El Tano Bongiovi

Los pelos, los aros, la campera de cuero con cierre…Ochentoso a full!

La buena música y las fotos me inspiran y aquí me pongo a teclear.

Escuchar el disco New Jersey me transportó a los 80, me hizo acordar al viaje de egresados a Bariloche, a todas nosotras cantando a los gritos los estribillos de Bon Jovi en el micro a la vuelta de alguna excursión, a los videos que se trataban de amores adolescentes y a los jeans nevados.

Ufa, qué tanguera, pero en realidad yo quisiera escribir algo de Mr John Francis Bongiovi Jr. alias Jon Bon Jovi. Yo no recuerdo haberme sentido particularmente atraída por él durante mi adolescencia ni haberme escuchado decir “está re-fuerte”, siempre le ví cara de degenerado pero las canciones me en-can-ta-ban, me pareció siempre una banda de rock muy sólida.

Con los años me olvidé de Bon Jovi mientras me ahogaba con más pop que rock y casi sin darme cuenta, ya era adulta y me entero en una clase de que mis alumnas adolescentes morían por Jon.

“Por quién?!?!?! Por Bon Jovi!?!?”, preguntaba incrédula. Y a riesgo de catalogarme como vieja chot, les dije “…Pero, chicas, Bon Jovi es … de mi generación… Es de los ochenta…” “AY, ES DIVIIIIIIIINOOOO!!”, me contestaron.

Les juro, no lo podía creer! Empecé a prestar atención y descubro al Jon con cabello corto, rubio, operadíiiiiisimo, cantando baladas y más baladas… Y recordando su cara de antaño, no entendía cómo las niñas podían morir por un señor tan recauchutado!

“Chicas, pero vieron las fotos y los videos de antes?” “AY, SI, ES DIVIIIIIIIINOOOO!!”

(Y después lo escuché cantando en español! “Alumno Bongiovi, tiene cero en fonética”.)

Habría que felicitar a Bongiovi por haber tenido muñeca suficiente para trascender más allá de una generación y seguir siendo admirado y/o seguido por gente mucho más joven, bah, chicas sobre todo. Ahora es como una especie de Luis Miguel sajón, se lo conoce más por las baladas que por los temas rockeros de antaño (que, ok, escuchándolos con el oído crítico de una casi cuarentona, algunos suenan muy parecidos entre sí, pero… manto de piedad por aquí).

Dejate de joder!

Greenwich

Vista del Museo Marítimo y parte de la ciudad de Greenwhich desde la colina.

La semana pasada vinieron nuestros amigos de Valencia, Nico y Elena, para festejar su primer año de casados.

Nos divertimos mucho y también paseamos. Además de ver el parlamento y el Big Ben, fuimos a pasear un domingo a Greenwich.

Cuando llegamos, el sol se había ocultado tras las nubes pero al rato salió y hasta hizo calor.

Greenwich es una ciudad que no queda lejos de donde vivimos y es muy linda. Tiene mucho movimiento al ser una ciudad universitaria y mucha gente paseando por todos lados, sobre todo, sus mercados.

Greenwich Market.

Este negocio se autoproclama “el primer negocio del mundo“, ya que se encuentra a 0˚ 0 minutos, 4 segundos longitud oeste.

También cuenta con muchos museos y, obviamente, el Observatorio Real.


El observatorio se encuentra en la colina que está dentro del Greenwich Park. Fue cansador subir, el último tramo del camino es bastante empinado.

Entrada al Greenwich Park.


El parque.

A la entrada del observatorio encontrás lo siguiente:

Un reloj de 24 horas.

Patrones de las medidas reales.

Aquí es donde se encuentra el meridiano 0˚, el famoso Meridiano de Greenwich.

La foto típica que uno se saca, un pie en el oeste, otro en el este.

Por suerte apareció una actriz interpretando a un marinero y con todo su talento nos dio una reseña histórica del lugar, de los diferentes astrónomos que trabajaron allí y dónde cada uno ubicaba la línea del meridiano 0˚ . Muy didáctico y entretenido, por cierto.

La actriz.

Aquí se ve este edificio con forma de octógono sobre el cual se ubica el Time Ball. Esta bola o pelota roja se usaba antiguamente para poner en hora los relojes. A la una de la tarde la bola baja y eso es señal que es, justamente, la una de la tarde. De suma importancia para los marineros de antaño. Y todavía funciona.

A la vuelta nos tomamos el catamarán hasta nuestra casa, en vez de volver en subte y colectivo como habíamos ido. Fíjense detrás del cartel: Esa rueda, la Greenwich Wheel, se puso este verano. Dura 12 minutos dar la vuelta y entran hasta seis personas en cada cápsula.


Hay muchas clases de barcos y catamaranes, nosotros tomamos este que es más veloz y en la semana se usa mucho como medio de transporte, hay gente que va a trabajar así.

Otra toma del mismo catamarán:


Y llegamos al Canary Wharf Pier y ahí tomamos otro barquito.

En la foto de abajo se ve el barco, en el muelle del Hotel Hilton que queda al lado de nuestra casa. Ese pequeño barco estaba por cruzar para nuestro lado para llevarnos a destino. El viaje duró un minuto.

El barquito a punto de cruzar el río.

A Nico y a Elena les causó gracia que en un momento que Nico me llamó por algo, yo le respondí distraída “Si, mi amor?”. Entonces decidieron que nos sacáramos estas fotos:

Nico y yo.

Elena y Ale.

Marcelo y yo

Año 2004, un día en Tandil.

Somos un dúo dinámico cada vez que nos encontramos. Parecemos Marley y Florencia Peña, diciendo pavadas y riéndonos cada dos segundos con la boca abierta. Adoro a mi primo Marcelo.

Nacimos el mismo día, somos primos-hermanos-mellizos. Él en Olavarría y yo en Quilmes. Mi mamá todavía conserva la carta que le envió mi tía diciéndole que había nacido “Marcelito” el 27 de diciembre. Ja! Y mi mamá también había parido ese día! (Una carta, se dan cuenta? En qué época pareciera que nacimos?!!?!)

Cuando éramos chicos y algo adolescentes, nos odiábamos. Nos peleábamos siempre. Yo iba para Olavarría para mis vacaciones y todos los días discutíamos por algo o él me peleaba o yo lo miraba mal.

Recién a los 22 años (lo recuerdo muy bien) empezamos a llevarnos tan genial como ahora. No veía la hora de irme de vacaciones a Olavarría y de ir a pasear y a bailar con él! Sí, a bailar! Yo sabía que con él me iba a divertir como con nadie! Después volvíamos como a las 6 o 7 de la mañana, comprábamos facturas en el camino y nos quedábamos tomando mate y charlando hasta que nos daba sueño o se levantaba mi tía, señal de que era la hora de dormir para nosotros!!!!

Mis vacaciones eran siempre divertidas y él siempre supo ser mi compinche.

Se nota que extraño a mi primo querido, no?

Alicia en Galicia

Os bos e xenerosos, a nosa voz entenden
e con arroubo atenden o noso rouco son,
mais sóo os ignorantes e férridos e duros
imbéciles e escuros non nos entenden, non.
(Hino Galego)


El 4 de agosto volé a Galicia para quedarme por una semana en la casa de mi amiga Mariana, su esposo Horacio y su hijo Rodrigo. Viven en Salvaterra do Miño, provincia de Pontevedra, Galicia.

Soy tu fan, Mariana, te sigo a todas partes.

Rodrigo está enorme, alto y hermoso como siempre, tiene 13 años y es un sol de nene-adolescente, tan bien educado y sano, parezco una tía vieja hablando de él de esta forma, pero es la verdad; tengo que felicitar a mi amiga y a su esposo por tenerla tan clara en cómo educar un niño, en cómo encarar la vida en familia, en cómo ir para adelante a pesar de las presiones diarias y las que te da la vida.

Horacio y Rodrigo.

Con Rodri, en el parque A Canuda.

También vi a Diego, el hermano menor de Mariana, que de menor sólo tiene la denominación, su esposa Ana y su hijo Santi, de dos años, que es adorable. Con Santi tuvimos un amor a primera vista, no se despegó de mi lado en toda la tarde que pasamos en el parque Feixa donde comimos asado hecho por Alberto, el papá de Mariana y unas ricas ensaladas hechas por Amelia, la mamá.

Alberto, Diego, Ana y Amelia.

Alberto y Amelia siempre tan cordiales con su hospitalidad de la cual disfruto desde que visitaba a Mariana cuando estábamos en la secundaria! Amelia cocina como los dioses! Y te agasaja siempre con cosas ricas caseras y unas mesas puestas que te hacen sentir la reina de Inglaterra!

Mariana y yo le llevamos un regalito a Santi y la mamá le preguntó “Qué se le dice a Alicia?” y él contestó “Gracias” (con acento español, se imaginan, casi me lo como!) y yo le digo “De nada, muñeco” a lo cual retruca “No me llamo Muñeco, me llamo Santi!”

Santi y yo. Faltan los corazoncitos.

Esta segunda vez pude disfrutar mejor de Salvaterra y alrededores porque Mariana tiene auto y recorrimos bastante! Aparte es verano y me tocaron unos días de sol fabulosos!

La vieja estación de trenes.

Uno de los lugares que visitamos es Monção un pueblo cercano, en Portugal.

Bien portugués!

Fuimos a un mercado. Mariana es una experta en encontrar oportunidades, se ha comprado ropa y cosas increíbles a precios sorprendentes! Les aclaro que la ropa es de excelente calidad y en excelente estado, es que son prendas de fin de temporada pero vale bien la pena pasar un rato allí. (Como se imaginarán, igual no compré nada! Y eso que fui con una experimentada!)

Aquí la ven revolviendo prendas a 1!

Y también se pueden comprar otras cosas, como por ejemplo:

Rosquillas (o “donus” como le dicen en Galicia)

Animales varios.

Plantas y flores.

Galicia tiene muchas playas, fuimos a una llamada Samil, hermosa, familiar, limpia y llena de gente! Miren qué hermoso lugar!



Y que no, joder! No me metí al agua! Pero igual disfrutamos mucho de la charla en la arena (a partir de las 5 de la tarde bajamos nosotras, las viejitas – por el sol, vio?) al tiempo que Rodri se fue a nadar la mar.

Visitamos, como la otra vez, La Fortaleça, en Valença, Portugal. Un hermoso lugar donde hay negocios, bares y restaurantes pintorescos.

Dentro de La Fortaleça.

Vista desde La Fortaleça.


Dejé a mis amigos queridos en Galicia prometiendo volver a visitarlos y robándoles la promesa de que vengan a pasear a Londres! Donde sea que nos encontremos, espero verlos pronto!


Foto-perlitas:

Uno de los dos pulpitos a la gallega que cenamos!!!! Delicioso, sólo agregarle aceite de oliva y papas hervidas en el mismo agua donde hirvieron estos animalejos. Riquísimo!

Un ejemplo de la naturaleza que rodea a mi amiga.

Se ve que en Monção se estaban preparando para el festejo de algo.

Qué me vienen con la vida glamorosa de los pilotos!

6 años

And the deeper the love
The stronger the emotion,
And the stronger the love
The deeper the devotion.
(The Deeper The Love – Whitesnake)

From this moment life has begun

From this moment you are the one
Right beside you is where I belong
From this moment on

From this moment I have been blessed
I live only for your happiness
And for your love I’d give my last breath
From this moment on

I give my hand to you with all my heart
I can’t wait to live my life with you, I can’t wait to start
You and I will never be apart
My dreams came true because of you

From this moment as long as I live
I will love you, I promise you this
There is nothing I wouldn’t give
From this moment on

You’re the reason I believe in love
And you’re the answer to my prayers from up above
All we need is just the two of us
My dreams came true because of you

From this moment as long as I live
I will love you, I promise you this
There is nothing I wouldn’t give
From this moment
I will love you as long as I live
From this moment on

(From This Moment On – Shania Twain)

Gracias, mi amor.

