Guerra de las Galaxias

Cómo va todo?

Acá estamos bien, yo contentísima con mis dos días de trabajo y ya tengo vacaciones! Lo que sucede es que toda esta semana hay vacaciones en la escuela y retoman la semana siguiente y siguen con los exámenes y ahí retomaría yo como “vigiladora”.

La verdad es que por lo que pude observar, a las chicas (porque fui a un colegio de chicas) las tienen re-cortitas, son re-sargentonas las profesoras y tienen recontraprohibidísimo hablar durante los exámenes; si quieren ir al baño, tienen que ser acompañadas por un “invigilator”, tienen recontra prohibido que les suene el celular. Es más, el celular no puede entrar a la clase. A los exámenes entran con cartuchera transparente y si no, los lápices sueltos.

Una cosa me causó gracia: El viernes estuve yo sola frente a una clase y justo cuando ya estábamos por empezar, entra la secretaria a traer unos papeles y yo les estaba diciendo que tenían una hora y media para hacer el examen. Entonces miré mi reloj y vi que eran más o menos nueve y doce, entonces dije, “bueno, empieza a las 9.15 (como para redondear) y termina…” y las chicas alarmadas me dijeron “no, no, mire el reloj!” Y vi, y eran 9.08. “Ah, bueno” dije” empezamos 9.08 (y mientras escribía en el pizarrón)” y la secretaria me dijo “no, ahora son las 9.09”.

Ufa! Tuve que borrar y ahí se empezó el examen. Y terminé a las 10.39 clavadas!

El jueves, después que terminaron un examen, las chicas tuvieron que ir a un lugar aparte para que no se mezclaran con otras que estaban por dar el mismo examen una hora más tarde y tuvimos que llevarlas (otras invigilators y yo) a otro salón, el de computación, para que sean vigiladas para que no hablaran por teléfono ni salieran a ver a las amigas para contarles cómo era el examen.

Así que las estuvimos vigilando, las chicas mientras tanto miraban cosas en internet, si querían ir al baño o a comprarse algo para comer, íbamos con ellas y las acompañábamos.

Este lunes es feriado nacional, no sé por qué y nosotros iremos a pasear, ayer fuimos a Wimbledon a pasear por la ciudad que es muy linda.

Hoy fuimos a Leicester Square y comimos unos helados y mañana no tenemos ni idea.

Otra cosa divertida que nos pasó fue que el miércoles a Ale la empresa le regaló dos entradas para ir ese mismo día a una función especial en un cine para ver Star Wars. Era una función para clientes y empleados de su empresa.

Muy ceremoniosos, antes de que empezara la película, habló no sé si un jefe y habló de la empresa y qué se yo, y luego, al terminar dijo “y bueno, para agradecerles que hayan venido, vamos a regalar siete sables láser y cinco máscaras de Darth Vader”.

Les cueno que los sables láser andan a pila y tienen luz de verdad y ruido cuando uno los mueve y las máscaras de Darth Vader son de tamaño real y tienen efecto de sonido como por ejemplo, la famosa respiración del malvado Darth. Los sables vienen en varias versiones, para niños y la versión para adultos es igual a los sables de la película. Estos últimos se regalaban.

Y como les iba contando, el jefe dijo, “bueno, fíjense abajo de sus asientos”. Y abajo de los asientos no teníamos nada y veíamos como otros encontraban tarjetas que decían lo que se habían ganado.

Como había algunos asientos vacíos, Ale se fijó debajo de algunos y encontró una tarjeta que decía que se había ganado un sable!

Después empezó la película y yo a los 15 minutos, obviamente ya estaba re-dormida y solamente me desperté 15 minutos antes de que terminara.

Y cuando terminó la peli, bajábamos las escaleras y a mí se me dio por mirar debajo de los asientos de la primera fila y veo una tarjetita…y era para un sable!

O sea que los dos nos volvimos a casa con un sable cada uno, dentro de sendas cajas divinas y la gente en el subte nos recontramiraba y algunos nos decían “qué bueno, yo quisiera uno”.

Otros segúramente pensarían que los compramos de grandotes inmaduros para jugar a la Guerra de las Galaxias en casa. Nada más lejos, aunque cuando llegamos, Ale le puso pilas a uno y la luz que se enciende es rojo fosforscente y hace ruidos como en la película.

Tuvimos suerte, es vedad.

Working Girl


Let the river run,
Let all the dreamers
Wake the nation.
Come, the New Jerusalem.

Ah, si, si ustedes vieron Secretaria Ejecutiva (Working girl) saben de qué se trata el párrafo.

Esa canción apareció en mi cabeza cuando salí de la agencia que me tomó para trabajar!!!! Aunque a mí siempre me gustó el personaje de Sigouney Weaver (si, la mala), yo me sentía Melanie Griffith caminando por Manhattan en tailleur y zapatillas!

Si! Conseguí trabajo!. Temporal, pero no importa; empiezo el jueves. Voy a ser una “exam invigilator”, se trata de fijarme que los chicos no se copien ni hablen durante los exámenes porque ésta ya es época.

Estaba re-nerviosa el día que me tuve que tenía la entrevista; de tan histérica, cuando me estaba limpiando la cara para maquillarme, empiezo a sentir un olor raro aunque familiar y me dí cuenta que lo que me estaba poniendo en la cara no era loción astringente, sino…quitaesmalte!

Pero cuando me tocó la entrevista estuvo todo genial!

Asi que allí estaré, en una escuela para niñas, un tanto lejos, pero no me importa!

God save the UK!

Gasoleros


Este fin de semana estuvo muy bueno, fueron unos días de calorcito y mucho sol, por suerte.

El sábado fuimos a Notting Hill y luego a Kensington Gardens y el Palacio.

En Notting Hill fuimos al mercado, mucha ropa y muchas frutas y muy lindo. Miramos y miramos y muy bien gracias.

Después caminamos hacia Kensington Gardens, ahí nos sentamos y comimos nuestros sandwiches. Ya eran como las 3 de la tarde y pensar que una semana atrás a esa hora me estaba despidiendo de mis compañeras de CAECE. (snif!)

Luego caminamos hacia el Palacio, donde vivió Diana, o sea, Kensington Palace. La entrada £12, así que nos fuimos hacia la puerta, nos sacamos una foto y dijimos que pagaremos cuando yo encuentre trabajo.

Luego fuimos a la fuente que se construyó en su memoria.

Y a casa.

El domingo, ayer, fuimos al zoo y cuando fuimos a la entrada y vimos el precio de £14, dimos media vuelta y dijimos que al panda lo vemos cuando yo encuentre trabajo. (en el zoo pagan hasta los niños, £10.75 c/u!!!!)

Luego nos fuimos caminando hasta Camden Town Market, otra feria y esta vez compramos comida griega para comer mientras nos sentamos en un puente, viendo un lago, río o lo que sea, tan inglés como marrón.

Y luego tomamos te con doughnuts (o donas o rosquillas, bah) y a eso de las 5.30 todos los puestos de comida empiezan a “rematar” y te ofrecen lo mismo de antes pero a mitad de precio. Ale no se hizo esperar y se dejó tentar por pollo conarroz y curry y no sé qué más!

Vieron cómo disfruto Londres? No me gusta así! Tenemos que cuidar cada pound, cada moneda, y nada que ver como en la época en que todos éramos millonarios y cobrábamos en dólares.

Tengan en cuenta que cada pound vale $5.75. Así que ahora entienden por qué no fui a ver al panda?

Ansiosa

Les cuento que estoy buscando trabajo a full, estoy hecha una loca viniendo de acá para allá, fijándome en internet, yendo al jobcentres, que es un lugar buenísimo para buscar trabajo porque es todo self-service. Uno va, busca en pantallitas parecidas al cajero automático, si encontró llama por teléfono desde ahí, es gratis, todo lindo.

Pero lo primero que tuve que hacer fue un curriculum profesional, acá es muy importante. Me vine a la biblioteca y ya hace 2 horas y pico que estoy: ya lo hice pero también estuve chequeando diferentes websites para trabajos y me anoté en varios.

Espero en algún momento tener suerte!

Otras cosillas que he encontrado aquí:

La basura se saca una vez por semana. Adrián, un chico argentino que trabaja con Ale y que vive abajo, la sacó cualquier día y luego recibió una multa de £50! Fue a protestar, dijo que no sabía, lo atendieron muy amablemente, pero tuvo que pagar lo mismo!

Cómo se dieron cuenta que fue él? Se ve que le abrieron la bolsa y encontraron un sobre con su nombre y dirección y clink! caja!

Tengo mi celular y ya aprendí a mandar mensajes de texto. Si, qué naba, todavía no sabía, pero ahora tengo tiempo y practicando, aprendí.

Todavía no salimos a pasear, éso lo dejamos para el finde. Tengo ganas de ir al zoo a ver el panda. Las otras veces que estuve, nunca fui y la fuente que contruyeron hace poco para Lady Di, y Notting Hill, también!

Qué gracia contar todo ésto si todavía ni fui!

Ya no hace tanto frío, aunque yo me sigo abrigando. Desde que llegué los días son de mucho sol y llueve muy poquito y por poco tiempo.

Desde la ventana de la cocina se ven los subtes y trenes, porque según en qué estación, los subtes salen a la superficie y vuelven a entrar al túnel. Eso me encanta.

Gente, prendan velas, bailen, tírenme buenas ondas, que quiero encontrar trabajo! También me anoté como telemarketer en español, a ver si tengo suerte con éso también. Es que yo quiero costearme mis propios gastos, y hacer algo!

En la casa no hay tele ni radio, o sea, un bodrio total, ni siquiera puedo estar viendo tele y seguir aprendiendo cosas! Ale creo que va a pedir una radio aunque sea.

Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: