Alicia La Pastelera

En setiembre del año pasado comencé el curso Certificate for Pastry Cooks & Patissiers ya que haber empezado en la bombonería trajo aparejado el darme cuenta de que yo, que creía saber algo, pues no sabía nada. De nada!

Y decidí entonces anotarme en este curso en tan afamado lugar, el Westminster Kingsway College, donde entre otros, estudió Jamie Oliver.

El proceso de selección era bastante extenuante, no por lo que te pudieran preguntar; para mí lo fue porque quedé condicional, iban a ver mi caso con más detalle, porque sólo toman a personas que estén trabajando en algo que tenga que ver con catering y las vacantes eran limitadas. Yo recontra recalqué que estaba como aprendiz en una bombonería. Y me dijeron que esperara.

Cuando a los pocos días veo que el título del mail era “Felicitaciones”, no lo podía creer! Me sentí la persona más dichosa del mundo y lo desperté a Ale para contarle.

Soy feliz estando en el college, aprendemos muchas cosas, es un edificio muy grande y tiene cocinas enooooooormes, siempre hay olor a algo rico y nosotros estamos en la cocina pastelería.

En la cafetería del college con algunos de mis compañeros.

El chef se llama Mr Loder, la primer clase me sentí perdida: no le entendía nada. Pensaba “Qué está diciendo este tipo!” y luego me dí cuenta el por qué: es australiano y el acento es muy diferente. Ahora nos acostumbramos, digo “nos” porque éramos varios los que no le entendíamos.

Mr Loder explicando y mostrando cómo se mezcla para hacer friands.


Las clases empiezan a las 3 de la tarde, la primera hora es teoría y repaso de lo aprendido y luego, hasta las 8 de la noche, a la cocina.

Ahí es “sálvese quién pueda” porque vos vas y te buscás los bowls, los tachos, las espátulas, lo que necesites y te ponés a trabajar. A veces lo que hace el chef es mostrarnos algún paso en particular que requiera nuestra atención pero después nos la tenemos que arreglar nosotros.

Igual tenemos todo, cualquier tipo de ingredientes que necesitemos y, además, hay hornos, batidoras, heladeras y lo que te imagines, re profesionales.

Hoy aprendimos a hacer muffins, brownies y friands. Estas son unas masas húmedas.

Con Daiva, mostrando la fuente de brownies que acabamos de hacer y al lado, los friands.


Ya aprendimos a hacer pan, doughnuts, éclairs, carrot cakes, tarteletas, qué se yo!

Les dejo la receta de unos muffins bien ingleses.

Me gustaría que los hicieran y me contaran cómo les salieron:

Tiempo de Cocción: 20 minutos aprox.

Temperatura para hornear: 180 grados C

Ingredientes:

400g harina
220g azúcar
20g polvo de hornear
2g sal
120g manteca
120g huevos (3 a 4 huevos)
220g leche

(si, gramos! Pesamos los huevos que en realidad sacamos de “cartons”, o sea, para los reposteros se venden huevos líquidos en cartón. Y también pesamos la leche.)

Procedimiento:

– Mezclar los ingredientes secos y, si se quiere, tamizarlos.

– Mezclar la manteca y el azúcar hasta lograr una crema. O sea, la manteca a temperatura ambiente.

– Mezclar los huevos y la leche y agregarlos a la crema. Homogeneizar, como se dice ahora. Antes era “mezclar”

– Agregar de una, los ingredientes secos. Mezclar todo bien y no estar mucho tiempo revolviendo porque si no, se empieza a formar gluten y ésto hará que no se leve la mezcla.

– Poner en pirotines y meter en el horno.

– Sacarlos cuando los vean blanco-dorados, dejar enfriar y comer!

Y como yapa, les dejo esta receta que se me ocurrió hoy ya que a Ale le cae mal el tomate y yo tenía ganas de comer pizza.

Mi receta se llama Ciabattalicia

Ciabattalicia

– Trituré ajo, perejil y unas hojas de albaca y luego les agregué dos cucharadas de aceite.

– Unté las ciabattas con eso y las metí en el horno.

– Mientras, freí cebolla y morrón.

– Cuando estuvieron listos, saqué las ciabattas, les puse lo que freí antes encima y volví a meterlos en el horno.

– Ya tenía unos hongos (frescos, no de lata) fileteados y los freí con muy poquito aceite en una sartén de teflón, así que no se pegaron pero quedaron doraditos.

– Cuando los hongos estuvieron dorados, saqué las ciabattas, los puse arriba y encima mozzarella.

– Al horno y al estómago!

Buen provecho!

Chocha

Chocha Warhol by Alicia

Mi gata es lo más, adoramos a Chocha.

Quienes tengan una mascota desde hace mucho comprenderán, entonces, este post-homenaje.

A veces trato de ser más racional y de “prepararme”, mi gatita no va a estar para siempre con nosotros pero mientras tanto, a la distancia, igual la idolatro.

Hacen ya 14 años que me enteré por una amiga de mi hermana ( en ese momento Mari todavía vivía) que su gata había tenido gatitos y que uno era negro. Yo dije inmediatamente “Ya lo quiero” y “lo” fui a buscar.

Chocha resultó gatita y desde el primer día mostró su personalidad felina, nunca ronroneó, no le gustaba estar aúpa, comía lo que quería ella y dormía donde se le antojaba.

Y sigue igual.

Las vidas de mis padres transcurren alrededor de esta “nena” (así la llaman ellos) y son sus esclavos: en mi casa, el maullido de Chocha es ley.

Gatita: hoy es tu cumple, como gata negra que se precie, naciste un día 13 y ya tenés 14 años.

Felicitaciones.