Exposición Gourmet


La semana pasada tuvo lugar la exposición denominada “Hotelympia” que abarca el tema catering y hotelería, incluyendo todo lo intermedio que se imaginen que hay entre estas dos clases de industrias.

Fue en un lugar denominado ExCel Exhibition Center que, para que tengan una idea, es como 4 veces más grande que La Rural. Monstruoso!

Aprovechando que tenía las entradas gratis (las podías pedir por internet y no pagué £30!) fui el domingo, lunes y miércoles.

Qué lindo visitar cada stand, hice mil quinientas preguntas de cualquier cosa (heladeras de exhibición, cocinas industriales, cuchillos de cerámica… qué se yo!) y me traje quichicientos folletos y revistas.

Aparte con todo lo que te daban de probar (te tenías que bancar por ahí un discursito del producto y simular interés y hacer alguna que otra pregunta) no necesitabas almorzar!

Pero además había exhibición de comida en categorías, por ejemplo, tortas, tortas de bodas, postres, petit fours, postres, esculturas varias, etc. Todo lo exhibido había sido hecho por alumnos avanzados de diferentes colleges y estaban ahí para ser calificados.

En otros pabellones habían otros concursantes que cocinaban al mismo tiempo y luego eran calificados también.

Lo bueno es que en estos lugares se fomenta el llamado “networking” o sea, te ponés en contacto con gente que esté en eso y vos también te hacés conocer, etc. Dejás tu cv, te hacés la importante, hacés preguntas, no sé, lo que se te ocurra.

Les dejo algunas fotitos en cada categoría.

Postres:




Esculturas:

(Personalmente, no me agradan mucho las esculturas comestibles. Desde chica tengo tan marcado a fuego – gracias, pá!- que no se debe jugar con la comida, que me causan un poquito de rechazo…)

De caramelo



De grasa (puaj!)


De chocolate:


Petit Fours:



Tortas:







Torta de casamiento para metaleros!

Les gustó? De lo que vieron, qué les gustaría hacer ustedes mismos?

Temblor en Londres

Despiértame cuando pase el temblor
(Cuando Pase el Temblor – Soda Stereo)

Anoche me desperté muy de repente y empecé a los gritos moderados “Ale, se mueve la cama! Se mueve la cama!” y Ale, medio dormido, me contesta “No, no se mueve” y dio media vuelta y siguió durmiendo.

Medio agitada, volví a dormirme.

Hoy cuando me desperté le comenté a Ale “Tal vez tuve palpitaciones, por eso me desperté asustada…”

Pero después, leyendo las noticias online, descubrimos que lo que yo había sentido era real! Lo que sentimos fue una réplica del temblor que hubo al norte de Inglaterra. Y como nosotros vivimos en un quinto piso al lado del río, entonces resulta lógico pensar que lo que me despertó fue, efectivamente, la cama que se movía!

Aquí y aquí tienen unos artículos interesantes.

Oh, me recordó algo que me pasó en México y lo pienso contar en otro post! Pero ahora les dejo el video de Martika (Quién se acuerda de ella?) alusivo a lo que sucedió anoche:

I Feel The Earth Move (Siento que se mueve la Tierra)

Qué ochentoso! Mientras lo bailo, me siento de 16 otra vez!

Abbey Road

Obvio, fue uno de los primeros lugares que visité al poco tiempo de venir a vivir aquí.

Para llegar a Abbey Road, la estación de subte más cercana es St. John’s Wood. Tiene un pequeño negocio a la salida donde cualquier fanático serio de los Beatles se gastaría todo! Las cosas que hay son divinas y uno no puede dejar de babearse.

La verdad, no lo podía creer. Crucé la calle varias veces y no era la única. Costó sacarme la foto yo sola! Siempre había alguien más!

Abbey Road es un cruce peatonal señalizado por dos postes de luces y esto indica que todo conductor tiene la obligación de parar si ve que va a cruzar un peatón.

