El Tano Bongiovi

Los pelos, los aros, la campera de cuero con cierre…Ochentoso a full!

La buena música y las fotos me inspiran y aquí me pongo a teclear.

Escuchar el disco New Jersey me transportó a los 80, me hizo acordar al viaje de egresados a Bariloche, a todas nosotras cantando a los gritos los estribillos de Bon Jovi en el micro a la vuelta de alguna excursión, a los videos que se trataban de amores adolescentes y a los jeans nevados.

Ufa, qué tanguera, pero en realidad yo quisiera escribir algo de Mr John Francis Bongiovi Jr. alias Jon Bon Jovi. Yo no recuerdo haberme sentido particularmente atraída por él durante mi adolescencia ni haberme escuchado decir “está re-fuerte”, siempre le ví cara de degenerado pero las canciones me en-can-ta-ban, me pareció siempre una banda de rock muy sólida.

Con los años me olvidé de Bon Jovi mientras me ahogaba con más pop que rock y casi sin darme cuenta, ya era adulta y me entero en una clase de que mis alumnas adolescentes morían por Jon.

“Por quién?!?!?! Por Bon Jovi!?!?”, preguntaba incrédula. Y a riesgo de catalogarme como vieja chot, les dije “…Pero, chicas, Bon Jovi es … de mi generación… Es de los ochenta…” “AY, ES DIVIIIIIIIINOOOO!!”, me contestaron.

Les juro, no lo podía creer! Empecé a prestar atención y descubro al Jon con cabello corto, rubio, operadíiiiiisimo, cantando baladas y más baladas… Y recordando su cara de antaño, no entendía cómo las niñas podían morir por un señor tan recauchutado!

“Chicas, pero vieron las fotos y los videos de antes?” “AY, SI, ES DIVIIIIIIIINOOOO!!”

(Y después lo escuché cantando en español! “Alumno Bongiovi, tiene cero en fonética”.)

Habría que felicitar a Bongiovi por haber tenido muñeca suficiente para trascender más allá de una generación y seguir siendo admirado y/o seguido por gente mucho más joven, bah, chicas sobre todo. Ahora es como una especie de Luis Miguel sajón, se lo conoce más por las baladas que por los temas rockeros de antaño (que, ok, escuchándolos con el oído crítico de una casi cuarentona, algunos suenan muy parecidos entre sí, pero… manto de piedad por aquí).

Dejate de joder!