Elecciones en Londres



Así, con este cartelito nomás, te señalaban que ahí se votaba.

Hace un par de años pude presenciar una elección municipal gracias a que me colé con mi amigo Jonathan, pero como escribí en ese momento, estuvo todo bien, o sea, estaba permitido.

Hoy me tocó a mí! Había que votar para intendente de Londres y para una especie de concejales municipales y concejales de Londres.

Votar no es obligatorio pero te tenés que registrar. Si te registrás y así y todo no querés votar, pues no vas.

Hace 15 días me llegó una tarjetita con un mapa que señalaba dónde debía votar.


Fui hoy a la mañana y cuando llegué le di a una chica mi boleta y me pidió que confirmara mi nombre en voz alta. Anotó mi código y un chico me dio tres boletas de tamaño carta, una de color rosa (para elegir el intendente), una de color amarillo (para elegir concejales de Londres) y una de color durazno (para elegir concejales de mi barrio). Si quieren verlas, hagan click acá.

No había cuarto oscuro, y con un lápiz debía marcar mis preferencias. Para intendente podías elegir dos, tenías tu primera opción y si querías, también podías marcar una segunda opción.

Metí los papeles (sin doblar aclaraban por todos lados) en una urna de cartón y me fui aunque tenía tiempo hasta las 10 de la noche. Igual, les comento, no cierra ningún negocio y aparte, aquí el 1 de mayo no es feriado.

Y para celebrar este día de alegría, desempolvemos nuestros tapados negros de paño que alguna vez usamos y bailemos mientras Simon Le Bon canta para todos nosotros, Election Day.