Prince, The Artist

Sí! Qué regalo de aniversario de casados!

Fui a ver a Prince!! Digo “fui” porque Ale me acompañó, se lo bancó, sacó fotos y se negó a bailar. Pero la pasamos muy bien. Con la entrada te regalaban su último CD.

Qué se puede decir de este tipo más que genio, showman, artista? Nada más.

Prince no es sólo el autor de “Nothing compares 2 U” ni de “Maniac Monday” ni de “Purple Rain”. Es más que éso: es funk, es soul y es pop. Todo eso muy bien combinado.

Prince está más allá del video “Cream” que es, creo, el único que recuerdan los hombres y por el cual le darían algún crédito…(por la bailarina)

Al que frunza la nariz, le invito a escuchar un CD completo de Prince y se darán cuenta de que pocos artistas componen con los matices con que lo hace él.

El recital fue en el O2, el estadio antes conocido como “Millennium Dome”. Decir enorme es poco.

Pasen y vean:

Acá llegando al estadio. No sé qué se supone que es eso, pero había varios círculos por cuyo centro brotaba agua y humo.

La entrada al estadio.

El hall.

Eso encerrado en un círculo es…

…un ser humano!

Yo no te sé decir qué es todo eso, pero en ningún recital jamás vi tanto!

Ven esas mesitas violetas? Ahí se sentaron unas personas (serían VVIP o contratados?) y durante un tramo del recital, fueron todos invitados a bailar… sobre el escenario!!!

El escenario, una yeguada.

Él.

Sí, así chiquito y flaquito como lo ves, es un showman de aquéllos. Cantó sólo los grandes éxitos y un par de temas acústicos con la guitarra, él solito, una ternura. En general, fue muy “jazzero” el recital, hubo disco, funk, pop del bueno, obvio y verdadero soul.

Las chicas del coro eran dos, muy onda setenta una con afro y pantalones bien ajustados y dos bailarinas que eran recontraprofesionales. Bailaban bárbaro.