Marmota

– Ay, pero tu novia parece una marmota!
(Ex suegra, comentando sobre mi facilidad
para quedarme dormida en cualquier lado)

A lo largo de mi vida me he quedado dormida (y sin haber tomado alcohol nunca):

– En un reservado en un boliche, con el novio al lado.

– Sentada y con la cabeza apoyada sobre la mesa.

– En los viajes de ida de egresados, tanto el de primaria como el de secundaria, con todos cantando alrededor.

– En un tren en invierno, con las ventanas rotas.

– En un concierto de música de cámara.

– En recitales de heavy metal, en dos oportunidades.

– En el teatro, en dos oportunidades.

– En el cine cuando fui a ver la primera película de Harry Potter, la segunda y tercera de El Señor De Los Anillos, la última de Star Wars.

– Durante el despegue del avión, en una oportunidad.

– Durante el aterrizaje del avión, la mayoría de las veces.

Un romántico mi marido, las fotos que me saca.