Foto-huevadas

Esto pasa porque hay cámaras digitales. Antes una se cuidaba de no sacar muchas fotos porque había que pagar por cada una que revelara, o pasaba que querías inmortalizar un momento y después te dabas cuenta de que había salido muy borroso, muy brillante o no se veía nada!

Bueno, todo éso es historia. Ahora una saca cualquier huevada o no, y al instante puede ver qué tal salieron las fotos. Genial.

Uso. Y abuso.

Les muestro algunas foto-huevadas con una pequeña historia:

Esta habrá sido la primera foto-huevada que sacamos, allá por el 2003. Se acuerdan del desafío Ace? Nosotros lo hicimos. He ahí los resultados.

La primera foto que sacamos en París. Bajamos del tren, fuimos a la estación de subte y vimos este poster de una obra de teatro.

3 de setiembre 2006. Estadio Emirates. Lo estrenaron con el partido Argentina-Brasil. Perdimos 3-0. Esta es la entrada.

Cerca de donde vivíamos antes, durante el Mundial 2006. Este edificio colgó la bandera de Inglaterra de todos los balcones.

A mí me encantaba mi trabajo como recepcionista pero tenía que ver ésto cada vez que iba al baño! Yo protestaba, preguntaba y re preguntaba cuándo iban a venir a limpiar y nada. Hasta que saqué fotos de los baños de hombres y mujeres y me fijé en internet dónde denunciar. Les dije que corría peligro mi salud si eso seguía así entonces me prometieron que al otro día iba a estar limpio. Al otro día llegué y estaba igual. Les dejé una carta citando las razones y dejando el sitio web de las leyes sobre la higiene en el lugar de trabajo y me fui. Y que regresaría cuando estuviera limpio. Me llamaron y me prometieron que iba a estar limpio. Volví y al otro día había una chica limpiando.

Quisiera hacer una aclaración: No crean que porque ven esta foto, todas las oficinas son así. Yo trabajaba en un college, digamos, especial.

Laje tenía razón!

Un mapa para niños que vimos en un negocio en Greenwich. Qué hace un dibujo de un torero en el norte de Argentina!?!?! Tal vez en la época de la colonia haya habido corrida de toros en esa zona pero este dibujo no es el reflejo de que supieran este detalle!

Unos muffins de coco que hice para un compañero de trabajo que se iba. Hice tres docenas, esto es una muestra.

Cuando el otro día me llegó el pedido de Tesco, me puse a guardar todo y veo que todo esto no lo había pedido. Me fijo en la factura y no estaba facturado. Llamo a la empresa y les digo que el delivery me dejó cosas de más, que cuándo las podían venir a buscar. Me dijeron que iban a ubicar al de la camioneta y me decían. Me llamaban que no lo podían ubicar. Les dije que yo estaba todo el día, así que me daba lo mismo la hora que llegaran. A la hora me llaman y me dicen que siguen sin ubicarlo y que me quede con todo, que lo considere un bonus y que ellos igual se ocuparían de llevarle todo al otro destinatario. Así que aquí ven, un pastel de cereza, un paquete de tomates cherry, dos limones, un pan de molde y otro de panadería, dos frascos de aceitunas, 6 huevos, un paquete de surtido de frutas secas, un paquete de spaghetti (orgánicos, sorry!), dos jabones líquidos antisépticos para manos, un limpia baños, lavandina y un paquete de unas frutas exóticas que se llaman sharon.

Quién más tiene foto-huevadas?

Es un pájaro? Es un avión?


No… Es un zeppelin!

Uno de verdad, no lo podía creer! El otro día estaba con mi compu, para variar, y alzo la vista y veo esta cosa blanca flotando despacito.

Es un zeppelin cuyo sponsor es Stella Artois y por la módica suma mínima de 185 libras por media hora, podés ver Londres desde el aire.

La verdad, yo tendría que tomarme cientos de Stella Artois para que me convenzan de pagar semejante dinero por volar por media hora!

La página oficial aquí.

Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: