamos Blackhead, cerca de Greenwich. Parecido a Wimbledon, es una parte de Londres que es residencial, me sorprendí encontrar, en algunos sectores, calles anchas y rectas.

Hay dos teorías con respecto al nombre. Black significa negro y heath significa monte. Muchos dicen que es black por el color del suelo, pero otros sostienen que black es una deformación de la palabra bleak que significa inhóspito, gris, deprimente.

Ciertamente, al comienzo de nuestra caminata el día estaba gris pero nada deprimente y hacia el final de nuestro recorrido, empezó a salir el sol.

Igual disfrutamos de todo y espero que ustedes también.

Nomás caminar unos metros a la salida de la estación y ves esta hermosa iglesia, construida a mediados del siglo XIX, lo cual, para el standard de este país, es bastante reciente.

All Saints Church.

Y, en frente, este edificio

Mary Evans Picture Library.

Al seguir nuestro camino, notamos que el nivel del suelo iba subiendo, como si estuviéramos yendo por una colina.

Muchas de las casas que vimos son de estilo georgiano, construidas la mayoría entre finales siglo XVIII e inicios del XIX.

Estas casas están prácticamente una al lado de la otra.

Aquí vivía la familia Eliot, Earls of St Germans.

Aquí vivió Sir James Clark Ross, explorador, por quien tanto la isla de Ross y el mar de Ross en la Antártida llevan ese nombre.

Esta es grandiosa!

Encontramos una casa no muy georgiana que digamos, pero no por éso, menos interesante.

Pagoda House.

Siguiendo la callecita encontramos este espacio verde tan bello, y no sé si ven que hay casas alrededor. Qué placer vivir por ahí, no? Aunque no estaba permitido pasear con perros. Entendible, por supuesto.

Pagoda Gardens.

A lo largo de nuestra caminata encontrábamos caminos por donde bifurcar, por ejemplo:

éste…

… o éste…

… o éste.

Encontramos esta iglesia que fue construida en 1841

St Margaret’s Church.

y las ruinas de la antigua iglesia están enfrente, rodeada de un cementerio.

Las ruinas se dejan ver detrás de los árboles.

Y en ése cementerio está la tumba del astrónomo Edmond Halley, el del cometa.

Lo señalé con una flecha roja.

Llegamos a Cator Estate, una especie de barrio resguardado por unas tranqueras como las de campo, pero abiertas. La calle principal, ancha y recta, tiene a su costado grandes mansiones, observad:

No parece San Isidro?



Casi al final del recorrido del recorrido por Cator Estate, está esta iglesia construida en 1828.

St Michael and All Angels Church.

Cuando salimos por la otra tranquera, encontramos este edificio bonito, con ese verde tan inglés.

Morden College, fundado en 1695.

Llegamos a lo considerado el mejor ejemplo de arquitectura georgiana o lo que éso signifique (Archi, vení, ayudá). Se llama The Paragon. Casas construidas frente a un parque muy verde. Son siete bloques de casas unidas por un conjunto de columnas, formando una media luna. Cada bloque contenía dos residencias, haciendo un total de 14. Durante la guerra esta sección fue bombardeada y cuando se restauró, de 14 residencias, todo se dividió hasta obtener más de 100 departamentos.

The Paragon.

Al final de nuestra caminata encontramos la casa de un señor llamado John Wren que junto a otros dos señores hicieron una fortuna construyendo barcos de guerras usados en las guerras revolucionarias con Francia. Si no me equivoco, las guerras que tuvo este reino con Francia en América del Norte.

Se llama Colonnade House.

Llegamos al final, amigos, descansemos. Pueden tomarse una cervecita en este pub

Se dice que aquí se eligió a los integrantes del primer equipo inglés internacional de rugby.

o sentarse y mirar los patitos en este lago.


Otras partes que merecieron ser fotografiadas:

Una laguna, al comienzo de nuestra caminata.

El Conservatorio, fundado en 1881.

El hospital.

Estilo Tudor por aquí.

La carne será muy rica pero los precios no invitaban. Ale se compró un alfajor Havanna a £2.50. Qué derochón!

Mis Ídolas


Ellas son Kim y Aggie y tenían un programa muy didáctico, que por suerte están repitiendo. Son las genias de la limpieza y con buen humor y mucho entusiasmo, han visitado las casas más sucias que te puedas imaginar. Fueron tan famosas que llevaron su programa a EEUU y fueron dobladas al español de España donde el programa fue llamado “Qué Asco De Casa!”. Aquí se lo conoce como “How Clean Is Your House?” (algo así como Qué Tan Limpia Es Tu Casa?).

Lo que tiene de didáctico el programa es que te enseñan a limpiar y generalmente lo hacen con productos que uno tiene en la casa y no son de limpieza. Por supuesto que ellas dicen que si querés comprar productos de limpieza, está bien, pero lo interesante es aprender los infinitos usos del vinagre blanco o del ketchup!

Kim tiene el personaje de la mamá que te reta y te enseña y Aggie es la encargada de analizar los bichos e infecciones que puedan tener ciertos sectores de la casa. Hace un hisopado y lo lleva al laboratorio.

No les puedo explicar los antros visitados, han encontrado hasta un ratón muerto en un cajón de cubiertos, casas que no se limpiaban hacía más de 10 años, colchones meados por los perros del dueño, platos en la pileta olvidados por meses, un horror.

Hasta había una mujer que vivía con sus loros libres en el living todo cagado y con las ventanas cerradas para que no se vuelen los bichos.

Lejos de pensar “qué mugrientos son los británicos” lo que me hizo ver es que como aquí no es como en Argentina que para conocer mejor a una persona la invitás a comer a tu casa, acá la gente se encuentra en pubs y entonces puede tener una vida social a pesar de que sus casas sean unas pocilgas.

La estructura del programa es simple: Llegan a la casa roñosa ellas solas, la examinan, muchas veces gritan de horror, huelen todo, tocan, pasan la mano para mostrarte qué sucio está todo y luego reciben a los dueños. Les preguntan por qué creen que tienen esta dejadez (la mayoría te cuenta que desde que están solos o tuvieron dos hijos seguidos o murió alguien, no limpiaron nunca más).

Aquí un ejemplo. Les recomiendo ver los videos aunque estén en inglés. Si les molesta, bajen el volumen y concéntrense en lo que ven.

Luego se cambian, se ponen unos guantes mononos y con algunos ayudantes y los mismos dueños, limpian. A los dueños (y a los televidentes) les muestran cómo se limpian ciertos objetos o rincones, cómo organizarse con tanto caos, etc.

En el bloque siguiente les muestran los riesgos de vivir así según las muestras de infecciones encontradas (muchos lloran porque se dan cuenta del riesgo al que estuvieron haciendo vivir a los hijos). En la segunda parte de este bloque, hacen entrar a los dueños de casa con los ojos cerrados y cuando los abren, ven la casa divina. Y ahí, no hay británico que aguante: lloran (muy discretamente) o quedan tan shockeados que casi ni pueden hablar.

El programa termina cuando ellas regresan a la casa dos semanas después y ven qué tal siguieron sus consejos y si siguieron limpiando. La mayoría hace algún progreso, hay otros que desde que ellas se fueron, nunca más limpiaron.

Les paso unos secretitos de limpieza muy muy divertidos!

– Para aflojar la grasa o suciedad acumulada en el microondas, poner un bowl con 2/3 de agua y 1/3 de vinagre blanco. Hervir por 5 minutos, sacar y limpiar.

– Rociar en un trapo fijador para el cabello en aerosol para sacar, frotando, las marcas de birome en sofás de cuero.

– Para sacar la vela derretida que se haya caído sobre una alfombra, se pone papel madera bajo la parte de la alfombra donde esté la vela, y otro pedazo de papel madera sobre la vela. Planchar en caliente el papel. De esa forma la vela se derrite y el papel la absorbe. Cambiar los papeles, repitiendo hasta que el derrame haya desaparecido.

– Para limpiar el fondo de floreros, que generalmente quedan manchados o con pedacitos de flores o ramas pegadas, poner vinagre blanco y arroz y sacudir. El vinagre limpia y el arroz “raspa” sin dañar, la base.

– Para limpiar objetos de plata, pasta dental blanca y enjuagar.

– Para limpiar bronce, ketchup.

– Para limpiar la goma de la puerta de la heladera, pasta dental blanca otra vez con cepillo de dientes (el que nadie use, je) y enjuagar.

Quién tiene otros secretitos de limpieza para compartir?

Alicia Zen

Go sell your soul and keep your shell.
I’m trying to protect what I keep inside,
All the reasons why I live my life.
(Crossroads – Tracy Chapman)

Afuera la mala onda.

Soy Alicia Zen.

Me gusta elegir libros con tiempo y dedicación y leerlos.

Me gusta tomarme una hora por día para leer sentada sobre el sillón y con una lámpara de pie iluminándome el texto.

Me gusta leer en inglés y en castellano.

Me gusta ver programas cómicos y reírme con ganas.

Me gusta ir a alguna disquería y comprarme CDs y escucharlos mientras hojeo el diario o escribo en el blog.

Me encanta cocinar cosas ricas.

Me encanta hablar con mis viejos y preguntarles sobre la gata.

Me gusta hacer regalitos porque sí.

Me gusta saber que estudié una carrera y que es mi vocación, aunque en este momento no la ejerza.

Me gusta disfrutar del hecho de no tener que ejercer mi profesión en estos momentos.

Me encanta vivir en el país que vivo con tanta tecnología y, al mismo tiempo, con tanta historia.

Me gusta ir al gimnasio.

Me encanta estar casada con Ale.

Me encanta viajar.

Me encanta la casa donde vivimos.

Me encanta ver el río Thames por la ventana.

Me encanta escribir en mi blog.

Soy Alicia Zen y disfruto de todo sin culpa porque sé cómo me comporto.

(No quiero sonar pedante con todo ésto, sepan entender. Simplemente hoy necesito de algunas reafirmaciones después de un cimbronazo reciente. Gracias por leerme.)

…Y ya me siento mejor!