“Te quiero”

Quilmes, mayo del 2ooo (Ya pasaron ocho años!): Hermana, la mano de Gabe y yo.

Eran los 80.

Hermana y Hermano vivían en una casa con habitaciones grandes y las habitaciones de ellos eran, en realidad, una habitación enoooooorme por eso se resolvió preservar sendas intimidades adolescentes por medio de un gran ropero.

La parte trasera del gran ropero daba a la “habitación” de Hermano. Como no era muy agradable despertarse viendo madera, Hermano decidió sujetarle varias planchas de papel con tachuelas e invitar a gente amiga a que dibujara algo o escribiera graffiti.

Amiga de Hermana estudiaba Bellas Artes y era una verdadera artista, con todas las letras. (Por ejemplo, en hora libre, mientras unas chusmeaban y otras escribían en el pizarrón, ella esculpía pequeños tótems en pedazos de tiza.)

Hermano invitó a Amiga a que dibujara o escribiera. Amiga cumplió, no me acuerdo qué dibujó pero lo firmó con su nombre y con el nombre de su banda favorita.

Hete aquí que Hermano tenía Novia. Y Hermana mucho no se la bancaba.

Novia vino un día y empezó a mirar los dibujos y demás creaciones. Y uno le llamó la atención.

Preguntó: “Quién dibujó ésto?”

Amiga,” contestó Hermana.

“Y qué quiere decir ésto que escribió acá? Tecúre.”

“Significa Te Quiero en italiano,” sacó de la galera Hermana, por el sólo placer de ver a Novia montar en cólera, ponerse rabiosa y cambiar de color de tez.

Ahora, había que ser innorante, adolescente en los ochenta y no saber qué significa THE CURE!

Chapeau, nena. Este post va dedicado a vos!

Pastelitos del 25

Sí! Los famosos pastelitos de membrillo! Amasé y armé 42, yo siempre con miedo de que fueran pocos. Los disfrutamos con Bea y Florencia, su amiga que vive en Manchester.

Y como yerba no había…pues tomamos mate cocido! Qué tanto!

Los cubrí con poco almíbar para mi gusto y le puse confititos que aquí se llaman hundreds and thousands (cientos y miles).

Aquí un primer plano:


Tradición y Familia

Es sorprendente cómo las vivencias o simplemente el camino que una elige te van llevando a las fuentes y un día te das cuenta de que eso que te molestaba que te dijeran cuando eras chica (“Ay, igual que tu mamá!”) a cierta edad es motivo de orgullo.

Cómo se explica que yo, que trabajé y estudié desde los 18 años y que soy un ejemplo perfecto de lo más remotamente lejano a un ama de casa, ahora me encuentre cocinando con placer, llevando tortas y tartas a los cumpleaños y pensando en hacer pastelitos para el 25 de mayo para celebrar la fiesta patria con amigos aquí en Londres?

La respuesta está en el ejemplo que me dio mamá sin saberlo: cocinar algo rico y que te salga bien por la atención y el esfuerzo puesto es la forma perfecta de demostrar que los demás te importan. Y de que querés que te quieran.

Gilligan Recargado

Cuando era chica miraba La Isla de Gilligan encantada, me gustaba cada capítulo porque me daba la ilusión de que por fin se irían de esa isla pero siempre pasaba algo al final y allí se quedaban.

Me preguntaba cómo hacía Ginger para no repetir vestidos de un capítulo a otro y cómo El Profesor sabía TANTO como para inventar TODO lo que se necesitara en algún momento.

Me intrigaban Los Millonarios, que a pesar de vivir igual que los demás, hacían lo imposible para seguir viviendo como ricos y tomaban el té en tacita. Y adoraba a Gilligan y su inocente torpeza y no me gustaba cuando El Capitán lo retaba. Y yo quería que Gilligan se pusiera de novio con Mary-Ann.

Y un día La Isla de Gilligan se fusionó con Lord Of The Flies (El Señor de las Moscas) y dio como resultado:

No juzgo a quienes ven la serie con tanta devoción ni a los que siguen debates por foros como si estuvieran discutiendo física cuántica (Hello! Es una serie de televisión!).