Me acuerdo que había un chico japonés que se acostó en el medio de Abbey Road y así le sacaron una foto… Unos santos los conductores, se imaginan si hubiera una calle tan “sagrada” en Argentina? Pobre japonés, no cuenta el cuento!

Pero, claro, lo más divertido es si vas con amigos, sobre todo si son cuatro, y cruzan en fila india. Quién se saca los zapatos para ir descalzo como Paul?

(Si comparan la foto que me saqué con la original de los Beatles se darán cuenta de que el cruce fue corrido unos metros.)

Ahí nomás está Abbey Road Studios, con sus paredes blancas pero llena de graffiti que dejan los turistas, en todos los idiomas. Cada tanto las pintan de blanco, borrando lo anterior.

Se ve gente muy loca también, pero creo que entre beatlemaníacos nos entendemos porque, sinceramente, emociona estar en un lugar así.


Les gustaría “experimentar” Abbey Road? Clickeando acá van a poder verla live, a través de la cámara que la enfoca permanentemente. La cámara enfoca desde Abbey Road Studios. Si ven bien, hay una especie de monumento en el medio de un cruce de calles, ahí se para todo el mundo para sacarse la foto.

Algún gustito me tenía que dar!

Mi primer amor

Me inspiré, che. Les gusta mi dibujito? Soy yo, a los 10.


Un día, a los 6 años, vi en la vidriera de un negocio un libro de tapas violetas con un dibujo de una muñeca y con el título “Las Poesías de Mari Pepa”, escrito por Alejandro Cifra. Le pregunté a mi mamá si me lo podía regalar para mi cumpleaños y eso hizo.

Fue mi primer libro, mío mío, y lo leí hasta el cansancio, aunque siempre me gustaba releer las primeras dos páginas que eran prosa, contando la historia de Mari Pepa.

A partir de ese momento, los libros para mí fueron sagrados. Me hice más extremista cuando una maestra de tercer grado profesaba que los libros no se escriben ni se cortan.

Cuando comencé a estudiar inglés, la biblioteca del instituto no sólo contaba con libros en ese idioma, sino en castellano y de todos los niveles. Fue así que durante los 10 años que estudié allí, sacaba libros prestados o bien iba como dos horas antes de empezar la clase y me quedaba leyendo…

Y, sí, amigos, tiene un por qué, traigan al psicólogo: Si me pidieran que describiera a mi viejo en una imagen, diría “leyendo”. Si me pidieran que describiera a mi abuelo en una imagen, diría “leyendo”. Con el agregado de que cada vez que iba a visitar a mi abuelo me inundaba el olor a libro de páginas marrones que emanaba de su biblioteca.

Ese olorcito aún hoy me emociona encontrarlo en los libros viejos ya que me recuerda a él.

Cuando voy a la casa de alguien, lo primero que miro es los libros en la biblioteca. Y si entro en confianza, saco alguno, lo hojeo, pregunto cosas al respecto, etc. Sean del tema que sean.

Tuve épocas con los libros: Durante la adolescencia leía novelas que me prestaba Araceli, esas novelas para adolescentes; también leía libros cristianos que me prestaba la hermana Marisa del colegio, que, se imaginarán de qué temas trataban además del tono moralista, pero bueh, no está demás leerlo cuando tenés esa edad.

Después me agarró una etapa mística y leía el Nuevo Testamento!

Y cuando empecé el profesorado no me permití leer más en castellano ya que tenía que aprovechar al máximo la oportunidad de expandir más mis conocimientos del inglés. Así que todo lo que leía eran clásicos, sobre todo Charles Dickens que adoro, adoro y adoro!

Así seguí hasta hace unos años cuando me vine a vivir aquí. Ya que estoy acá, me dije, aprovechemos para leer algo más contemporáneo. Entonces empecé a leer novelas en tono de humor pero empecé con una biografía de la reina actual y de ahí sin escalas hasta leer biografías y libros de historia! No puedo parar!

Yo creía que leía poco, pero contando, tanto en el 2006 como en el 2007 leí 9 libros en cada año. Es mucho? Es poco?

Hace muchos años, cuando me hice socia de la biblioteca del instituto donde había estudiado inglés (esta vez siendo alumna del profesorado) pregunté si de casualidad tenían mis tarjetas de cuando estudiaba allí. La buscaron pero no las encontraron. Una lástima. En ellas estaban anotados todos los libros que yo había leído desde los 8 a los 17 años.

Otro tracito de historia que se perdió.

8 cosas que quiero hacer antes de morir

I’m alive
I’m being born
I just arrived, I’m at the door
Of the place I started out from
(All because of you – U2)

Tomo la posta de Wishi (otra que me memeó) y aquí me pongo a cantar:

– Salir en la revista Noticias, en la sección “Emprendedores”.

– Almorzar con Mirtha Legrand de Tinayre. (Ya participé como concursante en el programa de la Su, me falta la Chiqui antes de que se muera ella!)

– Pintar un cuadro.

– Cantar en un karaoke. (Y que todos me aplaudan y me mientan que canto bien)

– Aprender a estacionar y a dar marcha atrás.

– Ir a Egipto.

– Organizar una mega-fiesta en un salón, con todo, para festejar nada pero reunir a toda la familia y bailar, bailar y bailar!

– Diseñar y preparar un buffet froid y la mesa dulce yo sola e invitar a varios a comer British-style.

Le paso la posta a Gerar, a Rod y a María. Pero si no los incluí en esta posta, dejen sus deseos en los comentarios!!!

De todas formas, les aclaro, yo nunca me voy a morir, así que esta lista la hice para quedar bien con la Wishi.

Oral y Escrita

I could be wholesome
I could be loathsome
(Grace Kelly – Mika)

Aprendí mi lección: Uñas cortas conservan la amistad.

Cuando uno lee, no sólo se informa sino que interpreta. Y al mismo tiempo, uno lee e interpreta con esa vocecita interior que todos tenemos y le da vida al texto. E imaginamos el tono de voz y las expresiones en la cara de quien escribió algo y procesamos todo eso de tal forma que lo que leemos nos puede caer bien o no.

Yo hablo hasta por los codos y gesticulo mucho y muevo las manos, la cabeza, hablo en voz alta, y andá a saber qué otras monerías hago.

Para que te des una idea, una vez una amiga me presentó el novio y a los 5 minutos de haber empezado a hablar no sé qué estaría contando pero levanté las manos y le clavé toda mi uña al pobre santo, en el ojo! Se tuvo que ir al baño a chequear que todavía tuviera córnea!

Y ésto a qué viene? A que yo muchas veces escribo como hablo, por eso te encontrás con muchos signos de admiración, muchas letras repetidaaaaaaaas, muchas comas, pocos puntos.

Porque quisiera hacerte leer un texto vívido, lleno de “gestos” para que no te parezca chato.

Pero, después mi querido/a, como lo interpretes vos, yo ahí ya no tengo nada que ver.

Si hay algo que te cae mal, échale la culpa a tu imaginación.

A la palabra oral se la lleva el viento. A la escrita, tu interpretación.

San Alejandro

But I believe in Love
And I know that you do, too.
And I believe in some kind of path
That we can walk down, me and you.
(Into my Arms – Nick Cave & The Bad Seeds)

Yo también, Ale. Gracias por esta sorpresa.

Celebrity Boyfriends

Through the storm we reach the shore
(With or Without You – U2)

Durante mi juventud (que ya se va terminando) y antes de conocer a Ale, he tenido novios, amigovios, flings (me encanta esa palabra, me gusta más que affaires) y cada uno aportó lo suyo a mi anecdotario y memoria.

Ale sabe casi todas mis aventuras divertidas y le causan gracia! A veces se acuerda de cosas que le conté y me tengo que bancar que me cargue todavía!

Los recuerdos, a la distancia y en el tiempo, resultan agradables y hace poco me dí cuenta de que muchos se parecían, físicamente, a algunos celebrities.

Obviamente no los voy a nombrar con su nombre verdadero ni voy a dar más detalle que dos o tres cosas. Tampoco voy a aclarar si fueron novios, amigovios, blah, blah, blah. Ni tampoco voy a describirlos en orden de llegada a mi vida.

Pues entonces, aquí algunos de ellos, todos en una misma bolsa, ordenados por nombre alfabéticamente.

A David Coverdale lo conocí en Cuba. Se ve que le agarró fuerte porque a los dos meses lo tenía en mi casa! Era un alemán raro, iba al supermercado con mi viejo, creo que fue lo más lisérgico que habrá sucedido en mi barrio: un tipo de dos metros que no hablaba castellano comprando salames!

Donny Osmond me daba la impresión de ser, justamente, Donny Osmond. Pero cuánto una más conoce a una persona, dicen, más quiere a su perro… Bueno, en mi caso, yo en esa época tenía gato, así que terminé valorando más a mi gatito.

Ay, qué lindos recuerdos tiernos tengo de Gustavo Cerati y todo su familión! Vi crecer a sus hermanos, a sus primos, qué linda esa época!

Al loco lindo de Mex Urtizberea lo conocí en New York, en un colectivo, los dos nabos hablando en inglés hasta que nos dimos cuenta de que ambos éramos argentinos! Cuántas aventuras! Cuánta cultura! Pero como diría El Groncho “Qué caráter putrefatto!”

Ross Geller era así, bien Ross, alto, modelito, adoraba mirarse en el espejo, se peinaba con mucho gel, igual que Ross, y era serio, formal y durito… igual que Ross!

Y ustedes, queridos/as amigos/as, han tenido algún/a novio/a parecido/a físicamente a algún celebrity? A quién?

De parte de Omar

The only baggage you can bring
Is all that you can’t leave behind.
(Walk On – U2)

Mayo 2004. Recién llegada a Ealing.

Omar me memeó (suena horrible, si) y he aquí su planteo:

Decí tres cosas que siempre llevás en la maleta cuando vas de viaje y una que te gustaría llevar y no llevás casi nunca. Tenés que explicar el por qué de las tres cosas.

Y he aquí mis respuestas:

1- Ropa interior, medias, ropa, zapatos, blah, blah, blah, obvio.

2- Mi diario íntimo, aunque muchas veces va en el equipaje de mano junto con el libro que esté leyendo en ese momento.

3- Un sombrero si voy a un país con mucho calor o bufanda y guantes si voy a un país con mucho frío.

Lo que me gustaría llevar es música para escuchar pero no tengo paciencia, ni me calenté en comprarme un iPod porque siempre odié los Walkman (ok, no es lo mismo, ya lo sé!) y, para qué, si no bien me siento en el avión, empiezo a roncar como un tronco!

Pancakes Day

Argentinas, a los panqueques!

Hoy es Pancakes Day, o sea el Día de los Panqueques, que se festeja el primer día de la Cuaresma (en inglés, Lent). Acá la gente tiene por costumbre “sacrificar” algo durante la Cuaresma, por ejemplo, algunos prometen no fumar, otros no comer dulces, etc. (Todavía no conocí a nadie que prometiera no beber por 40 días!).

La costumbre de hacer panqueques aparentemente viene de que como durante los 40 días de Cuaresma los cristianos tienen que ayunar, entonces trataban de usar todo lo que no podían comer, por ejemplo, leche, manteca y huevos, hasta que sea Pascuas.

El día de hoy se llama Shrove Tuesday. Shrove viene de shrive que significa “confesar todos los pecados”.

Gracias a Bea me enteré de esta costumbre y entonces decidimos reunirnos y yo propuse poner mi casa y cocinar los panqueques. Las chicas (todas argentinas) trajeron los ingredientes, todo muy rico: frutillas, moras, Nutella y dulce de leche.

Empezaron a venir a partir de las 5 y media y fue un cotorrerío divino! Me encantó tener mi casa con tanto jolgorio, la pasamos re-bien!

Como pueden ver en la foto, no hay ningún panqueque a la vista!

Gracias chicas por venir!

Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: