Johnny Depp


Ni se imaginan!

El viernes pasado fuimos a las 12 de la noche a una librería a comprar el nuevo Harry Potter. Creo que fuimos más para chusmear cómo es un acontecimiento de esa naturaleza. Había bastante gente haciendo cola, luego cuando se hacía la hora empezaban a corear “Harry! Harry!” y a las 12.01 abrieron las puertas y dejaban pasar de a pocos.

PERO…

El sábado fuimos a pasear y paramos un ratito en Leicester Square a tomar un helado y noto que la placita que está en el medio estaba siendo decorada con golosinas gigantes (de plástico, obvio) y estaban poniendo un escenario…y se me prendió la lamparita: “Claro! se está por estrenar Charlie and the Chocolate Factory! Con Johnny Depp!”, Ah, me dije, ésta vez no me lo pierdo.

Me perdí a Tom Cruise en la premiere ahora para el Johnny vengo como sea!

Les pregunté a los de seguridad y me dijeron que la premiere era el domingo, o sea, al otro día a las 4 y media de la tarde.

Por supuesto que fui, me fui metiendo de a poquito entre toda la gente y chicas que estaban ansiosas, gritaban algo, pedían por favor a los actores que les firmaran…hasta que apareció EL y fue un revuelo bárbaro. Gritaban como locas pero cuando él comenzó a firmar autógrafos se calmaron un poco. Y así se fue acercando hasta donde estaba yo, sin lapicera ni papel pero con mi cámara y con el zoom a tope. Estaba bien ubicada, solamente había dos chicas adelante mío y ahí se acercó… flaquito, no tan alto, recontra bronceado con un traje celeste y una boina y anteojos oscuros. Simpático y tranquilo, mientras les firmaba a las chicas de adelante yo lo ametrallaba con mi cámara.

La verdad, en persona no es tan guau pero es Johnny Depp y tendría que tener una conversación con él como para que se me borre esa imagen que tengo de cuando sonrió y mostró como cuatro dientes cubiertos de oro… Qué desilusioncita…