Yo vi, creo, dos temporadas. Ni terminé de ver el capítulo final. Me cansaba tanto “gancho”. Tengo que reconocer que para crear misterios hacia el final y para los flashbacks, los escritores la tienen clara. Pero me dí cuenta de que Lost es éso: gancho hasta el próximo capítulo. Y flashbacks. Y ahora flashforwards.

Cuando el otro día Ale estaba viendo un capítulo y vi de ojito que Jack aparecía de traje, le pregunté “Eh! Cuándo se fueron de la isla?” y Ale me explicó lo de los flashforwards.

Ay, no se imaginan la carcajada diabólica que se me escapó! “De-ja-te-de-jo-der!” me escuché decir.

Bueh, disculpen. Pero lo que pasa es que nunca le tuve paciencia a las series. Y cuando veo algo me gusta creérmelo, que la historia que me presentan es posible.

Y ver en Lost que las chicas no tienen nunca el pelo enredado, que no se queman con el sol a pesar de ser tan blancas, que nunca les crecen las raíces negras, que el gordo siga tan gordo como cuando recién naufragaron… Ale dice que es por el misterio de la isla misma… Sí, para todo ésa parece ser la explicación.

Vieron que las casitas que armaron con ramas y juncos en la playa son perfectas y prolijas? Que siempre hay gente dando vueltas por atrás de los protagonistas? Que cada vez hay más protagonistas? Que cada vez hay más extras?

Cuánta gente viajaba en ese avión!!?!?!?!

(Oh no, tampoco me olvido de Los Otros, los malos re re malos…)

Cuánta gente vive en esa isla!!?!?!?!

Sé que los que miran la serie son casi devotos. No quiero ofender a nadie, les comento, estoy abriendo el paraguas. Yo simplemente describo lo que me produce Lost.

Habiendo visto la serie por dos temporadas para mí fue suficiente para llegar a la conclusión de que las series largas, problemáticas, complicadas porque sí, no son lo mío. Prefiero leer un libro.

Resumiendo: (clickeando los nombres se accede a las fotos)

Gilligan y/o Hurley

El Capitán y/o Jack

El Profesor y/o Locke

Mary-Ann y Ginger juntas: Kate

Los Millonarios y/o matrimonio de los coreanos Jin y Sun

El examen

Día: Jueves 15 de mayo

Lugar: Westminster Kingsway College

Horario: de 3 a 8 pm

Examen: Final Práctico

Evaluación:

12 bollos de pan blanco (preparar levadura, levar, amasar, levar, formar los bollos, levar y hornear)

1 tarta de frutas (hacer y amasar la masa, hacer la crema pastelera y decorar)

1 Victoria Sponge (dos bizcochuelos pequeños, hacerlos sandwich con crema y mermelada y decorar con azúcar impalpable)

5 postres Charlotte (armarlos, preparar la compota de manzana y la salsa inglesa y emplatar dos con dicha salsa)

4 crème brûlées (presentar 2 emplatados)

Resultado:

Todo venía bien, yo veía que los tiempos me daban, me había organizado divino pero no pude con mi torpeza y destruí con mis dedos la masa de la tarta de frutas. Tuve que hacerla otra vez! Eso me atrasó bastante.

Como pude me fui recuperando, y cuando llego al último, los crème brûlées, los ubiqué mal cuando los saqué del horno con mis manos temblorosas y se me cayeron a la piletaaaaaaaaaaa!!!

Ya para ese entonces estaba agotada, cansada, las piernas apenas me sostenían y ya no me importaba nada.

Nota Final: No lo sé todavía!!!

De todas formas, algo agradable sucedió.

Cuando fui a la otra cocina, la de los chefs, a buscar un plato, veo que había una cámara de televisión y me encontré frente a frente con ÉÉÉÉÉÉLLLLL!!!!

Casi me muero! Y yo sin mi cámara!!!! Qué naba!

I just called…

– Buenos días. Se encuentra el encargado de maquinarias?
– Pues no en este momento. Quiere dejarle un mensaje?
– No, está bien, llamo más tarde. Por quién tendría que preguntar?
– Tú llama que te cojo yo y te paso.


– Buenos días. Se encuentra el encargado de maquinarias?
– Eh? Oye, ven, ven, escucha cómo habla esta tía…


Hacen 3 semanas que empecé a trabajar en un call centre gracias a Alita que me alentó a que lo hiciera. Tuve dos pequeñas entrevistas, una en inglés y otra en español y un entrenamiento de dos días.

Me gustó la idea de trabajar allí porque uno puede elegir los días para ir así que como este es un año de viajes, me viene bien.

La primera semana llamaba a España y tenía diálogos parecidos al de los comienzos, aunque el segundo fue lo que le pasó a una chica y luego me tocó llamarlo a mí mientras escuchaba risitas estúpidas del otro lado del teléfono.

Yo pensaba que con lo calentona que soy un trabajo así me iba a poner de peor humor, pero no, la verdad, hay gente que te contesta mal, otra bien, pero esto es un trabajo y como no los conozco, yo sólo leo un libreto que tengo en la pantalla de la compu y ya.

Creo que también ayuda el hecho de que no es venta, sólo se trata de encuestar gente sobre algún tema en particular. Algunos se prenden y otros no.

A partir de la segunda semana y desde entonces, llamo a EEUU. Y me gusta porque, por la diferencia horaria, entro a trabajar a las 2 de la tarde y salgo a las 10 de la noche.

Ah…(suspiro) Cómo venir cansada si mientras espero el colectivo puedo girar mi cabeza y tener esta vista…

Entonces me levanto tipo 9 de la mañana, desayuno tranqui, voy al gym, almuerzo, leo y escribo un poco y ya me voy a trabajar. Llego a casa a las 11 con energía suficiente para cocinar, mirar un poco de tele y a dormir!

De esta forma yo disfruto más el día. A mí, por lo menos, me rinde más.

La gente con la que trabajo es muy interesante, hay de todos los países, muchas argentinas y españolas e italianas, ingleses, de todo.

El clima es informal y distendido. Así que por ahora, lo estoy disfrutando.

8 canciones que me levantan el ánimo

Elvis está vivo?

Rod me invitó otra vez y no me pude negar.

Los nombres de las canciones dan acceso al correspondiente video.

El orden no tiene que ver con mi preferencia. Las fui anotando a medida que me acordaba.

1. Every Little Thing She Does Is Magic, The Police.

(Si llegara a escuchar esta canción en mi casa o en alguna otra de confianza, soy capaz de ponerme a bailar igual que ellos a partir del minuto 2:52!)

2. Beautiful Stranger, Madonna.

3. Elevation, U2.

4. Let’s Go Crazy, Prince.

5. Summer Nights, John Travolta & Olivia Newton-John.

6. The Right Thing, Simply Red.

7. Rebel Rebel, David Bowie.

8. Just Like Heaven, The Cure.

Snif! Me quedaron como un millón afuera de la lista!

Elecciones en Londres



Así, con este cartelito nomás, te señalaban que ahí se votaba.

Hace un par de años pude presenciar una elección municipal gracias a que me colé con mi amigo Jonathan, pero como escribí en ese momento, estuvo todo bien, o sea, estaba permitido.

Hoy me tocó a mí! Había que votar para intendente de Londres y para una especie de concejales municipales y concejales de Londres.

Votar no es obligatorio pero te tenés que registrar. Si te registrás y así y todo no querés votar, pues no vas.

Hace 15 días me llegó una tarjetita con un mapa que señalaba dónde debía votar.


Fui hoy a la mañana y cuando llegué le di a una chica mi boleta y me pidió que confirmara mi nombre en voz alta. Anotó mi código y un chico me dio tres boletas de tamaño carta, una de color rosa (para elegir el intendente), una de color amarillo (para elegir concejales de Londres) y una de color durazno (para elegir concejales de mi barrio). Si quieren verlas, hagan click acá.

No había cuarto oscuro, y con un lápiz debía marcar mis preferencias. Para intendente podías elegir dos, tenías tu primera opción y si querías, también podías marcar una segunda opción.

Metí los papeles (sin doblar aclaraban por todos lados) en una urna de cartón y me fui aunque tenía tiempo hasta las 10 de la noche. Igual, les comento, no cierra ningún negocio y aparte, aquí el 1 de mayo no es feriado.

Y para celebrar este día de alegría, desempolvemos nuestros tapados negros de paño que alguna vez usamos y bailemos mientras Simon Le Bon canta para todos nosotros, Election Day.

Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: