Mi comercial favorito

A pesar de que no se trate de un gatito.

Fíjense que el perrito canta la misma canción durante el comercial pero cuando no está en el auto le cuesta un poquito…